La mendocina que cruzó a Chile en una Siambretta

 Se llama Agustina Gallardo, tiene 24 años y cumplió su sueño: cruzar desde Argentina a Los Andes en una Zanella 150 Vintage Retro Siambretta.

¡Recibí nuestro Newsletter!
Enterate de promociones, sorteos y los mejores consejos para hacer tus viajes mucho más placenteros y económicos.

Agustina Gallardo es una joven mendocina que está cursando el cuarto año de la Licenciatura en Comercialización en la Universidad de Congreso. Hablamos con ella y nos contó todos sorprendentes detalles de su viaje.

¿Cómo surgió la iniciativa de realizar el cruce en moto a Chile?

La moto la tengo hace 3 años, desde el 2014. A mi papá siempre le gustaron las motos y usaba una enduro. Un día me contó que en la agencia de un amigo había una Siambretta 150, así que fui a verla. La moto me encantó pero no me alcanzaba la plata para comprarla, entonces seguí ahorrando. Cada día que pasaba por la agencia la miraba y sentía que necesitaba tenerla, que era perfecta para mí. Algo que caracteriza mi personalidad es la convicción para lograr todo lo que me propongo. Un tiempo después, gracias a unos ahorros que me prestó mi papa y otros míos, alcancé mi objetivo. Lo miré y le dije a modo chiste "Mirá cuando cruce a Chile en esta moto".

El año pasado ya surgió la idea de realizar el cruce pero por algunos motivos lo tuve que suspender.

Lo curioso es que a la moto la trato como si fuera una persona o un bichito muy especial para mí, como si tuviese vida propia, por eso la nombré Simoneta y es mi compañera de aventuras. Al principio empecé a hacer viajes de Mendoza a Tupungato y, nuevamente, comencé pensar en cruzar a Chile.

G1323145

¿Quiénes te apoyaron y acompañaron en este viaje?

Conocí un amigo me ofreció acompañarme, ya que él tenía una camioneta que me podía asistir en caso de que Simoneta o yo no lleguemos al final del camino. Le conté a distintas marcas que pensaba realizar el cruce y comencé a prepararme. Empecé a entrenar en un gimnasio en Rodeo del Medio #302 training"y realicé ejercicios personalizados para mi objetivo: fuerza de brazos, zona media y equilibrio. También aprendí a comer sano, gracias a una dieta con la Lic. Fernanda Becerra, Red Bull me dio bebidas energizantes y Spy antiparras para el viaje.

Así fue que muchas personas me apoyaban en el viaje y me ayudaban a que este deseo sea cada vez más real.

 

IMG 0133

¿Cuándo realizaste el cruce?

El viaje lo había planeado para el 14 de octubre pero por diversos motivos no lo pude concretar. Pero no desistí y seguí entrenando. De un día para otro, un amigo, que tiene una camioneta y acoplado, me preguntó "¿Estás lista?" y en unos pocos días ya estábamos en la ruta.

El viernes 8 salí rumbo a Chile a las 11:30 a.m. La primera parada la hicimos en Potrerillos, cargué nafta, saqué un par de fotos y seguimos. La segunda parada fue en Uspallata. El camino y el paisaje fueron hermosos, pasar por túneles y caminos sinuosos fue una experiencia asombrosa. Ahí almorzamos y paré para que la moto descanse y se prepare para la subida. Algo gracioso fue que en esa YPF se juntan todos los motoqueros y estacioné a Simoneta junto a las grandes y potentes motos de ruta. Un chileno me preguntó si iba a cruzar con la Zanella a Chile y cuando le contesté que sí me dio muchos consejos y halagos: "Es la experiencia más bonita que vas a hacer y tu moto está bien bacana"

G1343317

Empecé nuevamente el trayecto y llegando a la Quebrada empezó a correr un viento extremadamente fuerte. El camino se me hizo muy duro. El viento me arrojaba hacia la banquina y me impedía manejar y, una de las primeras veces que me empujó, casi me caigo. Otro obstáculo fueron los camiones que al pasar generaban una corriente de aire que me tiraba contra ellos. Tuve que parar nuevamente y me asusté. El viento continuaba soplando y pensé que no iba a poder seguir. Me tranquilicé y recordé todo lo que había deseado este viaje y todo lo que me había esforzado para realizarlo. Comencé a andar nuevamente pero no lograba ir a más de 30 o 40 km por hora..

Finalmente llegué a la zona de la aduana Argentina. La próxima parada que realizamos fue en Puente de Inca, donde me abrigue y me coloque los pantalones de nieve y campera. Cuando era más chica e íbamos a Chile con mi familia siempre tocábamos bocina en el túnel Paso de los Libertadores, así que cuando crucé el túnel una sensación de enorme satisfacción surgió en mi cuerpo y todo lo que había deseado lo logré. Toque bocina recordando cada momento previo al viaje.

¿Cuánto duró el viaje?

El viaje en total duró 9:30 horas. Alrededor de las 19horas ya estaba bajando los caracoles. Esa sensación de bajar los caracoles en moto fue completamente hermosa, me sentí inmersa en el paisaje.

A las 20:30 llegué a los Andes y subí la moto al acoplado ya que no me estaba respondiendo bien. Continuamos hacia Reñaca. Llegar a la costa y ver a Simoneta, que es una extensión de mí de cuerpo, era totalmente increíble. Una de las mejores sensaciones que he vivido en mi vida.

Si queres contarnos tu historia de viajes escribí a mdztrip@mdzol.com 

Opiniones (4)
17 de enero de 2018 | 22:58
5
ERROR
17 de enero de 2018 | 22:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. BAH, yo en el 83 lo hice con una zanella 50 y no hice tanta alaraca
    4
  2. Re chota la historia jajaj hay varios que hicieron la misma en honda wave y no les falló nafa.. una bosta la zanella demuestra ser. Ni medio viaje hizo. .
    3
  3. Todo reee cool, para la historia y los likes del instagram
    2
  4. Tengo una Lambretta 150 cc restaurada a nueva con repuestos legítimos, impecable. Vendo, de colección.
    1