Deportes

Hamilton quiere dejar atrás el fantasma de Shanghai del año pasado

Lewis Hamilton espera no revivir el domingo en el Gran Premio de China de Fórmula 1 su pesadilla del año pasado, cuando el británico tenía el título en el bolsillo pero abandonó en Shanghai, dejando escapar la corona mundial.

Hamilton tenía una cómoda ventaja de 12 puntos sobre su más inmediato perseguidor con sólo dos carreras por disputar. Viendo el nivel de su monoplaza, le bastaba con asegurar para coronarse campeón, pero se hundió.

En lugar de controlar su ventaja, el británico quiso ganar el campeonato con brillo, y arriesgó en Shanghai retrasando al máximo su parada en boxes. Cuando estaba en cabeza, se salió de la pista al entrar a repostar, con los neumáticos destrozados.

Su última carrera tampoco fue gloriosa, con una séptima plaza en Interlagos. Kimi Raikkonen (Ferrari), ganador de las dos últimas pruebas, le superó en el campeonato y se hizo con el título.

Este año la base del escenario es idéntica: Hamilton desembarca en Shanghai en cabeza del campeonato con otros dos pilotos en la carrera por el título. Pero su ventaja es menor: Felipe Massa (Ferrari) sólo está a cinco puntos, y Robert Kubica (BMW Sauber) a doce.

Hamilton, que es el único de los tres que puede ganar el campeonato el domingo, hará todo lo posible para dejar atrás sus demonios y olvidar su final de la última temporada.

"Eso ya no me obsesiona", afirma el británico, que tiene una confianza inquebrantable. "A veces veo en internet imágenes de mi auto en la gravilla en Shanghai y me digo: No habría tenido que pasar nunca. Pero ese error me permitió aprender, avanzar. Aprendí mucho de mí mismo a final de la última temporada".

Aunque Hamilton afirma haber aprendido la lección, cometió el mismo tipo de error la semana pasada en el Monte Fuji. En la primera curva pudo conformarse con seguir detrás de Raikkonen. Su principal rival, Massa, estaba varios puestos por detrás y el británico podría haber aumentado su ventaja en la clasificación.

En lugar de eso, Hamilton intentó una frenada muy osada que le obligó a hacer un recto, perdiendo varias posiciones para situarse por detrás de Massa, con un trompo y una triste duodécima plaza como colofón final.

Afortunadamente para él, Massa también firmó una actuación mediocre, aunque el brasileño salvó dos puntos para acercarse a cinco del británico. Los dos pilotos, que nunca han ganado el campeonato, parecen sentir una cierta presión en este final de temporada.

"No se puede decir que está 50-50, tengo cinco puntos de retraso", valora por su parte Massa. "Por ahora mi atención se centra en este Gran Premio de China pero está claro que si podemos sumar algunos puntos para llegar a Sao Paulo (a la última carrera) en condiciones de luchar por el campeonato será mejor para mí y para los brasileños".

El tercero en discordia, Robert Kubica, podría aprovechar este duelo para colarse.

"Los dos tienen más que perder que yo tengo que ganar", dice el polaco. "Haré como siempre, intentar marcar el máximo de puntos y maximizar el potencial de nuestro monoplaza, que no es el más rápido sino el más fiable. Si estoy todavía entre los tres pilotos que pueden coronarse es gracias a nuestra perfecta fiabilidad".
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|05:29
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|05:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic