Investigan la muerte de un joven en el Hospital Muñiz

El padre de un joven que estaba internado en el Hospital Muñiz de la ciudad de Buenos Aires afirmó hoy que su hijo apareció muerto entre residuos patológicos y que los médicos no le pudieron explicar por qué estaba el cadáver en ese lugar, en tanto el subdirector del establecimiento dijo que se abrió una causa judicial para investigar el episodio.

Ricardo Blas Gramuglia, padre de Cristian Ricardo, dijo que su hijo "ingresó el pasado 22 de agosto al hospital Muñiz derivado desde el Argerich por una mancha en el pulmón y apareció tres días después muerto en otro pabellón distinto del que había sido internado y en el que había residuos patológicos".

Gramuglia explicó que su hijo Cristian, de 27 años, "fue atendido primero en el Hospital de Florencio Varela donde le dijeron que tenía una gripe, no le sacaron ninguna placa y lo mandaron para casa".

"Pero dos o tres días después veíamos con mi mujer que Cristian estaba cada vez peor, parecía anémico y por eso el 22 de agosto lo llevamos al Argerich donde quedó internado", puntualizó.

Señaló que "al día siguiente cuando mi mujer fue a visitar a Cristian al Argerich, le comunican que en la noche del 22 lo habían trasladado al hospital Muñiz porque salió en una placa que tenía una mancha en un pulmón".

Indicó que "fue así que fuimos al Muñiz y lo pudimos ver a Cristian en una habitación del pabellón 38 y no nos dijeron el diagnóstico porque era fin de semana"

"Lo vimos hasta el domingo a las cuatro de la tarde y se lo veía mejor, no tenía para nada un semblante de moribundo y quedamos en que su madre volvía el lunes a la mañana", explicó.     Gramuglia señaló que cuando el lunes 25 de agosto su esposa fue a visitar a Cristian "la atiende un hombre y le dice que no sabía nada de lo que pasó, le cierra la puerta en la cara y la manda a la administración, donde se entera que Cristian estaba muerto".

"Entonces me voy al hospital, el director no estaba y el subdirector en ese momento no me recibió porque una empleada dice que atiende de 8 a 12 y me mandan a ver a otra persona, que en realidad lo que quería era vender un servicio funerario", señaló Gramuglia.

Acotó que "fue ahí cuando me explican que tengo que ir a la comisaría 28 y me dicen que se abrió una causa por la muerte de mi hijo caratulada como muerte dudosa".

Señaló que "después empecé a averiguar por mi cuenta y recibo una nota, en la que me dicen que mi hijo apareció muerto en el pabellón Koch, donde hay residuos patológicos".

Gramuglia acotó que "dos días después me atiende un directivo del hospital con el jefe de Guardia, quien no me da una explicación sino que me dice que me iba a contar lo que le contaron".

"Pero un médico de guardia, al que no le tomé el nombre, me dice que mi hijo no murió por una enfermedad, sino por una cosa más fuerte", señaló.

Gramuglia acotó que pudo acceder "al pabellón Koch y que para llegar hay que bajar 40 escalones, por lo que una persona con suero no lo podía hacer y además, antes de que lo cerraran con candado, tomé fotos donde se ven hilos de sangre en el suelo". 

Señaló que "desde que murió Cristian el cuerpo está en la morgue, no recibí ninguna información más de parte de la justicia y lo que quiero es saber qué pasó, si hay responsables y darle a mi hijo una cristiana sepultura".

Por su parte, el subdirector del Hospital Muñiz, Rubén Mansini, dijo a Télam que Cristian ingresó al hospital con un cuadro de tuberculosis pulmonar y que "la ausencia en la habitación fue detectada por una enfermera cuando hizo la recorrida a las dos de la mañana".

Reconoció que el cuerpo sin vida de Cristian fue encontrado "en el pabellón Koch que pertenece a la UBA y en donde hay residuos patológicos", que está ubicado "a 20 o 25 metros" del lugar donde estaba internado el paciente.

El médico señaló que el hospital "hizo la denuncia a la policía y se abrió una causa judicial, por lo cual no tenemos el resultado de la autopsia".

Esta tarde, Marcelo Solimine, a cargo de la Fiscalía de instrucción 47, emitió un comunicado en el que aclaró que "efectuada la autopsia, surgió la necesidad de realizar una inspección ocular en el Hospital Muñiz, que fue realizada por personal de la fiscalía, junto a los parientes del fallecido y la Unidad Criminalística de la Policía Federal".

Con esos resultados y la historia clínica, la fiscalía ordenó practicar una pericia médica para responder 10 puntos específicos que permitieron  esclarecer la causa del fallecimiento, por lo que resultó "necesario hasta entonces mantener crioconservado el cuerpo del Gramuglia ante la eventualidad de necesitar materializar una reautopsia a fin de evacuar tales interrogantes", precisó el comunicado.

Según el fiscal, "esta última circunstancia -conforme los derechos que le asisten a las víctimas y sus deudos- les fue informada y explicada a los parientes, siendo que algunos de ellos han prestado declaración testimonial en la causa y se han comunicado personal o telefónicamente con la Fiscalía".

En el comunicado, la Fiscalía precisa que la pericia fue concluida el 9 de octubre, cuando se remitió la causa al Juzgado de Instrucción N› 34 para que proceda a la entrega del cuerpo y provea la solicitud de querella.

El juzgado número 34 está a cargo de Federico Salvá y la causa fue caratulada como muerte dudosa.
Opiniones (0)
23 de noviembre de 2017 | 22:47
1
ERROR
23 de noviembre de 2017 | 22:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia