La gresca entre estudiantes se desató por un problema con dos chicas

Alumnos de la escuela Beltrán reaccionaron movidos por los celos, luego de ver que dos de sus compañeras eran acompañadas por tres alumnos de la escuela 4-226, entre los que estaba Nicolás. Eso fue lo que inició la discusión, pese a que un hermano de la víctima dice que fue por una camiseta que llevaban. Desde la DGE confirmaron que el agresor tenía problemas de adaptación.

Fuentes de la investigación confirmaron que la riña entre alumnos de la escuela Fray Luis Beltrán y de la escuela 4-226 –ambas de la Quinta Sección- tuvo su inicio cuando tres chicos del segundo de los colegios –entre los que se encontraba Nicolás (14)- circulaban por calle Belgrano acompañando a dos chicas, alumnas de la otra escuela involucrada. Esta situación fue advertida por un grupo de alumnos de la escuela Beltrán quienes, enfurecidos, comenzaron a insultar a los varones, discusión que luego se fue a las manos cuando increparon a los tres menores y les asestaron algunos golpes. Y si bien este fue el inicio de la batahola, no fue precisamente en este momento cuando estalló la peor parte de la gresca.

Uno de los menores agredidos logró zafar a los golpes y, como pudo, corrió hacia su escuela –ubicada en calle Paso de los Andes y Lamadrid- y allí buscó a sus compañeros, a quienes les contaron lo que había sucedido minutos antes. Eran cerca de las 14 y, en patota, partieron hacia la esquina de Colón y Belgrano –a menos de una cuadra de la escuela Beltrán-, donde la veintena de chicos continuaban peleando. Y allí la situación se tornó aún más violenta, siendo en ese momento cuando uno de los alumnos de la Beltrán, de 17 años, sacó una navaja y le asestó un puntazo a Nicolás en el tórax.

“No era la única arma blanca que tenían los chicos. Si bien no estaban todos armados, muchos de ellos sacaron navajas y cuchillos”, confirmó esa misma fuente, quien no descartó que, más allá de los celos que despertó en los menores el hecho de ver a dos compañeras suyas acompañados por chicos de la otra escuela, todo haya respondido a una rivalidad existente entre los alumnos de ambos establecimientos.

Sin embargo, y pese a la confirmación de los hechos, el hermano mayor de la víctima insistió que no fue "por mujeres" el problema, sino que fue porque uno de los jóvenes que iba con su hermano llevaba una camiseta de Independiente Rivadavia y que, a raíz de ello, comenzaron a cargarse y a insultarse.

“El agresor tenía problemas de adaptación”
La escuela Beltrán fue durante la mañana de hoy el improvisado escenario donde autoridades de la DGE, del Ministerio de Seguridad y de ambos establecimientos mantuvieron una reunión urgente a raíz del episodio de ayer. Al término del cónclave, la directora de Orientación Psicopedagógica Comunitaria de la DGE, María Eugenia Carbonari habló con los medios presentes y confirmó que los alumnos de esa escuela “venían con problemas de antes”, al tiempo que destacó que desde hace tiempo venían trabajando con ellos y en especial con el agresor, quien “tiene dificultades emocionales, de adaptación”.

Del mismo modo, Carbonari explicó que quien le dio la puñalada a Nicolás va a ser sometido a un análisis psicológico para ver su diagnóstico y, en base a esto, iniciará un tratamiento. No obstante, la especialista destacó que él y algunos de sus compañeros ya estaban en tratamiento psicopedagógico. Con respecto a las medidas que se van a adoptar, Carbonari esquivó la pregunta referida a si lo van a expulsar del colegio. “Debe seguir cursando, en este o en otro colegio, pero tiene que terminar sus estudios”, sostuvo, acotando que la sanción que puede recibir va a estar ligada al diagnóstico psicopedagógico del chico. Entre las posibles sanciones, la más probable es la de imponerle al menor que realice trabajos comunitarios, como ya ha sucedido en otras escuelas de acuerdo a lo manifestado por Carbonari.

Con respecto a Nicolás, en tanto, permanece estable en la terapia intensiva del Hospital Lagomaggiore, aunque continúa en coma farmacológico (ver aparte). Carbonari explicó que se está asistiendo a su familia psicológicamente y que mantiene un diálogo constante con la madre del niño. Por su parte, las directoras de los dos establecimientos involucrados prefirieron no hablar ante los medios.

Sobre el arma
Ni bien trascendió el episodio –que luego fue confirmado-, se disparó otra polémica: la de los menores que asisten armados a sus colegios.

Con respecto a esto, la especialista de la DGE no dio por confirmado que el agresor haya estado en el colegio con la navaja. “El hecho de que haya sido a dos cuadras del lugar, da la posibilidad de que hayan adquirido el arma afuera”, especificó Carbonari.

Por su parte, una mujer que tiene a sus tres hijos cursando en la escuela Beltrán, intentó desligar a la escuela y sus autoridades del hecho. “Hace 6 años que una de mis hijas viene a esta escuela y jamás hubo ningún problema. Tiene muchas normas de convivencia y hay un diálogo fluido con los preceptores. Incluso, cuando uno de los chicos no asiste a clases, llaman a la casa para ver si ha pasado algo”, destacó la mujer, identificada como Rosana Fredes.

“Nos ha conmocionado a todos en la escuela, estamos tristes porque somos como una gran familia. Pero la situación se controla desde el hogar, desde lo afectivo. La escuela no es conductora ni la causante de violencia”, sentenció Fredes.

Una aclaración más que necesaria
Un error que se cometió desde el momento en que el hecho se hizo público fue el de vincular a la escuela Laprida con el hecho. Es que desde un primer momento, el parte policial hablada del joven agredido como alumno de esa escuela. Sin embargo, Nicolás asiste a la escuela 4-226, que funciona durante el turno tarde en el mismo establecimiento de la Laprida.

“Nosotros somos una escuela de nivel primario, mientras que la de la tarde (a donde asiste el menor) es secundaria. Yo me enteré anoche y me indignó que se ensucie a la escuela por la que tanto trabajo”, destacó Rita Avvampato, directora de la escuela Laprida.

Además de las dos instituciones mencionadas, en ese establecimiento funciona un jardín de infantes nucleado durante la mañana y un CENS por la noche.

Opiniones (0)
16 de agosto de 2017 | 17:52
1
ERROR
16 de agosto de 2017 | 17:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial