Deportes

Papa está arrepentido por la expulsión ante Newell's

"Me tiraron un encendedor y reaccioné mal, pero sin intención de lastimar a nadie. A ningún trabajador le gusta que le tiren algo. El insulto y otras cosas son normales en el fútbol, y hasta a veces te dan risa, pero la agresión física es injustificable" dijo el jugador de Rosario Central.

Emiliano Papa admitió que se equivocó y pidió perdón por su infantil expulsión contra Newell´s. "Estoy arrepentido por lo que hice. No sé qué me pasó, tuve un segundo en que no pensé. El árbitro tomó la decisión acertada", aseguró el jugador en diálogo con radio La Red. "Les pido disculpas tanto a los hinchas de Newell´s como a los de Central", agregó.

El defensor explicó cómo fue el episodio que ocurrió a los 40 minutos del segundo tiempo: "Me tiraron un encendedor y reaccioné mal, pero sin intención de lastimar a nadie. A ningún trabajador le gusta que le tiren algo. El insulto y otras cosas son normales en el fútbol, y hasta a veces te dan risa, pero la agresión física es injustificable".

Pese al arrepentimiento, Papa podría ser duramente castigado por el Tribunal de Disciplina de la AFA. Según el artículo 200, un jugador que agrede o responde una agresión del público puede recibir de dos a 20 fechas de suspensión.

Por otra parte, el lateral izquierdo afirmó que Central superó en el juego a su rival y remarcó la importancia del triunfo. Y respaldó a Carlos Ischia, quien venía siendo cuestionado y estaba en la cuerda floja: "Para mí no iba a dar un paso al costado si perdíamos. El plantel está con él porque soportó muchas cosas y les da mucha confianza a los jugadores del club".
En Imágenes