Deportes

El Gran Premio de China puede ser definitorio en la Fórmula 1

Título o trauma, esperanza o fin de línea. El británico Lewis Hamilton y el brasileño Felipe Massa se enfrentan el fin de semana en el Gran Premio de China a la primera final por el campeonato del mundo de Fórmula 1.

"Estamos en el puesto de perseguidores y podemos mirarlo todo con tranquilidad. Si se da la oportunidad, atacaremos", advirtió a dpa el director deportivo de BMW, Mario Theissen. "Me recuerda mucho al final del año pasado con las últimas tres carreras. Algo así puede pasar este año también en las dos últimas pruebas bajo la presión del momento".

Hace 12 meses, Hamilton desperdició un colchón de 17 puntos en China y Brasil. En esta ocasión, se encuentra cinco puntos por delante de Massa y 12 de Kubica.

Si el piloto de McLaren-Mercedes lograr el domingo en Shanghai seis puntos más que su rival de Ferrari, Hamilton se convertiría ya en el campeón del mundo más joven de la historia de la Fórmula 1, con 23 años, diez meses y 12 días, desplazando de ese honor al español Fernando Alonso.

"Ahora quiero lograr con el equipo un resultado perfecto en Shanghai. Y luego ya veremos dónde está cada uno", dijo Hamilton en una entrevista publicada hoy por el diario alemán "Bild".

Alonso ya advirtió que no le gustaría perder el récord de precocidad en la Fórmula 1 y no escondió que, si puede, ayudará a Massa a ganar el título.

"Sin duda. Si puedo ayudar, ayudaré a Massa", dijo el ganador de las dos últimas carreras, que tras un año de disputas internas en McLaren fichó en 2008 de nuevo por Renault. Las cosas no fueron bien al principio, pero el R28 parece haber mejorado mucho en el tramo final del campeonato.

Para añadir picante, mañana comparecen juntos en la rueda de prensa organizada por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) Alonso, Hamiton y Kubica, así como el finlandés Kimi Raikkonen, que después de proclamarse campeón en 2007, quedó este año como "aguador" de Ferrari.

Mucha experiencia acumulada contra la gran estrella emergente, que en sus 34 primeras carreras de Fórmula 1 obtuvo hasta ahora más puntos que cualquier otro piloto.

Sin embargo, Hamilton debe demostrar que tiene la sangre fría necesaria en los momentos clave. Después de su error en Fuji, el británico llega a China bajo el recuerdo de su abandono hace un año y fuertemente criticado por su actitud dentro y fuera de la pista.

"Soy humano y aquí y allá todo el mundo comete errores", dijo Hamilton antes de la penúltima carrera de la temporada.

Hamilton tendrá que explicar en Shanghai ante sus colegas su maniobra en la salida de Japón, por la que fue sancionado por poner en peligro a Raikkonen, y el presunto bloqueo que ejerció sobre el italiano Jarno Trulli cuando estaba doblado.

No es nada nuevo para él. El año pasado también se le acusó de causar un accidente detrás de él por una maniobra extraña durante un fase de "safety car" en Fuji. En Shanghai tuvo que defenderse ante sus compañeros y los comisarios de carrera, que de todas formas lo exculparon.

"No somos supersticiosos", dijo el jefe de motores de Mercedes, Norbert Haug, cuyo equipo sin embargo perdió el liderato de la clasificación de construcctores: Ferrari domina ahora con 142 puntos, por 135 de McLaren y 128 de BMW-Sauber.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|23:05
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|23:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic