Rubén Daray: "Conducir un karting sin las medidas de seguridad es un absurdo"
El ex piloto argentino y actual conductor del programa"A todo Motor"  habló con MDZ, en relación a la muerte del niño de 12 años, luego de estrellar su karting en una pista "clandestina".
La sociedad mendocina aún está atormentada por la dramática muerte de un niño de 12 años, que corría con su karting en las inmediaciones del Estadio Mundialista Malvinas Argentinas, en el Parque General San Martín, el domingo pasado. Luego del hecho, aún nadie se responsabiliza por la falta de previsión en el tema.

Rubén Daray, experimentado piloto de TC 2000, y actual conductor del programa “A todo Motor” que se transmite por América  los domingos de 11 a 12, en diálogo con MDZ sostuvo en forma contundente que “entrenar a un chico en un kart sin las medidas de seguridad adecuadas es un absurdo, es algo que no le va a servir en el futuro, si quiere continuar con su carrera en Fórmula 1”. El deportista también fue duro con los padres de algunos menores de edad, quienes en su afán de concretar sus propios sueños, “empujan a los hijos para que practiquen aquellos deportes que ellos mismos no pudieron hacer en su vida, a pesar de que a veces los chicos no tienen el incentivo ni el entusiasmo para hacerlo”.

El karting es una disciplina deportiva que se originó en la década del 50 en Estados Unidos. En aquellas épocas se utilizó el motor de una cortadora de césped para mover una especie de vehículo que utilizaba viejas cubiertas y un volante de aviones en desuso. La popularidad y el tiempo fue mejorando el sistema y los motores,  de 50 cc. pasaron a más de 100 cc.

Sin embargo, si bien muchos niños comienzan a manejar un karting a la temprana edad de 5 o 6 años, “a ellos no se les puede dar un karting de 100 cc., aunque sepan manejar bien -afirmó Daray- pero ese es el primer error de los padres. El segundo error es que ni para los chicos ni para los jóvenes de 25, los karting cuentan con las medidas de seguridad adecuadas. Para empezar el asiento cubre sólo hasta la mitad de la espalda, no llevan un buen buzo antiflama, a veces tampoco un casco de primera calidad, y tampoco usan cinturones de seguridad con cinco puntos de fijación como en Fórmula Uno".

"Si un padre quiere iniciar a su hijo en la categoría kart -siguió diciendo el profesional- debería saber que, no usar una buena butaca, no ajustar a los pilotos con buenos cinturones es un riesgo innecesario para un piloto que, si es bueno,  mañana irá "atado" con un buzo, con una jaula antivuelco y con protección en el cuello. ¿Por qué no enseñarle a cuidarse desde niño?".

Daray, no quiso dar precisión sobre el caso sucedido en Mendoza el domingo pasado, pero advirtió que “en la Argentina que nos toca vivir, es la del 'después de', seguranmente ahora habrán leyes y reglamentos para que esto no vuelva a suceder, pero ¿nadie lo pudo prever?, el papá y la mamá que compran un cuatriciclo a un hijo, no se dan cuenta de los riesgos,  no miran el peligro que corren o son dos imbéciles que no saben analizar que si se caen se pueden quebrar la columna”.

Mientras esta discusión comienza a tomar vuelo en la sociedad mendocina, el Estado local sigue pateando la pelota hacia el costado para tratar de eludir responsabilidades. Y todavía en las charlas de cafés o en los lugares de trabajo, se suelen escuchar los comentarios al respecto y la necesidad de que al menos “alguien” sea responsabilizado en el Gobierno y deje su cargo por este fatal hecho.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (0)
2 de Septiembre de 2014|20:42
1
ERROR
2 de Septiembre de 2014|20:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"