Conversaciones: Una nueva mirada sobre la masculinidad

En esta conversación nos preguntamos qué la define, cuáles son sus contornos, desafíos, fortalezas, y cuáles son los aspectos que están en revisión y se pretenden destacar, reforzar y modificar.

En este episodio de Conversaciones nos propusimos abordar las nuevas miradas que están surgiendo acerca de "la masculinidad". Intentamos conocer cómo es la mirada de los hombres en los aspectos principales de su vida, lo que nos llevó a hablar también de aquellas cosas que nos diferencian por el género, las relaciones de pareja, y por su puesto -como en la mayoría de nuestras conversaciones- sobre el amor, y cómo siempre termina siendo un tema destacado.

Los invitados para esta mesa, que se llevó a cabo en Diplomatic Hotel, fueron el Dr. Fabrizio Villaruel -médico residente de urología-, la Lic. en Psicología Brenda Ugalde, Daniel García -estudiante de Sociología enfocado en estudios de género-, la Lic. en Comunicación Social Carolina Cichinelli, y el instructor de yoga y guía de meditación Ignacio Oliva. Conocé más sobre ellos al final de la nota, y mirá el exquisito menú que degustaron. 

MASCULINIDADES

Arriba: Brenda Ugalde, Daniel García, Ludmila Llaver, Carolina Cichinelli, Muriel del Barco y Fabrizio Villaruel. Abajo: Ignacio Oliva y Paola Arcaná.

Si querés conocer con mayor profundidad el universo masculino ¡no podés perderte esta nota! Hay muchos paradigmas que están cambiando y este es uno más.

La salud fue el primer tema que surgió. ¿Cómo es la relación que ellos tienen con el cuidado de su salud?

Aunque resulte extraño, todos los profesionales acordaron que la consulta al médico resulta un verdadero desafío para ellos. Al parecer, aceptar una enfermedad, malestar o dificultad puede ser visto como una debilidad que se contrapone a este mandato cultural que asocia la masculinidad con la fortaleza, con esa idea de que "todo lo puedo solo".

"Tienen miedo, piensan que en la consulta vas a invadirlos. Los hombres vienen al médico con más miedo que la mujer, ella tiene más predisposición; llega, se acuesta y no se incomoda en la revisión médica. Otro tema es la tolerancia al dolor, la mujer está más acostumbrada y tiene más tolerancia que el hombre. Además, si bien esto está cambiando, en la mayoría de los casos el hombre es el sostén de familia y es un mandato que le pesa, entonces si lo frenás 3 meses por un tema de salud, ves que es un gran impacto para la estructura familiar" (Dr. Fabrizio Villaruel).

"El hombre tiene dificultad para mostrarse como indefenso, y aceptar que un día necesita quedarse a descansar y ser cuidado. Esa parte más humana, la vulnerabilidad, es difícil para ellos, por ese mandato de que "el hombre no puede caer". A mi consultorio en general vienen por temas laborales, parece que es el único problema que se permiten tener. No vienen y te dicen "vengo porque tengo angustia, a ver qué me pasa". Si bien los más jóvenes lo están haciendo, son los menos" (Lic. Brenda Ugalde).

"Nosotros pensamos en una campaña de concientización de la salud usando el humor, porque eso ayuda mucho a romper estructuras: se puede entrar desde otro lugar y poner sobre la mesa un tema  sobre el que hay tanta resistencia" (Lic. Carolina Cichinelli).

Nuestra campaña de salud masculina también la dirigimos hacia la mujer, porque sabemos que la mujer es la que lleva al hombre al médico, la que saca el turno, le hace tomar conciencia de que debe ir al médico y generalmente se informa más, entonces la tomamos como destinataria de nuestra campaña para que concientice al varón" (Fabrizio).

Entre los aspectos principales que tienen que ver con las creencias en torno a la masculinidad y que representan puntos importantes en el quiebre de paradigmas, Daniel García resaltó como mandatos masculinos "la fuerza física como determinante de su poder, el bloqueo emocional, la heterosexualidad como mandato, la dominación el espacio público y tener que mostrarse socialmente con buen ingreso, tener el mejor trabajo, competir".

Ignacio Molina compartió su experiencia personal, y nos contó que en esa búsqueda de sí mismo y su masculinidad comenzó a ver cuáles eran esos aspectos que debía cambiar para adoptar una postura masculina más libre. Él guía meditaciones y si bien dice que al principio a estos espacios acudían mujeres, poco a poco comenzaron a sumarse hombres: "los hombres sensibles se atreven a hablar de todo, no tienen problema en demostrar sus debilidades. Veo que cada vez más hombres se abren a descubrirse desde otro lugar; se animan a llorar, abrazarse, darse amor sin ningún tipo de prejuicios; y ahí es donde yo veo la esperanza de un cambio".

Empezamos a profundizar en el mundo interno, en el de las emociones, de la capacidad de conectar con ellas, expresarlas y de vincularse desde el sentir.

Todos coincidían en que culturalmente la masculinidad se ha separado de lo emocional, entonces hay muy poca capacidad para conectar con esa dimensión emocional y mucho menos para expresarla, lo que trae problemas significativos para desarrollarse y vincularse de una manera más plena. A su vez, esto marca una gran diferencia con la mujer, y por tanto, se vuelve un tema central en la pareja.

Los hombres tienen más dificultad para poner en palabras las angustias o debilidades de la vida cotidiana. Las mujeres desde chicas nos involucramos más con el espacio emocional, en nuestros espacios compartidos con otras mujeres circula la palabra; en el del los hombres lo que circula es la actividad" (Brenda).

A su vez, esto se vincula con los problemas de adicciones y violencia. Brenda es especialista en consumo problemático y resaltó que son mayormente los varones quienes tienen mayor problema de adicción, que funciona como una vía de escape de esa dificultad de conectarse con el interior y expresarlo en palabras.

Si te interesa profundizar en este tema mirá esta parte de la conversación.


- La violencia es una pauta viciada que se instala en la relación, que desde mi perspectiva, está vinculada al modo en que nos paramos frente al otro. Si mi autoestima no está sana, no me valoro, no me siento capaz de hacer, entonces voy a relacionarme desde el miedo y voy a cosificar al otro y a mí mismo, por eso intento dominarlo y someterlo.

"También se da mucho la violencia de la mujer hacia el hombre, no física, pero sí en otras formas. En el Cuerpo Médico Forense se ve mucho esto. Con las denuncias por violencia de género es claro el abuso que se ejerce y se denuncia cualquier cosa; he visto hijas denunciar a sus padres porque no las dejan salir a bailar y dicen que las abusó y cosas así permanente. Entonces ves que la mujer se aprovecha de ese espacio de vulnerabilidad que le han dado y lo usa para ejercer presión, lo que es un tipo de violencia" (Fabricio).

Otro tema importante de la masculinidad es cómo ha transitado el hombre este cambio que se ha generado en el ámbito público (laboral y social) en que la mujer cada vez va tomando más terreno.

Ese protagonismo de la mujer la coloca en un lugar de "igual" al hombre. Creo que esto va a impactar en las relaciones de poder, en el sentido que sea más simétrica y no que haya un sometimiento de uno hacia otro"        (Daniel).

"Los hombres que tienen miedo ven este protagonismo como una amenaza fuerte; pero muchos otros, que no temen, se nutren de estar más cerca de las mujeres desde otros estereotipos" (Ignacio).

"En el ámbito de la medicina, que es muy machista, molesta. A las generaciones más jóvenes no tanto, pero pensemos en médicos con 35 años de antigüedad, para ellos implica un cambio en su estructura de trabajo; se rompió el orden que había; incluso hasta el aspecto social que se genera en el trabajo: no es lo mismo cuando sólo se trata de compartir entre varones que cuando hay que integrar a las mujeres. Entonces la molestia es adaptarse a la nueva configuración de la estructura de tu trabajo". (Fabricio)

- ¿Cuáles son los desafíos para los varones en las tareas del hogar, ámbito tradicionalmente más reservados a las mujeres?

Surgieron varias cuestiones, la principal es que esta no es una tarea que se les enseñe a los hombres, por lo que no está incorporada como algo habitual y que debe realizarse, da la impresión que es algo que sucede "automáticamente" en lo cotidiano, y lo advierten generalmente en las primeras experiencias de vivir solos, cuando se dan cuenta que tienen que aprender a hacerlo.

Por otro lado también está el mandato que tiene la mujer que la lleva a considerar ese ámbito como su terreno y entonces ahí también se da una puja de poder, y muchas veces le cuesta habilitar al hombre en esa tarea, ya que parte de la suposición de que no va a poder hacerlo, o que no va a poder hacerlo como ella y le cuesta aceptar otra forma de llevar adelante estas tareas.

Quisiera que el otro lo haga, pero en realidad creo que este es mi terreno, entonces no lo habilito, o pretendo que lo haga como yo quiero que lo haga". (Carolina)

Finalmente, es una tarea que está muy deslegitimada socialmente, incluso por las propias mujeres que dicen "yo no hago nada, soy ama de casa". De hecho, muchas mujeres tienen una mirada crítica hacia la mujer que elige quedarse en su casa y adoptar otro modelo.

- Siguen los mandatos para un lado u otro, esto de creer que porque sos hombre o mujer, tenés que hacer o dejar de hacer tal cosa. Es decir, seguimos proponiendo estereotipos.

"Si, pero no es un estereotipo que plantea desigualdad. Cuando no hay una relación de desigualdad pasa desapercibido. Creo que un gran reflejo del cambio que queremos ver, va a ser cuando haya en la tarea doméstica una distribución 50/50 y con la crianza de los chicos, donde no haya distinción de género" (Daniel).

- Un tema muy interesante fue la pretendida igualdad. Si partimos de la base que hay diferencias  -o sea rasgos propios que nos definen como mujeres y como varones- y planteamos una igualdad en términos de distribución 50/50 de las tareas en el ámbito público y privado, ¿generamos igualdad o desigualdad?

"Si bien somos diferentes, queremos tener las mismas oportunidades. Para mí no hay diferencias naturales, en esto disiento con Brenda, me parce que la idea de mujer como única habilitada para criar, por ejemplo, es una situación creada culturalmente a lo largo de los siglos" (Daniel).

"En la actualidad parece que lo bueno es estar por fuera de los estereotipos , o sea lo que no hay que crear son límites, y en realidad siempre van a haber límites, se crearán otros para que después se desarmen" (Brenda).

- Desde mi perspectiva, los modelos relacionales como constructos definidos con límites claros y pensados como definitivos, ya no van más, eso es lo que está cambiando. Por eso es importante que desarrollemos habilidades sociales para generar con el otro nuestro propio modelo relacional, que se adapte a lo que queremos y necesitamos hoy, en este momento y por este tiempo, sabiendo que mañana esto puede cambiar. Y para esto necesitamos aprender a dialogar. Así vamos a ser más libres y plenos en las relaciones.

"Y que tengamos la libertad de negociar, porque te encontrás con los límites que te impone el sistema en el cual vivís, que te permite unas cosas y no te permite otras". (Carolina)

- La licencia por paternidad es un claro ejemplo, con dos días no podés desarrollar ese acompañamiento o involucramiento en la crianza que hablamos más temprano.

"La idea es flexibilizar varias cosas, que cada uno pueda desplegarse como se sienta que tiene que hacerlo. Podés vivir con alguien, no vivir con alguien, tener hijos o no, o sea armar la vida que a vos te haga feliz". (Brenda)

A mi me gusta verlo como un camino evolutivo que está en constante cambio , que se arma y desarma todo el tiempo y ahí es donde se abren todos estos espacios nuevos". (Ignacio)

MASCULINIDADES

Muriel del Barco - peinada y maquillada por Leo Cut y Flor Raviolo; Paola Arcaná - peinada y maquillada por Pablo Morales para Simona Espacios y Luis Fernando García

- ¿Sobre qué aspectos se centra la nueva mirada acerca de la masculinidad y cuáles son los caminos o herramientas que podemos utilizar para promover ese cambio?

"Para disolver los patrones en que se estructuran todos estos mandatos, debemos purificar la conciencia. A través del yoga y la meditación podés lograrlo. De esta manera el hombre puede avanzar hacia un lugar más puro y natural, donde está más conectado consigo mismo. El hombre tiene que reconocer su lado sensible, conectarse con sus emociones y manifestarlas". (Ignacio)

"Desde el psicoanálisis se dice que el hombre tiene que hacer un pasaje hacia lo femenino. Lo femenino está por fuera de lo fálico, que es lo marcado para el hombre -que es la posición donde se colocan las mujeres cuando se masculinizan, que está pasando mucho ahora-. Lo fálico tiene que ver con el conteo: estuve con tantas mujeres, hice tanta plata, tengo tantas propiedades, tengo el mejor trabajo. Lo femenino está por fuera de ese conteo y tiene que ver con otra lógica de conectar con el mundo interno. Esa posibilidad de hacer sin que esté dirigido a producir algo, sino hacer por placer de hacer". (Brenda)

- Acá surge entonces algo que marca que somos diferentes. ¿No sería bueno intentar integrar las diferencias, en vez de intentar eliminarlas?

"Sí, es lo más difícil pero la integración es a donde debemos tender. Es fundamental poder aceptar la falta, o sea, aceptar en lo que uno no puede y en lo que el otro sí puede. Y ese movimiento es el más difícil , incluso en la pareja". (Brenda)

- Colocarme en mi lugar me ayuda a habilitar al otro a que pueda colocarse en su lugar.

"Creo que somos diferentes: por ejemplo en el trabajo, la mujer se involucra más, el hombre va y hace las dos cosas que tiene que hacer, mientras que la mujer en el mismo tiempo está viendo quince cosas al mismo tiempo. Entonces que ocupemos el mismo espacio no genera esa igualdad". (Fabrizio)

"Las transformaciones tienen un movimiento pendular. Creo que  el péndulo se fue a ese extremo de la pretendida igualdad. Coincido con lo que dicen respecto de las diferencias, por lo tanto esa igualdad no se va a dar y si es pretendida es una construcción más, que además no respeta la naturaleza de lo femenino y lo masculino" . (Carolina)

- Si buscamos el reconocimiento de la mujer a través de la masculinización caemos en una contradicción, pues nosotras mismas estamos deslegitimando la naturaleza de lo femenino.

"El feminismo parte de la premisa que toda construcción de genero es social y cultural, ahí hay un punto de no acuerdo y me parece bárbaro que cada uno tenga su pensamiento; pues el feminismo pretende demostrar que todos los lugares que ocupamos desde las relaciones de género son lugares construídos históricamente". (Daniel)

- Se me ocurre que el problema puede vincularse al sistema en que estamos involucrados, porque el sistema ejerce el poder desde lo masculino, entonces luchar desde nuestra feminidad no te sirve, porque todavía no está ese "click" de aceptar lo femenino como bueno.

- "Conversaciones" -este ciclo- , me parece un claro ejemplo de un modelo femenino; pues la propuesta es integrar miradas y generar algo superador, crear algo nuevo. A diferencia del "debate", que es un formato masculino, o sea donde hay competencia sobre qué punto de vista es mejor. Creo que esa coherencia da más fuerza para generar impactos y producir transformaciones.

"Veamos que este cambio es de un 30% de la humanidad mundial solamente, en Oriente se siguen manteniendo otros esquemas de sumisión. Carolina dijo algo fundamental, esto del péndulo, como todo ciclo de la naturaleza, para romper algo que esta acá el péndulo tiene que ir a otro lado, y entonces fue necesario el feminismo con masculinidad, pero ya está bueno; en un punto para mí que tiene que volver la mujer a la feminidad, desde allí tiene mucho más poder que el hombre". (Ignacio)

- Esto es para mí un proceso, todo cambia, y la mujer va buscando el lugar en que se siente mas cómoda. A veces no te sentís cómoda en tener que bancar todo.

MASCULINIDADES

Finalmente, hablamos de la relación de pareja y del amor

"En terapia, todos los relatos de parejas tienen que ver con el amor, la falta de amor o desamor. Es la base de todo". (Brenda)

Para mí la igualdad que realmente serviría es la igualdad en la posibilidad de comunicarte. Si los dos pueden comunicarse, pueden expresarse en lo que realmente tienen adentro y sienten, puede haber comunión y balance. Eso creo que es una clave para la pareja, comunicación sincera 100%". (Ignacio)

Vimos que hay muchas dificultades para tener una comunicación clara y sincera. A veces decimos lo contrario a lo que sentimos o queremos, o damos por supuesto lo que el otro piensa o siente, entonces no preguntamos y nos quedamos con nuestras suposiciones. Es fundamental considerar que no todos tenemos la misma forma de expresarnos ni los mismos tiempos.

- No tenemos que pretender que el otro sea lo que a mí me parece, ya que eso es manipular, y se aleja mucho del amor. Aceptar al otro es la base de una convivencia sana.

"La mujer tiene una manera más indirecta de comunicarse, totalmente diferente a la nuestra, y ahí nos cuesta entendernos. Quizás escuchaste un montón de cosas y aun no sabes dónde esta el problema o el punto de la conversación. Quizás la mujer lo tenía claro, pero quiso abarcarlo desde tantos lados, que el hombre se pierde y no entiende". (Fabricio)

"Está lo que dice, y lo que no dice, e insinúa y también espera que el otro diga sin que ella le diga, etc." (Brenda)

"También está el ciclo de la mujer, que la cambia mucho, entonces está bueno estar atentos a eso y nosotros saber cómo es ese ciclo para ella". (Ignacio)

- No hemos tenido modelos culturales de comunicación eficiente. Los referentes que tenemos son nuestros padres y abuelos, y ellos no ponían el acento en la calidad del vínculo y menos desde lo afectivo. Nuestra generación es la que se ha propuesto hacerlo y estamos un poco descubriendo cómo hacerlo porque no tenemos estas referencias.

Estamos reinventando eso, porque lo que hay está intoxicado, entonces tenemos que redescubrir cosas, no lo sabemos." (Ignacio)

"Me gusta pensar esto desde el lado del Ser, más allá del género. Conectar con lo que sentimos que nos hace bien y nos genera satisfacción; asumirlo y aceptarlo, sin cuestionarlo porque hay un mandato que te marque algo diferente. Por eso me encanta lo que dice Ignacio, que tenemos tanto mandato y tanta distorsión puesta en eso, que primero hay que descubrirlo para después poder decidir". (Fabrizio)

"Somos la generación que está empezando a pensar que quiere vivir bien". (Brenda)

"No buscamos vivir mejor, sino vivir bien". (Daniel)

- Sin caer en la tiranía de la felicidad, porque siempre van a haber errores y fallas.

- Cuando lográs tu conexión interna y podés elegir desde vos, no hay espacio para la frustración, aunque no te salga. Porque te estás vinculando con el mundo desde un lugar más genuino. En cambio cuando estás tan pendiente del afuera, la cosa cambia.

"Claro, lo tomás como una posibilidad de aprender, más que una frustración". (Ignacio)

- Generás otro formato, estás más liviano, es otra dinámica. De la otra manera estás tan afuera de vos que es inabarcable.

"Sí, eso es lo que pasa... ¿cuántas veces elegimos desde el entorno y no desde nuestro propio sentir?". (Carolina)


Conclusiones finales.

Brenda Ugalde

Carolina Cichinelli

Fabrizio Villaruel

Daniel Garcia 

Ignacio Oliva

Los invitados

MASCULINIDADES

Daniel García es estudiante de Sociología y está realizando su Tesis en nuevas masculinidades y paternidad. Forma parte de la Fundación Ecuménica de Cuyo, desde la que dicta talleres para varones en barrios populares, y fue militante de la agrupación Varones Antipatriarcales.

MASCULINIDADES

Brenda Ugalde es Lic. en Psicología con orientación psicoanalítica y forma parte del Programa Médicos Comunitarios de la Facultad de Medicina. Trabaja en el CEDRONAR, en el que se dedica al consumo problemático, y además dicta talleres de género, empleabilidad y consumo problemático en la provincia como parte de un programa del INV.

MASCULINIDADES

Ignacio Oliva se dedica a dar cursos de meditación para hombres y mujeres. Luego de diversos viajes y una búsqueda interna, creó un espacio para nuevos hombres bajo la premisa de abrazar su feminidad y atreverse a romper estereotipos de género.

MASCULINIDADES

Carolina Cichinelli es Lic. en Comuicación Social y forma parte de Cuatro Consultora, dede la que coordina la campaña "Noviembre Azul y con Bigotes" junto a la Fundación Uroclínica, para concientizar a los hombres sobre el cáncer de próstata y otras patologías prostáticas, cambiando hábitos en su salud a través de la prevención.

MASCULINIDADES

Fabrizio Villaruel es médico residente en urología. Además, trabaja en el Cuerpo Médico Forense, y está realizando un posgrado en medicina legal. Es voluntario en la Fundación Uroclínica, y también forma parte de la campaña "Noviembre Azul y con Bigotes".

El menú de Diplomatic Hotel

Como en todas nuestras Conversaciones, Diplomatic Hotel fue el anfitrión, que nos recibió con su exquisito Té de la Tarde.

Menu diplo


MASCULINIDADES
MASCULINIDADES
MASCULINIDADES

 

Producción Periodística: Paola Arcaná, Ludmila Llaver y Muriel del Barco.

Peinado: Leo Cut

Make up: Flor Raviolo

Vestuario: Blac Le Cat 

Agradecimiento Diplomatic Hotel 

 

 

 

 

 



Opiniones (0)
17 de enero de 2018 | 05:48
1
ERROR
17 de enero de 2018 | 05:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"