Alimentación consciente: Un camino para Estar mejor

Aprendé con Alejandro Roby a alimentarte desde el cuidado, la atención y la responsabilidad.

Luego de varios años de un camino personal, después de compartir visiones con expertos y durante mi experiencia al frente de Índigo, hoy podría decir que no existe un tipo de alimentación "ideal" para todos los seres humanos. Es decir, es imposible encontrar una receta óptima e infalible para todos. No obstante, hay recomendaciones en el ámbito de la alimentación natural, que son eficaces para conservar la salud y generar un equilibrio físico, emocional y mental. Estas son algunas de ellas:

Comé alimentos integrales: Se refiere a consumirlos tal como los ofrece la naturaleza. El término "integral" hace referencia a "entero", que está formado por fibra, minerales, vitaminas, hidratos de carbono, proteínas y grasas. Parafraseando a Soledad Barruti (autora del libro Mal comidos), la comida de verdad no tiene ingredientes, ni siglas, ni números. No hay que decodificarla con fórmulas secretas ni gastar un tiempo enorme en entenderla. La comida de verdad es el grano, la fruta, la verdura, el ingrediente en sí mismo. Y casi no la vemos en los supermercados.

Evitá los alimentos ultraprocesados: Detrás de los atractivos empaques y de las persuasivas publicidades de la mayoría de los productos de la industria alimenticia, hay un sinfín de aditivos sintéticos (conservantes, colorantes, edulcorantes, aromatizantes, etc.) y alimentos refinados, que pretenden "disfrazar" un alimento artificial de uno natural. ¡El sabor a frambuesa no es frambuesa y el cuerpo lo sabe!

Si comenzamos a prestar atención a nuestros sentidos, mientras elegimos los alimentos, con certeza este proceso dejará de ser automático

Usá tus sentidos para elegir: Nuestros sentidos nos ofrecen variada y certera información: los colores, las formas, los aromas, las texturas y, por supuesto, los sabores. Si comenzamos a prestar atención a nuestros sentidos, mientras elegimos los alimentos, con certeza este proceso dejará de ser automático y desconectado de nuestras necesidades fisiológicas, para convertirse en una experiencia consciente y saludable.

Adoptá una alimentación estacional: Sigamos los ciclos de la naturaleza, para así darle al cuerpo los nutrientes necesarios para enfrentar el cambio de temperatura. Al elegir los alimentos de temporada, los alimentos seguro serán más sabrosos y económicos.

Foto: Phubadee Na Songkhla

Foto: Phubadee Na Songkhla

Convertí en ritual el acto de comer: El momento de alimentarnos debería pasar de ser un acto automático a un ritual, donde sintamos los aromas, los sabores y las texturas. Masticar lentamente para sentir las señales de saciedad de nuestro cuerpo. Estar presentes, para agradecer y disfrutar el sagrado momento que la comida nos ofrece.

La alimentación consciente es un camino de observación y aprecio por nosotros, la comida que consumimos, quienes la cultivan y la tierra que nos la ofrece. 

Te invito a poner en práctica estas recomendaciones, escuchar tu cuerpo y descubrir los alimentos que te ayuden a Estar mejor.

Alejandro Roby: Ingeniero Industrial de la Universidad de Cuyo, con doble titulación: Ingénieur Généraliste de la École Nationale D'Ingénieurs de Metz, Francia. Fundador y Director de Índigo, Tienda-Espacio de Alimentación Consciente, Yoga, Meditación y Talleres para el crecimiento interior. Es maestro de Reiki y meditación.