Deportes

Argentina entra en escena en Madrid con Nalbandian y Del Potro

Proyectados por su condición de adversarios de España en la final de la Copa Davis, alentado David Nalbandian por la consideración de campeón y estimulado Juan Martín del Potro por el despegue proporcionado desde el ecuador del ejercicio, el tenis argentino entra en escena en Madrid con una gran repercusión y un reclamo para el público.

Al margen de la natural inclinación que absorbe tradicionalmente el número uno del mundo, el español Rafael Nadal, son las raquetas sudamericanas las que han alimentado sus propias expectativas populares. Al nivel incluso de la leyenda del suizo Roger Federer.

Pocos olvidan el impulso que Nalbandian tomó en Madrid hace un año. La forma de desarbolar a Nadal en los cuartos de final del torneo. Y la autoridad con la que superó, también, al helvético en la lucha por el título. Que ganó y prolongó después en París.

Tiene una pinta similar el trayecto elegido por la raqueta de Córdoba. Metido en una dinámica desapercibida en los dos primeros tercios de la temporada ha reservado, de nuevo, para el final, la explosión de su talento.

Nalbandian tuvo un prometedor inicio de temporada. Conquistó Buenos Aires y disputó la final de Acapulco, que perdió contra el español Nicolás Almagro. Después, se estancó entre los claroscuros del ejercicio, donde sus notas más llamativas fueron algunos cuartos de final y su consolidación como líder en las eliminatorias de Copa Davis de Argentina.

Distanciado de los puestos de relumbrón del ránking su resurrección llegó en Estocolmo, donde prolongó la euforia que generó la clasificación de su país para la final de la Davis. Ganó en la capital sueca y despegó un puñado de puestos en la clasificación.

Estocolmo es una advertencia del sudamericano. El reflejo del fulgor que adquirió hace un año. Cuando ventiló a los tres mejores del circuito.

En Madrid se topará con el checo Tomas Berdych para empezar. A quien derrotó el pasado año también en Madrid y con quien tiene un balance de tres victorias y una sola derrota, pero siempre ha sido superior al europeo en pista dura. Nalbandian llegó el lunes a Madrid. Se entrenó con el francés Jo-Wilfried Tsonga, finalista este año en el Abierto de Australia. Antes había pasado por la zona de jugadores donde lo primero que hizo fue saludar a su compatriota Juan Martín del Potro de forma efusiva.

Entre los dos manejan las opciones de Argentina. Ahora, que ha llegado la explosión definitiva del talento de la raqueta de Tandil. A sus veinte años recién cumplidos ha amarrado la consideración en el circuito. Al contrario que Nalbandian, adquirió su protagonismo en el ecuador del curso.

De pronto, Juan Martín del Potro emprendió su conquista. Ganó del tirón en Washington, Los Ángeles, Kitzbuhel y Stuttgart. Perdió, sin embargo, la final de Tokio. Las acciones de Argentina suben con el joven sudamericano, que se estrena en Madrid ante el finlandés Jarkko Nieminen verdugo del ruso Mihail Youznhy (7-5, 3-6 y 6-2).

Del Potro, noveno favorito del torneo, lleva varias jornadas cuidando al máximo sus problemas con las uñas, un inconveniente que arrastra desde la final en Tokio contra el checo Tomas Berdych.

Fue precisamente este año en Tokio (pista dura) y en los octavos de final, donde "Delpo" consiguió la segunda victoria sobre el finlandés por 6-1 y 6-3 en 58 minutos. Antes, en el challenger de Biella (Italia), sobre tierra y en el 2005, el jugador de Tandil se impuso también por 6-3 y 6-2.

Nieminen tiene como mejores resultados esta temporada la final de Adelaida, las semifinales de Estocolmo y los cuartos de final del Abierto de Australia.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|12:12
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|12:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic