Deportes

Flamengo y Fluminense se alían a grupo inglés para privatizar el Maracaná

Los clubes Flamengo y Fluminense se han asociado a la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) y al grupo inglés responsable del nuevo estadio de Wembley en un consorcio que disputará la concesión para administrar el también mítico estadio Maracaná de Río de Janeiro.

La firma de un protocolo de intenciones entre los cuatro socios para formar el consorcio fue confirmada al diario Folha de Sao Paulo por el presidente del Flamengo, Marcio Braga.

La formalización del consorcio, sin embargo, apenas será anunciada luego de que el gobierno regional de Río de Janeiro divulgue, probablemente en noviembre próximo, la licitación por la cual ofrecerá a la iniciativa privada la concesión para reformar y operar el estadio más famoso de Brasil.

La empresa inglesa International Stadia Group (ISG), vinculada al conglomerado IMG, que fue responsable del nuevo estadio de Wembley, se encargaría de las reformas que necesita el estadio de Río de Janeiro.

"La IMG será la gestora. Flamengo, Fluminense y la CBF aportarán el contenido para este proyecto de privatización o de concesión", afirmó Braga en declaraciones a la Folha de Sao Paulo.

En caso de que el consorcio supere la licitación, Flamengo y Fluminense podrán instalar oficinas y tiendas para sus artículos en el Maracaná, además de disputar sus partidos en el famoso estadio sin pagar los respectivos derechos.

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), además, también podrá concentrar en el Maracaná al menos la mitad de los partidos oficiales y amistosos que la selección brasileña dispute en Brasil, sin pagar por los derechos del estadio.

El Flamengo, el club más popular de Brasil, y el Fluminense, su tradicional rival, cuentan con pequeños estadios en sus respectivas sedes que apenas utilizan para partidos de poca atracción para el público.

El Vasco da Gama es propietario del estadio Sao Januario, uno de los mayores de Río de Janeiro, y el Botafogo se adjudicó la concesión para jugar en el estadio olímpico Joao Havelange, inaugurado el año pasado para los Juegos Panamericanos.

Según Braga, hace dos años, cuando realizó un estudio de viabilidad para privatizar Maracaná, el gobierno regional de Río de Janeiro concluyó que el 70 por ciento de los ingresos del escenario proceden de los partidos disputados por el Flamengo.

El Flamengo, entonces, comenzó a negociar una asociación que le permita garantizar la administración del estadio.

La concesión de Maracaná a la iniciativa privada busca que inversores privados aporten los recursos que serán necesarios para reformar el estadio y dejarlo adecuado a las exigencias de la FIFA para que pueda ser utilizado en la Copa del Mundo que Brasil organizará en 2014.

La previsión es que las obras se prolonguen durante dos años y que el nuevo Maracaná pueda ser inaugurado en 2012, es decir dos años antes de albergar la probable final del Mundial de Brasil 2014. EFE
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|16:49
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|16:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016