Deportes

Messi pasará por una máquina de prevención de lesiones

Los servicios médicos del club cuentan con una máquina, conocida como OmegaWave. Aquellos que tienen antecedentes de problemas musculares serán evaluados antes de cada match.

El FC Barcelona se está tomando muy en serio la prevención de las lesiones. La llegada de Pep Guardiola al primer equipo sirvió para intensificar todos los protocolos de prevención y para optimizar el rendimiento de los jugadores. Los servicios médicos del club cuentan con una máquina -conocida como ‘OmegaWave’- que se convirtió en la panacea para identificar jugadores con riesgo de lesionarse.

Según Sport, su funcionamiento es relativamente simple. Se trata de una máquina que consta de unos diez sensores, conectados a un ordenador, que mide, evalúa y regula una serie de variables como la capacidad aeróbica y anaeróbica del jugador, el ácido láctico -responsable de las agujetas-, el grado de oxigenación del músculo y la fatiga muscular, entre otros parámetros.

Esta máquina ya estaba en los servicios médicos del club desde hace unos años, su valedor fue el actual médico del baloncesto, Gil Rodas, pero no fue hasta la llegada de Guardiola que tomo un papel primordial en la praxis de la prevención. El fisiólogo Esteban Gorostiaga - el ‘gurú’ del rendimiento deportivo que fichó el Barcelona- le dio al ‘OmegaWave’ un papel prioritario en su ‘cuaderno de bitácora’.

Su fiabilidad por ahora está siendo altísima, ya que no hay futbolista del primer equipo que no pase por la máquina. Tanto es así que en la plantilla se conoce, de forma simpática, como ‘la máquina de la verdad’, porque su veredicto puede marcar la titularidad de un jugador. De hecho, las rotaciones también vienen marcadas por la decisión de los servicios médicos, que basan parte de su veredicto final en los resultados de la máquina y en los antecedentes de cada jugador. No es lo mismo la fatiga muscular para un jugador explosivo de las características de Leo Messi que para uno presumiblemente más estático como Gerard Piqué.

Su utilización se sistematizó sobre todo 24 horas antes de los partidos y preferentemente antes de dar la lista de convocados. Los jugadores con antecedentes de lesiones musculares son los primeros en pasar por capilla. Eso quiere decir, hablando en plata, que Rafa Márquez, Andrés Iniesta y Leo Messi tienen casi la obligación de someterse a la máquina en las previas de los encuentros. Y es que estos tres jugadores cuentan con un pasado largo de lesiones y están expuestos a un riesgo superior de problemas musculares que el resto de compañeros. Por eso, en el trabajo de prevención -aparte de unos entrenamientos específicos e individualizados dos veces a la semana- también se incluye el protocolo de ‘OmegaWave’ con el fin de obtener un informe completo de su estado general. En todo caso, tarde o temprano, pasan todos los jugadores por la ‘máquina de la verdad’, ya que, por poner un ejemplo, la mayoría de internacionales que regresarán el jueves se someterán ese día a una evaluación global con el objetivo de determinar el estado en el que llegan.

Hay otros jugadores que conocen ya perfectamente cómo se las gasta este aparato como, por ejemplo, el brasileño Dani Alves que tras recibir un golpe en el último entrenamiento antes del partido ante el Atlético de Madrid, se sometió a la máquina, con un resultado tan desesperanzador que tuvo que resignarse con ver el partido desde las gradas del Camp Nou. Y es que los médicos desaconsejaron su convocatoria y Guardiola lo quitó de la lista de un plumazo.

¿Cómo indica el riesgo de lesión de un jugador? Pues muy fácil, ya que el software del ‘OmegaWave’ cuenta con un indicador con tres luces: el verde (no hay fatiga muscular por lo que el riesgo de lesión es bajo), el ámbar (la fatiga muscular es moderada, pero hay que tomar precauciones) y rojo (fatiga muscular alta y máximo riesgo de lesión). Evidentemente no se trata de una máquina infalible y sólo se trata de un indicador más para prevenir las lesiones, pero lo que está claro es que se trata de un soporte muy útil para conocer el estado de forma de un jugador. Aunque, en todo caso, el factor humano también cuenta, y mucho, a la hora de descartar o no a un jugador, por lo que siempre la última palabra la tienen los médicos y evidentemente el propio jugador.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|05:29
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|05:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic