Un arquero de alto vuelo

Hizo gran parte de su carrera en Godoy Cruz. En la actualidad vive en Buenos Aires y juega en Argentinos Juniors. Luchador incansable, este talentoso "guardián" del arco se transformó en una de las figuras del fútbol más queridas por los mendocinos. Hoy en  Sinceramente, Sebastián Torrico.

Sebastián Alberto Torrico vivió hasta enero de este año en La Carrodilla, Luján de Cuyo, junto a sus padres y sus dos hermanos, Leonardo y Emanuel. Este 2008 fue un año de grandes cambios para el ex arquero de Godoy Cruz. Actualmente juega en Argentinos Juniors, motivo por el cual tuvo que mudarse a Capital Federal. Este joven jugador, de 28 años, simple y querido por la gente, se animó a contestar sinceramente:

- Mi orgullo íntimo: todas las oportunidades que se me dieron en la vida, de las que siempre estoy agradecido.
 
- Mi peor defecto: ¡Uy, tengo tantos! Todos los días trabajo para que sean menos y para no cometer errores.

- Mi carácter: creo que soy estable, tengo buen humor; soy bastante calmo y tranquilo.

- Mi sueño imposible: tengo muchos sueños, pero siempre creo que con esfuerzo, dedicación y voluntad pueden ser posibles.

- Mi mujer ideal: la que resuma o sintetice las virtudes que pude conocer en las mujeres reales que son importantes en mi vida: mi madre, mi tía, mis abuelas, mi novia.

- Mi deporte favorito: el que practico diariamente, fútbol.

- Mendoza: fundamentalmente mi lugar, una provincia que lo tiene todo, que crece siempre, marcada por el trabajo de los mendocinos que siempre superan las adversidades. Siempre necesito volver a ella.

- La música que me transporta: escucho todo tipo de música.

- Mi comida y vino favorito: tomo agua o gaseosas. Me gusta la lasagna y el asado.

- Tres lugares en el mundo: Mendoza, España y México.

-¿Cómo sentiste el cambio de ser una figura conocida en una ciudad chica como Mendoza, a pasar más desapercibido en Buenos Aires?

- Creo que me adapté con facilidad, aunque día a día se extraña el cariño y el afecto que me expresaba la gente en Mendoza.
 

-¿Qué cosas tuviste que resignar para llegar donde estás?

- Varias, pero sobre todo el tiempo compartido con mi familia y con mis amigos. 
 
-¿Qué hacés cuando concentrás? ¿Y cuando no?

- Cuando concentro siempre trato de informarme por internet y llevo algo para leer. Y cuando no concentro, aprovecho para descansar y disfrutar con mis seres queridos. En Buenos Aires voy a comer afuera, al cine, a pasear.

Sebastián Torrico tiene 28 años. Su primera experiencia en fútbol fue en el Club Andes Talleres. En 1998 pasó a ser el arquero de Godoy Cruz Antonio Tomba, equipo con el que ascendió a Primera División en mayo de 2006. Por sus atajadas, su simpleza, su simpatía y su bajo perfil, el jugador se transformó, con el pasar de los años, en uno de los más queridos por los simpatizantes del Tomba, hecho que quedó demostrado cada vez que el estadio coreaba su nombre antes de los partidos que jugaba como local.

En enero de 2008, Torrico se incorporó a Argentinos Juniors, por lo que tuvo que dejar su casa en Mendoza para mudarse con su novia Belén a Caballito, Capital Federal. El arquero llegó al equipo de La Paternal en reemplazo de Nicolás Navarro, que partió al Nápoli de Italia.

En cuanto a sus hermanos, ambos practican el mismo deporte. Aunque es la carrera de Leonardo la que más se destaca. El mayor de los Torrico -tiene 30 años- jugó en equipos de primera de Bolivia, Colombia e Indonesia. En nuestro país jugó en Córdoba y en Rosario. En Mendoza fue jugador de diferentes clubes y actualmente juega en Gutiérrez, además de trabajar en una empresa de mantenimiento. Emanuel, de 24 años, es psicopedagogo. El menor de los hermanos jugó en nuestra provincia en Lavalle, en Nisi, y actualmente en Laverriere.                                         

En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'