Ahora, la oposición venezolana dice que sí se sentará con el Gobierno

Tras el triunfo electoral oficialista y la fractura opositora, luego de dos años de ataques al gobierno, ahora las cosas parecen haber cambiado en Venezuela.

Aunque todo podría cambiar de un minuto a otro, la coalición opositora se ha manifestado públicamente dispuesta a sentarse a la mesa de negociación la próxima semana.

Una vez más ocurrió, y no faltará quien se pregunte si Venezuela es el territorio de lo imposible. Luego de un proceso largo de dos años, en el que una y muchas veces se ha negado a toda posibilidad de sentarse a una mesa de diálogo con el Gobierno venezolano y luego ha hecho otra cosa, la coalición opositora venezolana informó este jueves que está dispuesta, una vez más, a "negociar" con mediación internacional.

El diputado Luis Florido, del partido Voluntad Popular, liderado por Leopoldo López -actualmente en prisión domiciliaria-, escribió en su cuenta de Twitter que la decisión de "negociar" fue aceptada por la mayoría de los movimientos que conforman la coalición opositora, cuyas filas han sufrido una seria fractura tras los comicios regionales del pasado 15 de octubre.

Con la juramentación de cuatro de los cinco gobernadores opositores que resultaron electos en los comicios pasados, y que de tal manera aceptaron supeditarse a la plenipotenciaria Asamblea Nacional Constituyente, las grietas comenzaron a hacerse visibles dentro de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

De esta coalición opositora se separó uno de sus máximos líderes, el exgobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, quien tildó a Henry Ramos Allup, presidente del partido tradicional Acción Democrática y otro de sus dirigentes más destacados, de "tumor" en esas filas. La acusación fue por supuestamente haber "traicionado" al bloque y alentar la juramentación de los gobernadores -pertenecientes los cuatro a su partido-, decisión que fue rechazada por otros movimientos políticos adversos al gobierno de Nicolás Maduro.

"No habrá diálogo"

Un día después de las elecciones regionales, Ángel Oropeza, coordinador político de la MUD, afirmó que el bloque rechazaba los resultados que dieron al chavismo 18 de las 23 gobernaciones en disputa. Añadió que la dirigencia opositora no participaría en ninguna conversación o negociación hasta que no se hiciera una auditoría, recogió entonces Panorama.

Tras esos señalamientos de la oposición, el propio presidente Maduro ordenó que se hiciera una auditoría total, más allá de las que contempla el poder electoral, y en la que participan todos los movimientos políticos involucrados antes, durante y después de la elección.

Pasado casi un mes de las votaciones, la negativa inicial de los partidos opositores se desdibujó y ahora la MUD, que no participará en los comicios de alcaldes pautados para el próximo 10 de diciembre, dice que se debe "recuperar el voto como institución" y que se sentará a la mesa de diálogo junto con mediadores como la Organización de Naciones Unidas, el Vaticano y grupos internacionales que adversan al Gobierno.

En medio de las discrepancias surgidas dentro de la propia oposición, donde se recrimina a sus líderes por "estrategias erráticas" y "poco claras", Florido asume que, aunque no haya garantías de que el proceso de diálogo sea "exitoso", habrá "transparencia".

Al comentar la postura del partido Vente Venezuela, liderado por la exdiputada María Corina Machado, que rechaza tajantemente toda participación en el posible diálogo, Florido escribió en su cuenta en las redes sociales que a la MUD le "han hecho daño" las "agendas presidenciales personales", con referencia a las votaciones de 2018 para elegir al próximo mandatario.

¿Pero qué van a negociar?

Los parámetros de esta negociación parecieran poco ajustados a la realidad legal en Venezuela, pues la oposición ratifica su petición de que sea designado un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE). Esta postura significa el desconocimiento del Poder Electoral, lo que se une al ya manifestado ante los poderes de Justicia y Constituyente, no reconocidos por los dirigentes opositores. 

No obstante, Jorge Rodríguez, el actual ministro de Comunicación e Información, quien ha liderado los encuentros anteriores por parte del chavismo, respondió a esta nueva muestra de acercamiento opositor. En su cuenta de Twitter, anunció que el próximo 15 de noviembre volverán a encontrarse en República Dominicana, país que ha servido de sede para sucesivos intentos de diálogo en el presente año.

Si bien Rodríguez informó que está en preparación un documento conjunto para acuerdos "en el marco de la convivencia y la paz", agregó en un tuit que no es "casual" que la oposición haya manifestado su voluntad de dialogar el mismo día que el Departamento del Tesoro anunció sanciones contra altos funcionarios del Estado venezolano, entre ellos dos rectoras del poder electoral.

Dialogo escurridizo

El pasado 13 de septiembre, representantes del Gobierno y la oposición se encontraron en República Dominicana, a pesar de que la coalición adversa a Maduro había negado hasta el último momento su participación en el encuentro y condicionado su disposición a entablar conversaciones, tal como ocurre ahora.

En esa reunión también estuvieron el presidente dominicano, Danilo Medina, y el exmandatario español José Luis Rodríguez Zapatero.

"Reitero a Venezuela y al mundo que hoy no hay diálogo", escribió entonces en su cuenta de Twitter el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, quien posteriormente viajó a República Dominicana y fue allí captado, junto al excandidato presidencial Manuel Rosales, en una foto que se hizo viral.

Unos días después, nuevamente la oposición dijo que no asistiría a la entrevista, pautada para el 27 de septiembre, porque "no existían condiciones serias", reseña Telesur.

Y un mes más tarde, el 26 de octubre, Borges y Florido acudieron solos al país caribeño para reunirse con el mandatario dominicano y hablar acerca del presunto "fraude electoral", según Vpitv.

El próximo movimiento en el tablero será el 15 de este mes, como lo ha informado Jorge Rodríguez, a menos que ocurra algún imprevisto de última hora en el seno de la coalición opositora.

Nathali Gómez, RT

Opiniones (0)
21 de noviembre de 2017 | 03:22
1
ERROR
21 de noviembre de 2017 | 03:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia