Afirman que la evolución humana llegó a su fin

La selección natural está desapareciendo, según una reciente investigación. Otros dos factores en la evolución, mutaciones y cambios aleatorios, se ven reducidos porque cada vez procreamos con más edad. Esto provoca que los ‘accidentes’ genéticos sean menos frecuentes. Si el ser humano evoluciona, lo hará mentalmente y no físicamente.

No evolucionaremos más. No habrá seres humanos más altos, o más fuertes, o inteligentes o sanos, según la conferencia dada por el profesor de la universidad de Londres Steve Jones, que asegura, según recoge la BBC, que la evolución humana ha llegado a su fin.

La noticia que también ha sido recogida por el diario español 20minutos.es, consigna que a partir de ahora lo que se transmitirá de padres a hijos serán mutaciones genéticas, Independientemente de que influya la selección natural como ocurría hasta ahora y que permitía que los ‘mejores' genes fuesen decisivos en el paso de generación en generación.

Todo esto se debe a lo avances en la medicina y tecnología, según el profesor universitario, que añade en su teoría ‘Se acabó la evolución humana' que este hecho será más físico que mental. "Si hay cambios, serán psicológicos, no físicos".
La clave está en el "debilitamiento de la selección natural", uno de los tres componentes que entran en juego en la evolución humana, junto a la mutación y los cambios aleatorios.

"En la antigüedad la mitad de los niños que nacían en Inglaterra morían antes de cumplir los 21 años y esas muertes eran la base de la selección natural", afirma Jones, para explicar el debilitamiento de la pieza clave que Darwin empleó para explicar por qué sobreviven los más fuertes y esto se transmite entre generaciones.

También influyen los patrones reproductivos en las parejas, la anticoncepción, y otros elementos como las sustancias químicas y la contaminación, que especialmente han alterado la capacidad reproductiva del varón, reduciéndola considerablemente.

Con la selección natural reducida, quedan las mutaciones y cambios aleatorios como factores para evolucionar. Sin embargo, las mutaciones y cambios aleatorios también están cayendo en número, según Jones.

Cuanta más edad tenga el progenitor menos serán las mutaciones y errores aleatorios en el traspaso de información genética a su descendiente.

"Con 29 años (edad media de procreación en occidente), el hombre ha pasado 300 veces el esperma original que lo creó (información genética de su padre) y con 50 lo ha pasado unas mil veces, reduciendo así la posibilidad de que ocurran estos errores y mutaciones", concluye.

"Hoy somos 10.000 veces más comunes de lo que deberíamos y estamos en pleno proceso de ‘globalización' de razas, no estamos mezclando", dice Jones.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza100%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|11:53
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|11:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes