¡Orgullo! Mendoza, protagonista del festival gastronómico de Gramado

En la nota te contamos lo que fue la primera parte de este prestigioso festival brasileño, en el que se lucieron chefs mendocinos. Lo que cocinaron, los que fueron, y más, a un click.

Recibí nuestro Newsletter
Recibí la mejores recetas e ideas de cocina, descuentos e invitaciones a restaurantes.

Mendoza se lució en Brasil. En este caso, gastronómicamente hablando. Es que seis chefs de nuestra provincia -bueno, en realidad ellos, sus ayudantes, y algunos enólogos- fueron los protagonistas exclusivos del Noveno festival gastronómico de Gramado, una ciudad ubicada en el Estado brasileño de Rio Grande do Sul.

Por espacio de diez días, los sabores y los vinos de Mendoza se trasladaron a Gramado y sorprendieron a los locales, que aplaudieron a rabiar a nuestros chefs y los trataron como celebridades del universo de la cocina. Tuve la oportunidad de participar en la primera parte del festival, acompañando las performances de Patricia Suárez Roggerone, Sebastián Weigandt -y su sous chef Celmira Escudero- y Pablo Del Río.

Se trata de un festival en el que se vivió un verdadero arte de armonizar vinos y gastronomía en la unión de dos culturas: Brasil y Argentina -o más precisamente, mendocina y gaúcha-. Esta es la esencia del 9º Festival de Cultura y Gastronomía de Gramado. 

La capital del turismo gaúcho preparó un súper evento entre los días 05 y 15 de octubre, en tres puntos centrales de la ciudad: en la calle Coberta, Plaza Mayor Nicoletti y Rua Pedro Benetti. El circuito gastronómico en la calle estuvo compuesto por 18 restaurantes, con platos salados a un valor único de R $ 25,00 y platos dulces a un valor de R $ 15,00. Se sumaron las cenas especiales -te voy a hablar de las dos primeras, a continuación-, más de 15 puntos de venta de bebidas, que iban desde cervezas artesanales de la región -¡un must total!- hasta las más tradicionales vinícolas brasileñas y argentinas. 

Diariamente, chefs, sommeliers, enólogos y demás expertos en temas ligados a la gastronomía presentaron y enseñaron técnicas, dieron charlas, brindaron catas de vinos, cervezas, whiskies, bebidas y aceites para profesionales y entusiastas en la cocina experimental, en un espacio montado dentro de la calle Coberta. 

gramado 1

Para resumir cómo se llegó a esta importante posibilidad de mostrar nuestra gastronomía y nuestros vinos en una de las ciudades más elegantes y con mayor poder adquisitivo de Rio Grande do Sul, basta atender al relato que Patricia Suárez Roggerone le hizo a la periodista Selva Manzur: "Hace dos años fui invitada por el Ministerio de Turismo de la gestión anterior, junto a los vinos de Bodega Norton, a cocinar en distintos restaurantes de Gramado, en el marco del Festival de Turismo. Entablé amistad con uno de los dueños de Restaurant Malbec, que tiene una cocina de carnes asadas a la parrilla y muchas etiquetas de vino argentino. Se llama Josiano Schmit y vino posteriormente a nuestra provincia con toda su familia. En ese momento, lo acompañé a varios restaurantes donde cocinaban amigos como Sebastián Weigandt, Matías Aldasoro y Pablo del Río. Amante de nuestra cocina argentina, como presidente de Abrasel (Asociación de Bares y Restaurantes de Brasil), se convirtió en el promotor de este festival de cultura y gastronomía Mendocino - Brasilera".

gramado 3

Sebastián Weigandt: el que abrió el juego

"Fue una de mis primeras experiencias cocinando afuera de la Argentina, y tenía muchas ganas de hacerlo. Quedé sorprendido por la calidez de la gente, además del amor que tienen por su lugar, Gramado. En el ámbito de la gastronomía son absolutamente prolijos, serios, y eso hizo que a pesar de la cantidad de horas de trabajo que vivimos, nos sentimos como en casa y defendimos nuestras cenas como si fueran en nuestros restaurantes", comienza explicando el chef de bodega Renacer.

"Mi objetivo fue llevarles un poquito de Mendoza: que prueben algo de nuestros sabores allá. Trabajé el tomate, el chivo, y la carne argentina. Sin embargo, me interesaba hacer sentir con mis platos una suerte de hermandad latinoamericana: mostrar con mis platos que somos países hermanos, latinos", siguió Sebastián.

"Sentí una responsabilidad muy grande al estar a cargo de la cena de apertura, y además te confieso una infidencia: mi portugués no es para nada bueno. Pero la atención de nuestros anfitriones, el detalle de que todo esté bien y perfecto para que cocinemos, y la predisposición de los equipos locales transformó todo en una experiencia inolvidable. Volví con muchísimos amigos, y contactos muy poductivos. Aprendí que se puede trabajar por una marca de ciudad, todos en bloque, llevarse bien y buscar un mismo objetivo: la mejoría económica y social de un lugar para hacerlo pujante".

patricia suárez roggerone

Patricia Suárez Roggerone: el alma mater  

Pato, que fue la reina absoluta del festival, nos contó que para ella "el desafío era mostrar los sabores de la cocina argentina, esas cosas clásicas y sencillas que nosotros comemos a diario, pero también el maridaje que hacemos entre espumantes y vinos en un menú degustación que nosotros estamos acostumbrados a realizar y que en Brasil prácticamente se ve solo en los restaurantes cinco estrellas".

"Hoy te puedo decir que casi el 90 % de público extranjero que recibimos en las bodegas mendocinas es brasileño. Nosotros estamos acostumbrados a movernos con ese menú de pasos y es justamente ese el que ellos vienen a buscar cuando están de visita, por eso me interesaba mostrarlo", sigue. 

Sobre los vinos, Patricia nos contó que "Bodega Norton llevó para maridar en la cena que tuve el honor de cocinar a su línea Reserva. El Chardonnay es una novedad, ya que ha cambiado bastante de la mano de David Bonomi, y el Reserva Malbec es un clásico de nuestra bodega y el que más importa Brasil".

"Mi idea siempre fue combinar los clásicos: el pescado -en este caso la trucha, algo que nosotros trabajamos mucho en nuestro menú- maridada con el Chardonnay, y nuestras carnes con tomates y chimichurri fueron presentadas con nuestro Malbec Reserva. Yo me traje a Gramado productos de Mendoza, y quise que por ejemplo el chocolate, la banana y el dulce de leche estén en el postre; en el principal sí o sí el chimichurri con buen tomate y buena cebolla con una versión de criolla, y en la entrada agregué sabores más modernos como la yema de huevo confitada en aceite de oliva, que queda genial con el vino blanco".

Aquí te dejo yo, terminando este primer capítulo. Pero más chefs mendocinos sorprendieron, y más cosas pasaron en Gramado. Se viene una segunda parte, de la mano de Alicia Sisteró. ¡Atenti!    

Opiniones (0)
12 de diciembre de 2017 | 07:35
1
ERROR
12 de diciembre de 2017 | 07:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"