Deportes

¿Será Bianchi el 'bombero' que apague el incendio?

La dirigencia de Boca tiene decidido ir a buscar al Virrey si el actual entrenador del equipo, Carlos Ischia, no alcanza alguno de los objetivos planteados: ganar la Sudamericana o el Apertura.



El manejo de la crisis por los casos “Caranta” y “Cáceres-Riquelme”, que desnudaron la lucha interna que se vive en el plantel xeneize, dejó debilitado al técnico Carlos Ischia, quién es consciente de que su futuro está condicionado a la obtención de la Copa Sudamericana o el torneo Apertura.

El contrato de Ischia finaliza en diciembre próximo y el presidente de la institución, Pedro Pompilio, manifestó que “se evaluará su tarea” a fin de año y cuando fue consultado si se pensaba en Carlos Bianchi, respondió que la figura del Virrey” siempre sale a la superficie en este tipo de situaciones”.

Hay que recordar que cuando se decidió que Miguel Russo no continuara siendo el entrenador de Boca la dirigencia xeneize fue a buscar a Bianchi, quien no aceptó el ofrecimiento y recomendó a su ex ayudante de campo, Carlos Ischia.

Boca Juniors pasó a los cuartos de final de la Copa Sudamericana y ahora deberá enfrentar al Internacional, de Porto Alegre, el 22 de este mes, en Brasil, mientras que el desquite será el 6 de noviembre próximo en La Bombonera.

En el torneo local, tras la caída ante Estudiantes de La Plata, 2 a 1 en La Bombonera, Boca quedó a ocho puntos del líder San Lorenzo de Almagro.

De acuerdo a este cuadro de situación, si Ischia no logra los objetivos propuestos por la comisión directiva sus chances de quedarse en el club serán mínimas y la dirigencia buscaría como sucesor al “Virrey”.

También en los pasillos de La Bombonera circuló el nombre de Alfio Basile, si es que finalmente decide no continuar en el seleccionado argentino en caso de que no obtenga resultados positivos ante Uruguay y Chile.

El último partido que Carlos Bianchi dirigió a Boca Juniors fue en la recordada final en Manizales, cuando el Once Caldas le arrebató la Copa Libertadores de América al conjunto argentino, el primero de julio de 2004.

Por serias discrepancias con el entonces presidente Mauricio Macri, el técnico más ganador de la historia de Boca decidió renunciar y no retornar más a la entidad de la ribera.

Bianchi actualmente se dedica a su familia y a atiende cuestiones profesionales vinculadas a tareas periodísticas, ya que trabaja para la cadena Televisa, de México y efectúa comentarios en el sitio de internet de la empresa ESPN.

Una allegado al entrenador más exitoso en la última etapa xeneize, deslizó a Télam que el director técnico estaría dispuesto a volver a trabajar como entrenador, si que es que dan las condiciones para su regreso a Boca Juniors.

Por su parte, Carlos Ischia, su “dilecto” alumno deberá pilotear el frente de tormenta que se le abrió con el “Caso Caranta” y luego con la feroz interna del plantel, que quedaron expuestas luego de las declaraciones de Julio Cáceres en contra de Juan Román Riquelme.

El primer objetivo de Ischia para permanecer en su cargo será ganarle a River Plate, en el Monumental, y a partir allí tendrá que alcanzar uno de los dos objetivos propuestos, en caso contrario, su destino estará sellado.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|23:42
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|23:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016