Mañana es el día del huevo, aunque nadie sabe si nació antes que la gallina

Mañana se celebra el Día Mundial del Huevo, alimento considerado por la FAO como el más nutritivo de la naturaleza, por Colón como un desafío a poner de pie y por la Metafísica como una incógnita aun no develada: ¿qué nació primero, el huevo o la gallina?

La celebración se realiza en los 153 países que integran la Comisión Internacional del Huevo (International Egg Commission) con diversos festejos, oportunidad que es aprovechada para difundir sus valores nutritivos y beneficiosos para la salud.

Vilipendiado hasta hace muy poco por muchos médicos, últimamente ha sido reivindicado hasta como algo útil para adelgazar: resulta que no sólo no engorda (aporta sólo 75 calorías, igual que una fruta mediana), sino que contribuye a perder peso porque da sensación de saciedad y evita el picoteo.

Además, la energía y las proteínas que aporta permiten sobrellevar una dieta sin que aparezcan mareos, dolores de cabeza y sensación de vacío, sin aumentar colesterol ni triglicéridos.

Pruebas al canto: Japón, España y Francia, tres de los mayores consumidores de huevos, tienen los menores índices de mortalidad cardiovascular entre todos los países industrializados del mundo.

Argentina, aunque no alcanza esos valores, ha aumentado el consumo de huevos por persona por año, de 126, en 2002, a 205, en 2008, según la Cámara Argentina de Productores Avícolas (CAPIA).

Aunque el Día Mundial del Huevo es el 10 de octubre, ésta es sólo su fecha de culminación: su semana mundial comenzó el lunes 6 y en coincidencia, en la Argentina se viene desarrollando la Tercera Semana Gourmet del Huevo, en la que no se cesa de romperlos, habida cuenta de que hay que hacer tortillas.

De ella participan los principales referentes gastronómicos del país, como Tomo I, Il Fiume Ristorantino y Cielito Lindo, en la ciudad de Buenos Aires; Cosecha, en San Isidro; El Viejo Cañón en Avellaneda; Brulée, en Castelar; 1888 Cocina de Estación, en Pilar, y varios más en Córdoba, Mar del Plata, San Juan, La Plata, Necochea, Marcos Paz, Rafaela, Trenque Lauquen y Brandsen.

Además, la CAPIA renovó su compromiso solidario con la Fundación Margarita Barrientos, con una nueva donación anual de 1.200 huevos semanales (un total de 60.000) con el objetivo de mejorar la calidad nutricional de las comidas que reciben las 1.500 personas que asisten al comedor Los Piletones.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) afirma que es uno de los alimentos más nutritivos de la naturaleza por la calidad de sus proteínas y la gran cantidad de vitaminas, minerales y sustancias esenciales.

Según la Asociación Dietética Americana (ADA) los huevos son alimentos que se encuentran naturalmente enriquecidos con componentes fisiológicos activos beneficiosos para la salud.

Dentro de sus aportes está la gran variedad de vitaminas y minerales que contiene, especialmente las del tipo antioxidantes (Vitaminas E y A, Zinc y Selenio).

Su nivel de colina -un vitaminoide esencial para las embarazadas y niños pequeños- contribuye al desarrollo de la memoria y de las funciones cognoscitivas: un huevo contiene el 50% de las recomendaciones dietarias de este nutriente. 

Carotenoides como la luteína y la zaxantina, presentes en la yema, previenen la degeneración de la mácula del ojo, mejoran la visión y evitan el riesgo de sufrir cataratas.

Se trata además de un alimento de "proteína completa", ya que la suya está compuesta por 20 aminoácidos, nueve de ellos denominados esenciales, cuyo alto valor biológico es de 93.7% y se ubica apenas por debajo de la proteína de la leche materna.

En suma, el huevo aporta beneficios al sistema inmunitario, se protege a sí mismo del ataque bacteriano, aumenta la saciedad y facilita el descenso de peso, y contiene todos los aminoácidos esenciales que favorecen el mantenimiento y formación de la masa muscular, órganos, tejidos, anticuerpos y hormonas.

Desde 2000 la American Heart Association, en sus guías alimentarias para la población sana, recomienda el consumo de un huevo por día; pero en 2005, el International Journal of Cardiology publicó un estudio donde el consumo de dos huevos diarios no presentó efecto nocivo sobre la función endotelial ni aumentó los niveles de colesterol.

Dicho esto, importará muy poco cuál nació primero, si el huevo o la gallina; es la hora de hacer lo de Colón, que para poder pararlo, simplemente rompió su base y de paso se lo comió.
Opiniones (0)
25 de septiembre de 2017 | 14:58
1
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 14:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'