Deportes

Se estrelló a 500 Km/h en una picada y sólo sufrió algunos rasguños

El hecho sucedió en una competencia de dragsters que se realizó en Australia. En plena picada, al vehículo se le desprendió el alerón delantero y se elevó. El rodado se destrozó por completo, pero el piloto salió ileso y pudo contarla.

Una competencia automovilística casi se transformó en una tragedia. En una picada a unos 500 kilómetros por hora, uno de los vehículos voló y se estrelló contra el suelo, pero su piloto salió ileso y lo pudo contar.

Los dos autos iban a 500 kilómetros por hora durante una prueba realizada en Australia y que era presenciada por una gran cantidad de espectadores, señala una nota de Infobae.com.

En el momento menos esperado, a uno de ellos se le desprendió el alerón delantero y entonces se generó lo que pudo ser una tragedia.

El coche se elevó sobre si mismo y voló hasta volver a caer en el suelo y quedar reducido prácticamente a nada.

Sin embargo, lo más llamativo es que su piloto salió ileso y pudo contar por sí mismo cómo fue la historia, según se observa en un video de la cadena brasileña O'Globo.
En Imágenes