En el entierro de un ladrón detuvieron a un cómplice en una moto robado

Un joven que participaba del cortejo fúnebre de un delincuente muerto ayer al tirotearse con la policía fue detenido hoy en el cementerio de Bahía Blanca, mientras realizaba piruetas a bordo de una moto robada, informaron fuentes policiales.

El protagonista del insólito hecho fue identificado como Oscar Fabián Pereyra (18), quien hoy quedó detenido por personal de la Comisaría Primera, durante el entierro de Mario "El indio" Galván, un delincuente que murió baleado ayer.

El ahora detenido se desplazaba en una moto Honda Bic, que horas antes, junto a otros cómplices, le había sustraído a Samanta Marcela García (32), en la calle Rojas 1542.

A la mujer la despojaron además de un bolso, y le aplicaron un golpe con tanta violencia que hasta le partieron el casco que llevaba colocado en su cabeza, informó la policía.

Como si nada hubiera pasado, y en la misma moto robada, Pereyra se integró esta mañana al cortejo fúnebre que trasladaba los restos de "El indio" Galván, al cementerio de Bahía Blanca.

Galván era un peligroso delincuente que se tiroteó con la policía, tras ser sorprendido ayer a la madrugada asaltando un quiosco de la calle Washington al 800, del barrio de Villa Mitre.

Pereyra llamó la atención de quienes participaban del cortejo y del personal policial que realiza tareas de vigilancia en la necrópolis, puesto que el joven realizaba llamativas piruetas con la moto.

"Incluso chocó la puerta de hierro del cementerio", comentó el Jefe de la Seccional 1era de esta ciudad, capitán Marcelo Bianchettín.

"Realmente era sorprendente lo que hacía este joven con la moto durante el cortejo, por lo que personal del Destacamento Patagonia que cumple la vigilancia en el lugar, advierte de la situación a la Comisaría Primera, que rápidamente llega al cementerio", añadió el jefe policial.

Dijo que luego, el joven fue identificado y se determinó que nació en la localidad bonaerense de La Matanza, pero actualmente estaba radicado en Bahía Blanca.

"Si bien no tenía antecedentes, el personal policial observa que la moto era muy similar a la robada el día anterior a la señora García", explicó Bianchettín.

Posteriormente la policía determinó que el rodado efectivamente había sido sustraído el día anterior, por lo que de inmediato y ante la sorpresa de todos quienes participaban del entierro, el motociclista quedó detenido a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 y del Juzgado de Garantías de Bahía Blanca.

El Capitán calificó de "insólito" el episodio y dijo que no hay antecedentes de una detención en pleno cortejo fúnebre en el cementerio bahiense.
Opiniones (0)
23 de agosto de 2017 | 07:48
1
ERROR
23 de agosto de 2017 | 07:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes