Rescatan a dos niñas obligadas a prostituirse por su madre

Fuentes de la investigación dijeron que el reclutador viajó a Puerto Iguazú para conocer a las hijas de la mujer, oportunidad en la entabló una relación amistosa con el padre de las chicas. De esta forma, a la madre le fue más fácil convencer al ex marido de que dejara venir a la mayor de las hijas, con la excusa que de que trabajaría como niñera a Buenos Aires.

Dos hermanas misioneras de 11 y 14 años que eran obligadas por su madre a ejercer la prostitución fueron rescatadas hoy por la Policía Federal en un burdel de la localidad bonaerense de Pablo Podestá, luego de que otra hermana de 16 años, que estaba en la misma condición, lograra escapar y denunciar el hecho.

Las niñas fueron rescatadas anoche de dos locales ubicados en Santiago del Estero al 9600 y al 2100 de Pablo Podestá, en allanamientos realizados en forma simultánea en la ciudad misionera de Puerto Iguazú, donde fue detenido el reclutador, quien se encontraba tras los pasos de la menor de 16 años que se había fugado, informaron fuentes policiales.

La madre de las niñas, de 36 años, también fue detenida en los allanamientos y puede enfrentar penas de hasta 25 años de prisión.

La mujer había vivido con su esposo y sus tres hijas en Puerto Iguazú, pero se había separado en febrero pasado, cuando viajó a Buenos Aires.

Allí conoció a un hombre de 35 años, quien se dedicaba a regentear burdeles y a traer niñas jóvenes desde el Paraguay y el norte del país para prostituirlas, por lo que luego de incorporar a la mujer para sus locales y de iniciarla en la drogadicción, la convenció para que trajera a sus hijas, que habían quedado con al cuidado de su ex esposo.

Fuentes de la investigación dijeron a Télam que el reclutador viajó a Puerto Iguazú para conocer a las hijas de la mujer, oportunidad en la entabló una relación amistosa con el padre de las chicas.

De esta forma, a la madre le fue más fácil convencer al ex marido de que dejara venir a la mayor de las hijas, con la excusa que de que trabajaría como niñera a Buenos Aires.

Apenas llegó a Buenos Aires, la adolescente fue recibida por el reclutador y la regente de los burdeles, tras lo cual fue sometida a "un mes de ablande", explicaron las fuentes a Télam.

Durante ese tiempo, la niña fue trasladada a Villa Carlos Paz, donde fue violada en reiteradas ocasiones, drogada, y sometida a golpes y todo tipo de vejámenes.

El reclutador convenció entonces a la madre para traer a sus otras dos hijas de 11 y 14 años, con el pretexto de que así iba a poder ganar más dinero.

Cuando las niñas llegaron a Buenos Aires, la mayor de las hermanas, asustada por lo que iban a vivir las dos nenas, convenció al reclutador para volver a Misiones con la excusa de traer a unas chicas que ella conocía para trabajar para él.

Aunque le permitió hacer el viaje, el reclutador la siguió hasta Puerto Iguazú, donde paradójicamente, se alojó en la casa del padre de la adolescente con quien había trabado amistad, confirmó la fuente de investigación.

La adolescente no se animó a decirle al padre lo que pasaba, pero al ver al reclutador en Iguazú y recibir un mensaje de texto donde le escribía: "Sos una mentirosa. Vas a ver lo que te va a pasar", decidió contar todo a Marcelina Antúnez, integrante de una organización que se dedica en Misiones a combatir la trata de personas.

Antúnez, además, había sido maestra de la adolescente cuando estudiaba en Puerto Iguazú.

La mujer convenció al padre de no actuar contra el reclutador que vivía en su casa, hasta que las dos niñas de 11 y 14 años que todavía estaban en Buenos Aires, estuvieran a salvo.

Finalmente, Antúnez y el padre de las nenas hicieron la denuncia en la delegación de la Policía Federal en Misiones y, luego de dar intervención al juez federal de la localidad de Eldorado y de recibir el testimonio de la joven que describió con lujo de detalles donde estaban ubicados los burdeles en Buenos Aires, ordenó allanamientos y la detención del reclutador.

El hombre "tenía en su mochila fotos de muchas adolescentes", precisó la fuente y agregó que la joven de 16 años, contó que el reclutador "le había prometido llevársela a España en un futuro cercano".

A raíz del relato de la niña, quien actualmente recibe tratamiento psicológico y está a cargo de una familia sustituta en Misiones, "la policía busca a tres adolescentes paraguayas que la joven vio que también estaban en el burdel, pero que la policía no encontró cuando realizó los allanamientos".

Las otras dos hermanas quedaron a resguardo de la Oficina de Rescate y Acompañamiento a Personas Damnificadas por el Delito de Trata del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la Nación, y reciben ayuda psicológica, jurídica y médica.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 07:58
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 07:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial