Cromañón: un sobreviviente aseguró que vio como tiraban bengalas desde el vip

Myriam, una testigo de 43 años, dejó entrever que "esa mujer rubia" a la que ella vio que tiraba "palitos" - que cree que eran bengalas- desde el "vip" del boliche podría ser la madre del cantante de "Callejeros", Patricio Santos Fontanet.

Myriam, una sobreviviente de la tragedia de Cromañón, aseguró hoy que vio cómo desde el "Vip" del local, donde estaban los invitados y familiares de los integrantes de "Callejeros", tiraban "como unos palitos" que cree que eran bengalas.

Así, la testigo, de 43 años, dejó entrever que "esa mujer rubia" a la que ella vio que tiraba "palitos" desde el "vip" del boliche podría ser la madre del cantante de "Callejeros", Patricio Santos Fontanet.

"Esa señora, con un bolsito... tiraba como unos palitos... deduzco que son bengalas por el tamaño y la forma", agregó.

Familiares de las víctimas que presenciaban la jornada del juicio en el Palacio de Tribunales, atribuyeron que "esa mujer rubia" que dijo ver la testigo, se corresponde con la descripción de la madre de Fontanet, Susana, a quien siempre señalaron como aquella que podría haber ingresado las bengalas a Cromañón.

Myriam contó cómo el 30 de diciembre de 2004 perdió a su marido y a su hijo Matías de 14 años, quienes quedaron atrapados en Cromañón, lo que ella definió como "una cárcel".

La testigo señaló que estuvo internada en el Hospital Ramos Mejía hasta el 20 de enero de 2005, y también su hija Romina, de 19 años, quien permaneció allí hasta el 17 de febrero de ese año.

Al recordar detalles de aquella trágica noche, Myriam contó que fue la familia completa a Cromañón porque su hijo Matías quería ir a ver a "Callejeros", y no querían que fuera solo.

Así, contó que el cacheo previo al ingreso al local fue tan riguroso que le revisaron "la ropa interior, las zapatillas y una mochila" que llevaba su hija.

"Si la revisación es buena va a estar todo bien", recuerda que su hijo le dijo para tranquilizarla, pues –según contó- era la primera vez que ella iba a un recital de rock.

Una vez iniciado el fuego, cuando "una bengala tomó contacto con la media sombra que estaba en el techo", por consejo de su marido, toda la familia en lugar de escapar hacia la salida  subió al piso superior del local.

Pero la luz se cortó repentinamente, y ellos se abrazaron "para no perderse", y ahí entre los gritos, escuchó que su marido le dijo: "la puta que los parió, no doy más".

Esa fue la última imagen que recordó Myriam, ya que –según señaló- "no me desperté hasta el 20 de enero" en el hospital.
Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 05:52
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 05:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial