Lula firmó acuerdos con Noruega y busca hacerlo en España

En Norega acordó producir biocombustibles a través de las dos empresas estatales, Petrobrás y Statoil.
En el país ibérico invitó a los empresarios a construir alianzas con las empresas brasileras y participar del Programa de Aceleración del Crecimiento.

El viernes pasado se firmó un acuerdo entre los representantes de la compañía petrolera brasileña Petrobras, José Sergio Gabrielli de Acevedo, y de Statoil de Noruega, Helge Lund.

La firma se produjo durante la apertura de un seminario económico organizado por la Cámara de Comercio Noruego-brasileña, en el marco de la visita del presidente de Brasil, Luis Inácio Lula da Silva, a Noruega.

Ambas compañías adquirieron el compromiso de estudiar oportunidades de negocio de los biocombustibles en conjunto en el campo del gas y del petróleo.

A la petrolera del país nórdico, el acuerdo le permitirá concretar proyectos para la producción de etanol y el desarrollo tecnológico en esa área, en el que Brasil representa uno de los mercados mundiales "más avanzados", afirmó el presidente de la compañía noruega, Helge Lund.

Del mismo modo, la Confederación Nacional de la Industria (CNI) de Brasil y la Confederación de Empresarios Noruegos (NHO) firmaron un convenio por el que empresas líderes de ambos países colaborarán en proyectos de responsabilidad social corporativa en las áreas laboral, social y de medioambiente.

Este no es el primer acuerdo firmado por las empresas estatales, ya que Petrobras y Statoil tienen ya varios proyectos de colaboración funcionando en Brasil, Angola, Nigeria y el golfo de México.

Con anterioridad a la apertura del seminario, el presidente brasileño tuvo un desayuno de trabajo con los presidentes de algunas de las principales compañías noruegas, dentro de ellas la misma Statoil, el consorcio energético Norsk Hydro, la papelera Norske Skog y la productora de fertilizantes minerales Yara.

En esa oportunidad, los empresarios noruegos defendieron ante el presidente la necesidad de una reforma tributaria en Brasil.

En España, Luiz Inácio Lula da Silva, animó a los empresarios a construir alianzas con las empresas brasileñas y a participar en el Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC), que prevé inversiones de 260.000 millones de dólares en el país sudamericano.

Lula indicó que el PAC, que se desarrollará entre 2007 y 2010 y que prevé inversiones en infraestructuras, energía, urbanismo y políticas sociales, conseguirá "cambiar la cara de Brasil" y construir un país mejor para las empresas, los trabajadores y "mejor para España y Brasil si sabemos construir las alianzas".

Aunque reconoció que "hay cosas aún por hacer" en Brasil, el mandatario brasileño insistió en que desea que las empresas españolas participen en los planes de desarrollo de su país porque le demostraron "confianza" en sus primeros años de Gobierno, en los que "todo el sacrificio valió la pena".

En este sentido, aseguró que, si bien se siente "muy feliz" por el crecimiento económico que experimenta Brasil en los últimos años, afirmó que tiene "motivos de sobra" para ser un mandatario "infeliz" porque considera en que aún se puede "hacer más".

Lula se encuentra en España desde el pasado viernes, aunque la agenda oficial se inicia hoy, jornada que incluye una entrevista con el jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.
Opiniones (0)
18 de noviembre de 2017 | 10:12
1
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 10:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia