Por qué Cornejo no cambiará de caballo en la mitad del río

El gobierno intentará otra vez provincializar una elección que estará aún más nacionalizada que en agosto. El objetivo de Cornejo de obtener "dos o tres puntos más" que en las PASO

Por más que quiera y quiera, Alfredo Cornejo no podrá imponer del toda su estrategia electoral en este nuevo tramo de la campaña que se inicia de cara a los comicios de octubre.

Si por él fuera, encapsularía a Mendoza para que en las legislativas que se avecinan solo se plebiscite su gestión. Pero como sucedió en agosto, o mejor dicho aún más marcado que lo que pasó en agosto, la elección estará nacionalizada. No habrá que esperar cambios importantes en el plan del oficialismo para depositar a Claudia Najul en el Congreso: la campaña se mantendrá en la línea de asociar todo lo que se pueda la imagen de la ministra de Salud a la figura del gobernador. El gobierno entiende que no hay necesidad de cambiar de caballo en el medio del río. Si ya funciono en cierta forma en 2015 y esa estrategia dio resultados hace días en las PASO, no pasará otra cosa ahora. Es decir, Cambia Mendoza tratará de repetir un escenario casi de balotaje en Mendoza y además personalizará todo nuevamente detrás de Cornejo.

Eso le evitó al gobierno una elección peor en la PASO. Las gestiones de los intendentes del Gran Mendoza más la imagen positiva del propio gobernador, sirvieron para amortiguar el impacto de la mirada más negativa que positiva que Mauricio Macri acumuló en la provincia en estos últimos meses.

La clave de esa imagen sobre el presidente sigue estando en la situación económica. Tal como ocurrió en la previa de las internas abiertas, el ánimo negativo hacia la figura del presidente continúa siendo importante.

La Casa Rosada y el propio Cornejo se entusiasman con que algunos indicadores económicos han comenzado a mostrar signos de recuperación, pero uno de ellos no levanta cabeza en Mendoza.

La inflación local volvió a dar en agosto niveles más altos que las mediciones nacionales por segundo mes consecutivo y no hay perspectivas de que eso mejore en los registros de septiembre.

Aún si la inflación bajara, esas cartas ya están jugadas para Cornejo. Por más que el clima económico mejore, el Gobierno sabe que no tendrá impacto masivo en la elección.

La gente ya tomó partido en las PASO", admiten dentro del oficialismo.

En ese sentido es que seguramente no se le pondrá el oído al reclamo concreto que los gremios estatales ya están comenzando a hacer para la reapertura de paritarias.

El SUTE fue quien ya planteó la vuelta inmediata a la mesa de negociación salarial, pero ese reclamo no se atenderá hasta después de las elecciones.

Quien no gobierna pero casi, Elbio Rodríguez, el encuestador de Cornejo, mostró en ámbitos muy reservados un sondeo referido a los maestros que le costó creer hasta el propio Jaime Correas, el Director General de Escuelas.

Cornejo mandó medir la imagen de su gestión en al menos 14 profesiones y actividades de la provincia contando a comerciantes, cuentapropistas, profesionales independientes y hasta empleados públicos, por mencionar algunos.

Hasta 2016, entre el sector de los que trabajan en el Estado la imagen positiva estaba muy por debajo de la media del resto de las actividades. Este año, según Rodríguez, esa imagen subió. Y la que más mejoró es la de los docentes.

Como siempre, el gobernador conduce el barco a través de un mar de encuestas y apelando, cada tanto, a su olfato político.

Los sondeos de opinión que leyó después de las PASO le marcan que en un 65% el electorado mendocino está convencido de que votará igual que en las PASO. Pero que existe un 30% dispuesto a cambiar.

De las cuatro fuerzas que competirán con más chances para diputado nacional (el oficialismo, el peronismo, la izquierda y el Partido Intransingente) solo el FIT mantiene consolidado su voto. Prácticamente el 90% de los que votaron a Soledad Sosa en agosto, dijeron que harán lo mismo en octubre.

De esa franja un tanto volátil que podría llegar a cambiar, es que el Gobierno se entusiasma en sumar "dos o tres puntos más" del 41% que obtuvo en las PASO.

¿De dónde los sacará?, no lo tienen muy claro a decir verdad. Pero aquí es donde, además de las encuestas, Cornejo apela a su olfato.

En Casa de Gobierno entienden que la polarización nacional y, sobre todo, la mayor exposición de Cristina Kirchner pueden favorecer sus chances.

Está claro que la figura de la ex presidenta sirvió para que La Cámpora en Mendoza llegara al 12% y consiguiera intercalar a Cecilia Jury en las listas. Pero es una incógnita que hará Omar Félix con Cristina en su campaña. Quizás opte por la solución que buena parte del PJ ha elegido: la mitad de camino.

Opiniones (2)
21 de noviembre de 2017 | 20:58
3
ERROR
21 de noviembre de 2017 | 20:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. que no encapsule su gestión que está en el horno. Ni un corrupto preso, ni una obra terminada, ni un puto plan estratégico para el futuro. Pura rosca política. Justo los políticos que no queremos mas. Najul, quien es?, está en el tema remedios (efedrina?), no me gusta. Mejor que no encapsule tanto porque va a ser boleta.
    2
  2. La mala imagen del presidente acá perjudico?? y ayudó en el resto del país para ganar San Luis, Santa Cruz, Neuquén, Córdoba, casi Santa Fé, gran elección en BsAs.... No estarás equivocado? Me parece que muchos políticos y periodistas no entienden bien que es lo que pasa!!!
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia