Un festejo sorpresa muy especial

Los amigos de Nicolás Delgado no quisieron dejar pasar su cumpleaños y le organizaron un festejo sorpresa. En un café-bar de Ciudad, distintos grupos de amigos se reunieron para brindar por los 28 años del joven abogado, y entre todos los invitados le hicieron un regalo muy esperado.

Los primeros en llegar al lugar fueron Nicolás Delgado, el cumpleañero, y su novia Julieta. Supuestamente, luego "caerían" Franco y Luis -los organizadores-, con dos señoritas. La noche sería exclusivamente de parejas. Pero los chicos, impuntuales, se demoraron un poco. Cuando tres de las invitadas sorpresa arribaron, tuvieron que hacerse las distraídas por el casual encuentro. Hasta que, poco a poco, fueron llegando los demás y el festejo se hizo evidente. El agasajado, feliz, agradeció a todos por el inesperado encuentro.

Amigos del colegio, de la facu y de las vacaciones, entre otros, ocuparon una gran mesa en un café-bar de la calle Emilio Civit. El gran grupo compartió una picada que acompañó con vinos, espumantes y fernet. A lo largo de la noche hubo brindis, torta, fotos, anécdotas, “gastadas”, abrazos y risas. El regalo, un momento clave del festejo, fue muy deseado por Nico. Entre todos sus amigos le obsequiaron un fin de semana para disfrutar en un spa de la localidad de Merlo, en San Luis.

Los integrantes del grupo “los viernes gourmet” aprovecharon la ocasión para pedirle a la cocinera estrella, Elina, que los deleitara pronto con sus especialidades. Ella prometió repetir sus famosos calzones caseros, uno de los platos más exitosos de las juntadas culinarias del último día hábil de la semana.

Por otro lado, "Luigi" -que volvió recientemente al ruedo- estuvo muy cariñoso y “abracero” con las chicas. Franco, otro de los amigos, cortó su larga cabellera y las mujeres lo felicitaron por su nuevo look. El amigo y ex compañero del colegio de Nicolás -próximo a cumplir años- prometió sorprender a todos con una súper fiesta por la llegada de sus 28 años.

Algunos partieron temprano a una disco de Chacras y otros se quedaron hasta el final. Estos últimos sacaron sus "niños de adentro" y jugaron a sacarse fotos posando como “emos”, “mirando al horizonte” y con “trompita de pato”. Y hasta hubo quien no quiso salir en las instantáneas y terminó posando con buena onda. Así fue como los invitados disfrutaron un festejo distinto y lograron su principal cometido: sorprender y hacer sentir especial a un amigo muy querido.
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México