Irá a juicio oral acusada de contratar sicarios para matar a su sobrina

Se trata de un caso de celos extremos por el cual la joven, embarazada, fue ejecutada delante de su pareja cuando se dirigía a su trabajo. El hombre anteriormente había sido la pareja de la mujer que ordenó el asesinato. El hecho se produjo en la localidad porteña de La Matanza.

Una mujer será juzgada al ser acusada de haber ordenado el asesinato de su sobrina embarazada luego de que ésta se quedara con su pareja, para lo cual habría contratado a dos sicarios que la ejecutaron en el partido bonaerense de La Matanza, en octubre del año pasado.
  
Fuentes judiciales informaron a Noticias Argentinas que el fiscal de Gregorio de Laferrere Carlos Adrián Arribas elevó la causa a juicio oral, donde la mujer, identificada como Mirta Godoy, será juzgada por la presunta comisión del delito de "homicidio agravado por el precio o promesa remuneratoria".
  
Mientras tanto, la investigación aún sigue en curso para tratar de dar con los dos autores materiales del hecho, que no pudieron ser localizados.
  
La joven embarazada de 19 años fue ejecutada delante de su pareja por dos hombres que los sorprendieron poco después de que salieran de su casa, en la localidad bonaerense de Isidro Casanova, para dirigirse al trabajo.
  
El hecho tuvo lugar alrededor de las 6:00 de la mañana del 22 de octubre del año pasado en la calle Almeira al 6000, de esa localidad del partido de La Matanza.
  
En ese lugar, la joven de nacionalidad paraguaya, llamada Irma González, se dirigía hacia su trabajo acompañada por su pareja, un joven de 27 años, cuando ambos fueron interceptados por dos hombres armados que los despojaron de los teléfonos celulares y de las zapatillas del joven.
  
Antes de retirarse con el botín y pese a que la pareja no opuso resistencia, uno de los delincuentes mató a la joven de dos disparos en la cabeza en plena vía pública.
  
Tras una larga investigación llevada a cabo por el fiscal Arribas se determinó que el móvil del crimen habrían sido los celos que la víctima había generado en su tía, al quitarle su pareja.
  
Además, un testigo de identidad reservada, allegado a la familia de la víctima, al declarar ante la Justicia había dicho que el asesinato de González fue por motivos pasionales, ya que su actual pareja había mantenido anteriormente una larga relación con su tía.
  
Según lo declarado por el testigo en su momento, la imputada le había preguntado a él si conocía a "sicarios" para cometer un crimen.
  
"La tía de la víctima había convivido durante 9 años con el novio de Alarcón González, y cuando esta última llegó desde el Paraguay se instaló en la casa de ellos", señaló una fuente de la causa.
  
En ese sentido, agregaron que la joven paraguaya se enamoró de la pareja de su tía y ambos tomaron la decisión de irse a vivir juntos, hecho que habría provocado una violenta crisis familiar.
  
También a raíz de un entrecruzamiento de números de teléfonos celulares, fue como se detectó que posterior al crimen, la imputada realizó varios llamados a los dos autores materiales del hecho, quienes si bien están identificados se encuentran prófugos de la Justicia.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 13:54
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 13:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes