Solidaridad y glamour en la cena de Avome

La Asociación Voluntarios de Mendoza -Niñez y Familia- realizó su cena anual y contó con la asistencia de 200 invitados. Empresarios mendocinos, funcionarios, amigos y socios de la institución colaboraron con el valor de la entrada y disfrutaron una exquisita cena. Las sorpresas de la noche y las mujeres más elegantes, en esta nota.

La Asociación Voluntarios de Mendoza -Niñez y Familia- (Avome) realizó su tradicional cena anual en el Club de Campo de Guaymallén. Al igual que en ediciones anteriores, el encuentro reunió a las autoridades de la institución, socios, amigos, funcionarios de gobierno y empresarios de la provincia.

La elegancia y el sentido solidario fueron dos de los aspectos más destacados de la velada. En esta oportunidad, sorprendió la vasta presencia de jóvenes que aprovecharon la ocasión para "hacer la previa", según comentaron. A pesar de que algunas colaboradoras de la institución no pudieron asistir, el resto lo hizo acompañada de su familia.

Cerca de 200 personas contribuyeron con Avome mediante la compra de su entrada. Entre los mendocinos que dijeron presente, estuvieron los empresarios Pedro Mayol y Antonio Pulenta, y el intendente de la Capital Víctor Fayad. Al igual que ellos, todos los asistentes creyeron necesario apoyar la misión de acompañar a niños y familias de bajos recursos de la provincia.  

En el marco de su aniversario es que la entidad realizó el encuentro y festejó por 37 años de trabajo ininterrumpido. Para agasajar a los presentes con una exquisita cena, Gustavo Berti ofreció una recepción que incluyó strogonoff de cordero con miel, canapés de salmón, endibias con roquefort y empanadas.

La entrada consistió en mousse de salmón sobre colchón verde, y el plato principal fue carré de cerdo relleno con salsa de mostaza, batatas fritas y palta. El postre, el momento gastronómico más esperado, lo protagonizaron unas riquísimas frutillas sobre torre de merengue y helado de crema.

Más tarde y luego de degustar los vinos y espumantes donados por Bodega Catena Zapata, los presentes accedieron a una "ronda de café" con bombones de la chocolatería Bianco & Nero. La cálida ambientación del lugar y el espíritu generoso hicieron del encuentro, el espacio más propicio para expresar agradecimiento.

El top 4 de las más elegantes

Distinguidas, coquetas y sobre todo elegantes, las mendocinas dieron señales de refinamiento al momento de elegir qué vestir. Y en esta oportunidad, nada mejor que haber optado por lo sobrio.

Así lo creyó Liliana Porolli de Pulenta (derecha), reconocida por su impecable manera de vestir. Para la ocasión, prefirió un vestido en gris plata de Christian Lacroix.

Cinturón a la cintura, y zapatos y accesorios al tono, la convirtieron en una de las mujeres más elegantes de la noche.

Andrea Richardi(izquierda), prefirió el verde y diseñó su propio vestido, que combinó con zapatos cerrados y en punta en colores plata. Luego de la foto comentó que tiene planes de abrir su propio local ya que "la pasión por la moda es algo que tengo desde siempre".

Por su parte, Macarena Guiñazú y María Alina Díaz viajaron a Buenos Aires unos días antes de la cena, con intenciones de renovar su guardarropa.

Fue entonces que para la reunión de Avome, eligieron vestir los diseños de María Vázquez y calzar las creaciones de Paruolo. Eso sí, no quisieron salirse de los clásicos blanco y negro.

La rubia y la morocha llegaron solas y regresaron con la certeza de haber recibido varios halagos por parte de la platea masculina, que además de su look, apreció la simpatía de ambas.  

De pantalón recto, camisa blanca y chaleco negro, Macarena bailó toda la noche junto a la pequeña Julia Meneguz. María Alina conversó con su grupo de conocidos y fue felicitada por el vestido elegido y los zapatos perfectamente combinados.

¡Presente!

Fueron varias las empresas mendocinas que colaboraron con la entidad. Bastó recorrer las mesas para evidenciar la asistencia de empresarios, funcionarios, amigos y socios de la institución. Con la entrada, los invitados participaron de sorteos y premios donados por firmas locales y artistas plásticas de la provincia.

Las artistas Pibina Refosco y Silvia Pereyra pusieron a disposición sus obras para dos de los afortunados ganadores. También se sortearon y obsequiaron productos gourmet y de belleza, además de "un surtido" de licores que dejó más que contento a los elegidos por azar.

Fernando Ballesteros le puso música a la noche. Su acertada elección de canciones hizo afinar a los presentes para entonar temas como "A mi manera", "New York, New York" o "Tonada de otoño". Más tarde, los cerca de 200 invitados se despidieron con la certeza de haber aportado su "granito de arena".

En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial