Denuncian un preocupante aumento de ataques a periodistas

La Sociedad Interamericana de Prensa denunció hoy el "preocupante aumento" de la violencia física contra los periodistas y los atentados contra medios de comunicación en Latinoamérica y el Caribe. Además, constató el uso inapropiado de fondos públicos por parte de gobiernos para presionar a los medios de comunicación a través de la publicidad oficial.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) clausuró hoy en Madrid su 64 asamblea general condenando la violencia y las presiones que sufren los periodistas en países como Argentina, Aruba, Bolivia, Colombia, Cuba, Ecuador, México, Nicaragua, Perú, Uruguay y Venezuela, en tanto que alabó a Guatemala y Chile.

En las conclusiones de la reunión, clausurada por el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, la SIP denunció cuatro importantes tendencias en amenazas contra la libertad de expresión en Latinoamérica y el Caribe, la primera de ellas el "preocupante aumento" de la violencia física contra los periodistas y los atentados contra medios de comunicación.

La consecuencia más grave de esas agresiones "fue el asesinato de ocho periodistas en Bolivia, Ecuador, Guatemala, México y Venezuela", recordó la organización, que durante cinco días congregó en la capital española a medio millar de propietarios y directores de los principales medios de comunicación de América y Europa.

El nuevo presidente de la SIP, el codirector del diario colombiano "El Tiempo", Enrique Santos, manifestó que las agresiones a la prensa van más allá de una ideología determinada. "Es una tensión que ha habido entre la prensa y el poder, una tensión que es casi natural", dijo.

Otra de las amenazas que se han intensificado a juicio de la SIP se refiere al recrudecimiento de las relaciones entre gobiernos y prensa, "caracterizado por constantes y sistemáticas agresiones verbales provenientes de altas autoridades", con el objeto de desprestigiar la labor periodística.

La SIP además constató el uso inapropiado de fondos públicos por parte de gobiernos para presionar y discriminar a los medios de comunicación a través de la publicidad oficial, y denunció como cuarta amenaza la aprobación de leyes de acceso a la información pública en varios países que podrían comprometer su efectividad.

En cuanto a la situación en los distintos países, la organización criticó que en Argentina continuaron las agresiones por parte del poder Ejecutivo contra medios y periodistas, especialmente durante los meses de conflicto en el gobierno y los agricultores.

En Aruba se registraron episodios de discriminación a través de la publicidad oficial, mientras que en Bolivia, criticó la SIP, el presidente Evo Morales ha mantenido una política de agresión contra los medios.

"Los que critican su administración son descalificados como separatistas o 'amigos del Imperio", denuncia la organización, para agregar que a raíz de "la crisis social y política" en Bolivia se ha registrado niveles altos de agresiones contra periodistas y medios perpetrados por grupos opositores y progubernamentales.

En Cuba, tras la devastación causada por los huracanes "Gustav" e "Ike", el gobierno "redobló esfuerzos para limitar y censurar información", manifestó la SIP, que además denunció que 26 periodistas en la isla siguen encarcelados.

En Ecuador, el presidente Rafael Correa agudizó su actitud agresiva contra los medios, "calificándolos como su 'opositor' principal, mientras que en Nicaragua, el gobierno del presidente Daniel Ortega "ha actuado judicialmente contra periodistas y utiliza la publicidad estatal para discriminar", censuró la SIP.

La organización también denunció que la espiral de violencia generada en México por el crimen organizado y en especial el narcotráfico ha tenido "consecuencias graves" para el periodismo, aunque también se registraron, agregó, "graves agresiones perpetradas por policías municipales y miembros del ejército".

La misma situación se vive según la SIP en el interior de Perú, donde se registró un alto número de amenazas contra periodistas provenientes de funcionarios de alta jerarquía, en tanto que en Uruguay se profundizaron las presiones gubernamentales "para torcer el enfoque" de la cobertura de los medios.

En cuanto a Venezuela, la organización criticó que la puesta en vigor por decreto de 26 leyes que contradicen el resultado del referéndum del 2 de diciembre otorgan al presidente Hugo Chávez facultades para expropiar cualquier empresa privada, incluyendo medios de comunicación.

El gobierno venezolano "continúa con su estrategia de amenazar con el cierre de medios, culpar a los independientes de ser parte de conspiraciones y echar del país a organizaciones como Human Rights Watch que denuncian violaciones a los derechos humanos y en particular a los derechos de libertad de prensa y expresión", denunció la Sociedad Interamericana de Prensa.

Del lado positivo la SIP destacó los casos de Guatemala y Chile, países que aprobaron leyes de transparencia de la función pública y de acceso a la información.
Opiniones (0)
19 de septiembre de 2017 | 14:55
1
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 14:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes