Deportes

Marcas y organizadores quieren cambiar el calendario mundial de rally

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) tratará antes de fin de año una propuesta que le presentarán los constructores del mundial de rallys para modificar el calendario y consolidar en él las pruebas históricas.
Los constructores cuentan con el respaldo de un buen número de organizadores de rallys, que pretenden revertir la decisión adoptada por la FIA, a partir de la cual los años 2009 y 2010 existirá la rotación de las sedes.

La FIA aprobó la admisión de nuevos rallys y dio entrada a numerosas propuestas, lo que condujo a un exceso de pruebas, que concluyó con el diseño de un calendario para el 2009 y 2010 en el que el mundial se disputará en veinticuatro escenarios, doce cada año.

Así, en el 2009 está aprobado un calendario con los siguientes rallys: Irlanda, Noruega, Chipre, Portugal, Argentina, Italia, Grecia, Polonia, Finlandia, Australia, España y Gran Bretaña, mientras que para el 2010 se celebrarán las siguientes pruebas: Montecarlo, Suecia, México, Jordania, Turquía, Nueva Zelanda, Indonesia, Rusia, Bulgaria, Alemania, Japón y Francia.

Este calendario fue aceptado en un principio por los equipos, pero no así por la mayoría de los organizadores de rallys aunque, después de diversas reuniones, los primeros entienden que esta rotación de pruebas es un riesgo por las dudas que pueden desprenderse de la organización de los nuevos escenarios y porque muchos de estos no son un mercado interesante para las marcas que participan.

Ante este nuevo cambio de tendencia, las marcas, conjuntamente con algunos organizadores de rallys, están trabajando en la línea de trazar una estrategia que recogerá la comisión de rallys y que trasladará antes de final de año al consejo mundial para que debata la reorganización del calendario.

Según ha podido saber EFE, la propuesta que está encima de la mesa contempla que ocho rallys sean fijos en el calendario, avalados por su trayectoria y capacidad organizadora. Se trata de las pruebas de Montecarlo, Cataluña, Gran Bretaña, Finlandia, Italia, Japón, Argentina y Alemania.

Esta propuesta consiste en que estas ocho plazas sean fijas además de seis de carácter bianual, de tal forma que en esta rotación entrarían doce sedes. Todo apunta a que en el mejor de los casos si esta idea finalmente cuenta con la presión del consejo mundial y la aceptación de la FIA se desarrollaría a partir del 2010, ya que el calendario del 2009 parece improbable modificarse a estas alturas, hecho que comportará que el legendario Montecarlo no sea puntuable, igual que Japón y Alemania.

La mayoría de organizadores de rallys, y ahora también los constructores, defienden un calendario consolidado. Inicialmente, la idea planteada fue de un grupo de diez rallys fijos y ocho que rotasen, pero al final se ha limitado el número de fijos para ampliar los de periodicidad bianual.

Hace dos semanas, en una reunión de la FIA en París, el máximo organismo del motor dejó entrever que cualquier nueva modificación se trataría para el año 2011 y no para el 2010 y menos aún para el 2009.

En dicha reunión, a la cual asistieron los constructores del mundial de rallys, también participó el alemán Volkswagen, interesado en entrar en un futuro en el mundial. También han mostrado cierto interés en regresar al mundial Toyota y Peugeot. La posición de los constructores ante el nuevo calendario no es favorable, debido a que entienden que muchos de los rallys nuevos no son mercados para muchas de las marcas que compiten en el mundial.

Por otra parte, dentro de este panorama de cambios también existe la idea de ir retirando a partir del 2011 los WRC para dar entrada a los Súper 2000, en los que la electrónica y ayudas al piloto se reducirán al máximo y, así, también se intentará minimizar el coste de los coches.

Además, y dado el interés a la baja que está sufriendo el mundial de rallys, evidenciado este fin de semana en el Cataluña, donde no ha habido la presencia de público de otros años y por el 'aburrimiento' producido por el dominio insultante de un sólo vehículo (el Citroën de Sébastien Loeb), algunos agentes del mundial de rallys desearían que la FIA retirase los 'splits' de los coches.

Este sistema de 'splits' es de gran ayuda para que los pilotos puedan disponer de información de la situación de los rivales en el momento de la carrera, hecho que permite situaciones como la vivida en el Cataluña en el que los Ford permutaron sus posiciones, o cuando Loeb fue administrando su ventaja en función de lo que hacían sus rivales.

Finalmente, la venta de los derechos del mundial, ahora en manos de la compañía británica North One Television, después de comprarlos a International Sportworld Communicators (ISC), se espera que a partir de la próxima temporada genere otro tipo de impulso en este deporte, después de que en los últimos año haya perdido cobertura televisiva y presencia en los medios.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|17:00
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|17:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic