Desaparición de Sofía: hablan de una posible venganza contra la familia

A ocho días de la desaparición de la pequeña de un camping cercano a la ciudad fueguina de Río Grande, continuaba hoy la incógnita sobre su suerte, mientras que surgieron algunas versiones sobre una posible "venganza" contra la familia, aunque fueron rápidamente contrarrestadas por el padre de la nena.

En las últimas horas trascendió que, entre las posibilidades que manejan los investigadores, se encuentra la de una posible “venganza" contra Fabián Herrrera, padre de la nena, por una supuesta deuda de juego.

Si bien en las últimas horas el juez de Instrucción Eduardo López, que lleva adelante la causa, habría negado ante los periodistas sospechas sobre el padre de la nena, se supo que una línea de investigación tiene presente la hipótesis de la deuda.

Tras conocerse la versión, el padre de Sofía aseguró hoy que no tiene “deudas de juego" y especuló con que la desaparición de la pequeña se produjo por un "secuestro al azar".

Fabián Herrera indicó que su familia “es normal" y sus integrantes no le hicieron "daño a nadie".

Sin embargo, las versiones en ese sentido cobraron en las últimas horas algo de entidad cuando el prosecretario del juzgado de Instrucción número 2 de Río Grande, Luis Amarfil, no descartó la hipótesis de la deuda.

“No podemos decir si es verídica o no", expresó el funcionario judicial que es vocero del juzgado a cargo del caso, sin echar por tierra totalmente esa hipótesis.

Por otro lado, en medios de prensa locales trascendió que se encuentran en la mira algunos puntos "dudosos" en el testimonio de Herrera.

Es que el encargado del camping en el que desapareció Sofía aseguró que nunca pudo ver autos parados sobre la ruta y de esa manera contradijo el testimonio tanto de Fabián Herrera, como el de algunos integrantes de la familia amiga con lo que había ido al predio, junto a su esposa y la pequeña.

Durante el fin de semana, tanto el padre de Sofía como su esposa, María Elena, recibieron del juez la impresión de que la nena se encontraría aún con vida en Tierra del Fuego.

Los padres se acercaron al juez para transmitirle la información que les brindó una supuesta “vidente" en la que se señalaba que la nena había sido sacada de la provincia, luego de ofrecerle el mismo dato personalmente a la gobernadora Fabiana Ríos.

En tanto, también siguen las investigaciones sobre dos mensajes telefónicos recibidos, en uno de los cuales les habrían comunicado: “ahora no queremos 30 mil, sino 50 mil", mientras que en el otro se aseguraba que "la nena está bien".

Los dos mensajes habrían sido recibidos desde un celular de la ciudad de Clorinda, en Formosa, aunque los encargados de las
pesquisas piensan que el teléfono permanece en Tierra del Fuego.   

La teoria principal sigue siendo que la pequeña nunca se perdió, sino que pudo haber sido secuestrada. La congoja y la preocupación de la población de Río Grande por la ausencia de Sofía volvió a manifestarse ayer con una caravana en la que participó cerca de un centenar de autos para dirigirse al camping John Goddal, a unos 60 kilómetros de la ciudad.

Los manifestantes sólo pudieron concentrarse en las puertas del predio, que permanece cerrado por la Policía desde el pasado 28 de septiembre, cuando la pequeña desapareció a pocos minutos de que arribara al lugar con sus padres y una familia amiga para montar un campamento.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 16:16
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 16:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes