Deportes

Los Tordos y Teqüe se relamen

Con los resultados de ayer, tanto Pájaros como Azules dieron un paso hacia la definición del torneo local. Habrá revanchas, pero ambos pusieron un pie en la final.

Los partidos hay que jugarlos, eso está claro. Por eso, y más aún en este campeonato de Primera donde la irregularidad fue la gran constante, no se puede dar nada por sentado. Sin embargo, nadie podrá poner en tela de juicio que tanto Los Tordos como Teqüe se acercaron al objetivo de jugar la final del Cuyano.

Azul profundo

Históricamente el partido entre el que terminó tercero en la clasificación y el que lo hizo segundo, es la semifinal más pareja. Teqüe ya tiene experiencia en esta instancia y ayer sacó un buen resultado de local que obliga a Marista a un esfuerzo mayúsculo en la revancha para meterse en la final.

Marista le había ganado las dos veces en el año que enfrentó a Teqüe, pero ayer, la tercera fue la vencida para los de General Ortega. Con el planteo de siempre, sin sorpresas, pero con gran eficacia, Teqüe (que tuvo a Daniel Graco mirando el partido desde afuera), fue pura disciplina táctica. Nunca se salió de libreto y se lo vio muy sólido y concentrado.

Marista falló en el uso del pie, no tuvo la pelota (algo que esperaba), pero tampoco la recuperó ni “ensució” las de su rival. Apenas con un buen line, los Curas tuvieron escasas oportunidades de quebrar la defensa Azul. Ahora deben ganar la semana que viene, sin que Teqüe sume algún punto bonus, ya sea por marcar cuatro tries o perder por menos de 7 puntos. Un panorama complejo.

Vuela alto

Lo de Los Tordos también fue una buena producción. Tan solo un try le faltó para definir su pase a la final en un partido, y si bien tendrá que jugar dentro de una semana, también tiene la balanza inclinada en su favor, ya que con conseguir un punto (aún perdiendo) estará en la final.

Tordos le tiró la historia encima a Banco. Eso debía hacer y cumplió. El ímpetu del “novato” en las semifinales del rugby mendocino no alcanzó para preocupar al múltiple campeón.

Un párrafo aparte merecen los hechos que ensuciaron el final del partido, donde hubo golpes, agresiones y hasta amenazas para el árbitro y sus colaboradores.

El fin de semana que viene estará resuelto el misterio de los finalistas del Cuyano. Tordos y Teqüe nunca jugaron una final y saben que puede ocurrir, pero “los partidos hay que jugarlos”.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|20:33
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|20:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016