WOK!

Azúcar, pimienta & sal en las mil y urnas

Del voto vergüenza al voto dogma + Una encuesta ¿siempre? da jugo + Contra el ombliguismo, educación y visión periférica + Llegar al poder, salir del poder y a rendir cuentas + Alfonsín vs. Sanz (o palo y palo entre dos radicalismos) + Bonus: Néstor K. x C. Reato.

{ Maridaje } Para musicalizar la lectura de esta columna, el autor propone Sirocco, de Dominic Miller 


Images

#Voto emoticón. No es, nunca lo fue, uno solo. Aunque sí lo sea en lo formal al colocar el sobre en la caja de cartón. El voto es o puede ser varios antes de ser uno. Como bien decía la encuestadora Marta Reale en la Mesa MDZ, "el voto es netamente emocional, pero se explica con la razón. A la hora de emitir su voto, la persona lo hace según lo que le dicta la emoción, pero cuando debe justificarlo lo hace con la razón". Por lo tanto, hay varios tipos de votos, atados -cada uno de ellos- a pulsiones y razonamientos variopintos. Repasemos algunos:
-Voto vergüenza: aquel que critica el rumbo de la economía, pero quiere que al gobierno le vaya bien aunque no esté dispuesto a reconocerlo.
-Voto bronca: el que busca "castigar" al gobierno, ya sea porque se sintió defraudado al no cumplirse las expectativas creadas en una elección anterior o porque está en desacuerdo con la gestión actual.
-Voto dogma: el del fanático, aquel que a ciegas votará a cualquier candidato que presente su partido. O, independientemente de a qué partido responda, a una figura fuerte cuyo liderazgo sea tan fuerte que el carisma pese más que su pasado político o su falta de propuestas.
- Voto anti: es el que conceptualmente puede estar cercano al bronca o al castigo, pero no es propositivo (no pretende ningún cambio o volantazo). Lo común es que se traduzca en un voto en blanco o un voto nulo.
-Voto mascota: el que se lanzó a través de una cadena anónima de Whatsapp y promueve introducir en el sobre una boleta a favor de una ley (que ya existe!) para prohiba el maltrado animal. Lo único que logrará la supuesta buena iniciativa es anular el voto.

Los encuestadores en la Mesa MDZ ¡hagan sus pronósticos MDZ Online

#Todo sirve (hasta una encuesta). Una vez terminada la votación, uno de los primeros análisis, sobre todo para los periodistas, consiste en ver cuán cerca o lejos estuvieron las encuestas de los resultados. Quién ganó o perdió, según quién perdió o ganó. ¿Se entiende?, diría la Carrió. En poco tiempo, quien hizo un sondeo electoral puede pasar de ser la estrella al hazmerreír de los comicios. Para el experimentado encuestador y analista Elbio Rodríguez, esto no es ni tan blanco ni tan negro: "El problema, en general, es pensar las encuestas como una medición. Ahí está el error. Las encuestas son mucho más ricas en cuanto a la información que pueden proveer para tomar decisiones. Aún errándole en la medición, ofrecen un mosaico de todas las posibilidades de opiniones en 7, 8 10 o 40 respuestas. Como también brindan conocimientos. Y después están las hipótesis que hacen los consultores a partir de ese material".

Educacion superior importancia universia puerto rico

#Pensándolo bien. La referencia no es al reputado programa radial de Jorge Fernández Díaz sino a ese emotivo -o trascendente- momento de decidir más que a quién, a qué votamos. Para los que consideramos clave la educación como base para cualquier intento de país en serio, vale analizar cuando tengamos el voto en la mano las palabras del periodista y escritor Andrés Oppenheimer: "La educación es demasiado importante para ser dejada a los gobiernos: no van a hacer nada si no hay presión social, porque eso no sale en las fotos". Para el autor de ¡Crear o morir! La esperanza de América Latina y las cinco claves de innovación, ningún votante debería perder de vista que "los países que viven mirándose el ombligo se quedan atrás. Los que tienen visión periférica y observan lo que hacen otros son los que avanzan. Hay que abrir la ventana y mirar". Lo que se dice un voto 360. 

6 Claudia Sgró

#La loba también aúlla. Claudia Sgró debe su incómoda fama a estar imputada por presunto enriquecimiento ilícito al igual que su esposo, el exintendente de Guaymallén, Luis Lobos. Ella, quien también ocupó un cargo en esa estratégica comuna (fue subsecretaria de Gabinete), se queja ahora de la injerencia política en su causa. Lo cual suena casi tan irónico como su muro de Facebook, donde se alarma por un concejal de Cambiemos que insultó a Evita o denuncia la vuelta de los tickets canasta. Además de compartir publicaciones de Aníbal Fernández haciéndose eco de la ¡fuga de capitales! Su inefable marido, tan obvio como símil, opina: "A 48 horas de un cierre de campaña, esto parece más un tema político que jurídico". Mucho antes de las elecciones, quien en off afirmaba que algunos empresarios le pedían que en un futuro apuntara a gobernador, ya se autoproclamaba como perseguido y víctima. Una síntesis de la trayectoria de Lobos-Sgró: una pareja con ambiciones que hizo todo por llegar al poder, lo logró y, tras los platos rotos de su cuestionado paso por la gestión municipal, ahora pretenden ser juzgados como si fueran un vecino díscolo que se atrasó con el pago de las tasas. Chan!

#La puja radical. Hace tiempo que se tienen ganas. Se miden, se critican y, cuando pueden, se ignoran. En el ring imaginario, Ricardo Alfonsín (radical clásico) versus Ernesto Sanz (radical aggiornado). En su sitio oficial en Facebook, el diputado nacional lo "atiende" -sin nombrarlo- al mendocino (uno de los designados por Mauricio Macri para "fidelizar el voto radical en estas PASO). El hijo de don Raúl le factura su apoyo a Lilita y no a Guga Lousteau, como orgánicamente lo había decidido el radicalismo porteño. 

6 Ricardo Alfonsín Sitio Oficial Inicio


9789500759298

#Lecturas

Salvo que me muera antes. El día en que murió Kirchner, de Ceferino Reato. Sudamericana. 416 págs. $369.

A 7 años del miércoles 27 de octubre de 2010, la Argentina todavía sigue sin saber con certeza dónde, a qué hora y de qué murió Néstor Kirchner. Tampoco si se podría haber salvado. Ceferino Reato cuenta qué pasó exactamente ese día en El Calafate, explica cómo se reconfiguró el poder político en el país a partir de esa noche y da respuesta a unas cuantas preguntas pendientes.


Trazos de resaltador Buscar con Google

#El resaltador

El pacto de la política

El mundo de la política y de los medios es muy coyunturalista. Todo el mundo habla de que es necesario reformar las instituciones policiales. ¿Por qué no se reforman? Porque así como están formuladas son absolutamente funcionales a la política. Son útiles para hacer control poblacional, para regular el crimen asociándose con él y al mismo tiempo manteniéndolo oculto, para generar una gobernabilidad tranquila y, finalmente, para no criminalizar lo que son delitos de poder. El pacto de la política es conceder a la policía el control de la calle, el autogobierno de la institución y la potestad para armar un relato propio a cambio de gobernabilidad.

{ Marcelo Sain, politólogo, autor del ensayo Por qué preferimos no ver la inseguridad }

Opiniones (1)
19 de agosto de 2017 | 08:25
2
ERROR
19 de agosto de 2017 | 08:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Yo los vote, pero no vote el hambre y los tarifasos, que NO SE VEN, no hay gas, no hay mas luz. No hay mas petróleo. Yo vote el cambio, pero NO ASI.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial