África, a bordo de un tren de lujo

El Rovos Rail, una formación antigua restaurada con el mayor confort, ofrece recorridos de 48 horas a dos semanas por paisajes inolvidables

¡Recibí nuestro Newsletter!
Enterate de promociones, sorteos y los mejores consejos para hacer tus viajes mucho más placenteros y económicos.

El sudafricano Rovos Rail, también conocido como el Orgullo de África, es uno de esos ferrocarriles de colección que recrean la era dorada de los viajes en tren con el confort contemporáneo. En este caso, a través de singulares recorridos por Sudáfrica y otros países del continente, a bordo de locomotoras y vagones de época.

Actualmente con 32 suites lujosamente equipadas para un máximo de 72 pasajeros, el Rovos comenzó a rodar hace unos veinticinco años por iniciativa del sudafricano Rohan Voss. Este ferroaficionado refaccionó coches antiguos con gusto eduardiano y hasta recuperó una locomotor a vapor. El resultado, trenes nostálgicos con amplios camarotes, como hoteles cinco estrellas en movimiento y con la ventaja de poder trasladarse de destino en destino sin cambiar de habitación. Donde es obvio recordar alguna novela de Agatha Christie, por esos largos, angostos y silenciosos pasillos, con mucha caoba, camarotes decorados en un estilo británico hasta el paroxismo, salones propios de un Club de Caballeros y casi un empleado por huésped.

Tren africa1

En su catálogo de rutas el Rovos ofrece desde un trayecto de 48 horas hasta viajes de catorce días. Entre los trayectos cortos figuran el Cape Town Journey, de Pretoria a Ciudad del Cabo, con dos noches a bordo; el Durban Safari, de dos noches, con un viaje de Pretoria a Durban con safaris en el parque privado Nambiti Conservancy; y el Victoria Falls, un circuito de cuatro días/tres noches que llega desde Pretoria, en Sudáfrica, hasta las impresionantes cataratas Victoria, pasando por Zimbabue y Botsuana.

Para quienes buscan el contacto con ambientes naturales en estado salvaje, el Safari Namibia es la opción indicada. Una travesía de nueve días que pasa por Sudáfrica y Namibia para visitar, entre otros imperdibles, el desierto del Kalahari, el desierto del Namib y el Parque Nacional Etosha.

Quienes cuenten con más tiempo, podrán tener el privilegio de atravesar el continente en uno de los itinerarios más famosos, el Dar es Salaam. Partiendo desde Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, el tren recorre 6100 km de vías africanas a lo largo de 14 días hasta llegar a Dar es Salaam, la capital de Tanzania, cruzando por territorios de Sudáfrica, Botsuana, Zimbabue, Zambia y Tanzania. 

Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 04:35
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 04:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"