¿Qué tipo de piel tengo?

Ya sea para algo tan sencillo como elegir una crema, así como para saber la mejor forma de cuidarla, te mostramos los distintos tipos de piel que existen para que identifiques la tuya.

 Remover sustancias contaminantes, partículas de polvo ambiental, sudor, células muertas; es necesario para que los poros no se tapen y la piel pueda respirar, además favorece a que luzca saludable y colabora para que en un futuro tengamos menos signos de envejecimiento como manchas o arrugas.

Primero debemos reconocer que "tipo de piel tenemos" para luego tratarla

Se clasifican en las siguientes:

PIEL NORMAL 

Es una piel hidratada, su aspecto es fresco, luminoso, con brillo moderado y color uniforme. Al tacto la sensación es agradable, suave y tersa.

PIEL SECA

Se caracteriza por lo general por ser una piel fina, las arrugas de expresión están más acentuadas, al tacto tiene falta de suavidad, se irrita con facilidad, da la sensación de tirantez y tiende a descamarse.

PIEL GRASA

Las secreciones sebáceas y sudorales son abundantes, se trata de una piel muy resistente, que acumula mucha suciedad del ambiente y en la que se obstruyen los poros. Se caracteriza por el brillo en la piel y la presencia constante de puntos negros y poros dilatados. Al tacto tiende a ser untuosa.

PIEL MIXTA

Es una combinación entre dos tipos de piel, grasa en la "zona T" (frente, nariz y mentón) y en otras zonas (cien y mejillas) puede ser normal o seca, y se distingue por su aspecto brillante en la "zona T".

El cuidado de la piel exige seguir una rutina diaria de limpieza tanto al comenzar el día como antes de dormir, pero primeros debemos consultar con una profesional ya que ella nos realizará un diagnóstico y nos asesorará correctamente; además utilizar productos de buena calidad es también muy importante, entre los productos podemos ver mucha variedad como: leches, emulsiones, cremas, geles, máscaras, bálsamos, etc. pero siempre atendiendo a las particularidades de cada piel ya que vienen productos específicos para los diferentes tipos. También es primordial utilizar maquillajes de excelente calidad, ya que de nada sirve utilizar buenos productos cosmetológicos si después utilizamos un maquillaje de mala calidad. Por último, sea cual sea la estación del año, elegir un cuidado diario que incorpore un filtro solar, lo te permitirá mitigar los efectos adversos del sol como acelerador de envejecimiento cutáneo.

¡Lograr vernos luminosas y radiantes es posible, cuidar nuestra piel es una manera de potenciar nuestra belleza y amar lo que somos!

"Adquirir hábitos saludables para tu piel te dará mayor confianza ya que comenzarás a ver los cambios que siempre quisiste, vive de acuerdo a la mujer que quieres ser, y elige parecerte a ti misma rescatando la mujer bella que hay en ti; cuidar nuestra piel no es un simple acto de rutina es aprender a querernos un poco más." 

Opiniones (0)
15 de diciembre de 2017 | 03:42
1
ERROR
15 de diciembre de 2017 | 03:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"