La femeneidad y sus fases cíclicas

Nuestro satélite natural, lo más cercano a nuestro planeta, inspiradora de todo modo de expresión romántica, emocional. Tiene una posición en nuestra carta astral por signo y casa.

Como siempre digo; "La matriz del zodiaco está en nuestra carta astral, por lo tanto todos los signos están activados en nuestra psique, los movimientos astrales mensualmente movilizan en distintas áreas de nuestro mapa astral y por ende en nuestra vida", 

La Luna

Ella nos inclina a nuestras tendencias emocionales y como relacionamos el modo de experiencia con lo representativo femenino. Si somos mujeres la posición de la Luna dará muestras de rasgos de personalidad, más que la posición solar, que representa el animus. En el caso de los hombres refleja el ánima. En sicología transpersonal. El ánima es el aspecto femenino presente en el inconsciente de los hombres y el animus es el aspecto masculino presente en el inconsciente de la mujer (definición Jungniana).

Todos tenemos ánima y animus como representativo de capacidades psicológicas, más allá de nuestro genero de nacimiento.

La luna rige las emociones, las mareas, los fluidos, dentro de nuestro cuerpo, nuestros hábitos, todo lo que represente instinto de conservación y un sin número de tendencias que son propias del desarrollo cíclico de la naturaleza viviente en este planeta. Nacimiento, crecimiento, ciclos del aparato reproductor femenino, ciclos de las plantas, agricultura, las masas, los pueblos, razas, los cambios de humor, etc....

En la luna encontramos arquetipos femeninos, conectados con sus fases, las cuatros fases, muestran 4 estilos de mujer: 

-Creciente Arquetipo de Virgen (independiente)

 - Llena Arquetipo de Madre (nutricia) 

-Menguante Arquetipo de Profesional (intelectual)

 - Nueva arquetipo de Sabia (espiritual)

Estas fases están en distintas etapas de la vida, integrarlas en consciencia sana nuestra relación con la femineidad, saliendo de los patrones impuestos, donde ser mujer tiene varias perspectivas. Las primeras en aceptarnos en estas cuatro fases, debemos ser nosotras, para que se respeten nuestras tendencias cíclicas. Al nacer tenemos una de estas cuatro fase, la cual nos inclina a tener una tendencia, un estilo de mujer, que no nos impide vivir las otras, según la cronología de la vida femenina.

Ana Moyano Astrología para evolucionar

https://www.facebook.com/anamoyanoastrologa

twitter: @anamoyana

instagram ana.moyana

Opiniones (0)
18 de octubre de 2017 | 15:55
1
ERROR
18 de octubre de 2017 | 15:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"