Cinco señales de que tu entrenamiento está funcionando

Las nuevas rutinas de entrenamiento pueden ser las peores, y a veces es difícil saber si realmente están funcionando. De lo contrario, ¿para qué entrenar?

 Por tanto, no nos sorprende que de repente la gente abandone un nuevo plan de entrenamiento porque no están teniendo la transformación que esperan. Los resultados pueden ser lentos, las mesetas se dan, y los días libres inesperados pueden dar la sensación de convertirse en terribles retrocesos.

Pero, la verdad, a veces los cambios más positivos no son los que puedes ver en el espejo. Preguntamos a los expertos sobre las señales sutiles de que tu nueva rutina está funcionando y las presentamos a continuación.

1. Te estás esforzando.

Esto es algo obvio, pero es importante ponerle atención a la respuesta física de tu cuerpo al ejercicio, según Micah Zuhl, profesor asistente de la Escuela de las Ciencias de la Salud de la Universidad de Michigan.

Si se eleva tu ritmo cardíaco y sudaste es muy probable que estés haciendo algo bien. Esto quiere decir que estás llevando tu cuerpo al límite, lo cual lleva a una mejor salud y al cambio, dice Zuhl.

"Mientras más grande sea el reto del entrenamiento, los efectos psicólogicos permanecen elevados más tiempo después del ejercicio. El efecto en el cuerpo es mayor así que el tiempo de recuperación es mayor y se necesita más energía". Y mientras más energía se utilice, mejores los resultados.

R1iBmeMFx 930x525

2. Te enfocas en la calidad.

He aquí una buena noticia: puedes cambiar tus dos horas de sudor intensivo en el gym por una rutina más rápida como una sesión de intervalos de entrenamiento intensivo. La entrenadora personal certificada Keri Lynn Ford explica, un buen entrenamiento depende del tipo de ejercicio que practiques, no de cuánto tiempo lo hagas.

"La intensidad de la actividad dicta la cantidad de tiempo que pasas... si bien la variedad es importante, el objetivo es entrenar más fuerte en menor tiempo".

Beneficios de dormir del lado izquierdo de tu cuerpo

3. Duermes como bebé

El ejercicio y el sueño van de la mano ya que según algunos estudios la actividad puede mejorar la calidad de tu sueño. Así es que si estás trabajando bien, de seguro vas a descansar muy bien en la noche. Y eso ayuda a cumplir tus objetivos: algunos estudios muestran que el sueño puede ayudar a frenar el aumento de peso y fortalecer el sistema inmune.

4. Estás incorporando intervalos.

Los entrenamientos de alta intensidad son un buen parámetro por una sencilla razón. Cualquier actividad que incluya repeticiones de alta intensidad puede ser efectiva, y no sólo para perder peso, Zuhl dice.

Zuhl sugiere realizar un minuto de ejercicios estilo burpees, seguidos por un período de dos minutos de recuperación. Después hay que repetir el ciclo tres o cuatros veces.

"Con esto se un buen pico de intensidad y se cambian las cosas", explicó. Intenta algunos ejercicios de intensidad si buscas formas de empezar".

5. Siempre cambia las cosas.

Zuhl dice que la variación es clave para obtener progresos. Recomienda intentar entrenamientos de alta intensidad, nuevas clases de fitness, inscribirse a carreras o intentar cualquier actividad que te ayude a permanecer interesado. Sólo asegúrate de que estás haciendo un esfuerzo físico regularmente.

"La clave de una rutina de ejercicios está en la variedad, pero más que nada en la consistencia", dijo. "Si eres capaz de cumplir con sesiones programadas de ejercicio durante cinco días a la semana, entonces lo más probable es que puedas cumplir tus objetivos de entrenamiento".

IMG 1428

Fuente: Lindsay Holmes

Opiniones (0)
20 de octubre de 2017 | 13:20
1
ERROR
20 de octubre de 2017 | 13:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"