Caso Próvolo: un imputado aceptó someterse al examen de ADN

Se trata de Jorge Bordón, quien cumplía la función de monaguillo en el establecimiento educativo. Un abogado querellante volvió a hablar de embarazos dentro del instituto de Luján.

A diferencia de los curas Horacio Corbacho y Nicola Corradi, uno de los seis imputados por los abusos ocurridos durante años en el Instituto Próvolo de Luján aceptó someterse al examen de ADN solicitado por el fiscal Gustavo Stroppiana. Se trata de Jorge Bordón, quien cumplía funciones de monaguillo en el establecimiento educativo.

La prueba se llevaría a cabo luego de que un juez de Garantías resuelva si obliga a Corradi y Corbacho a someterse al mismo examen. Estos estudios solicitados por el fiscal tienen el objetivo de cotejar las muestras de material genético de los imputados con las encontradas en prendas de ropa interior secuestradas en allanamientos llevados a cabo en el instituto lujanino.

En diálogo con MDZ, el abogado de algunas de las víctimas Oscar Barrera explicó que, a diferencia de los curas, Bordón se mostró tranquilo y manifestó su voluntad de someterse al examen de ADN solicitado por Stroppiana. "Debe estar seguro de que las muestras genéticas encontradas en la ropa interior no pueden ser de él, ni que ninguno de los embarazos que se produjeron en el instituto lo involucran. Algo de lo que Corradi y Corbacho no pueden estar seguros", señaló Barrera.

De esta manera, Barrera ratificó algo que contó en MDZ Radio meses atrás otro abogado de las víctimas, Sergio Salinas, quien manifestó que una joven tuvo un embarazo producto de una violación dentro del Instituto Próvolo. 

"Además hoy declaró una profesora de cocina del instituto. La defensa de Bordón la presentó para que confirmara que él no trabajaba en el lugar cuando se produjeron los abusos pero la docente contradijo su versión. La mujer entró a trabajar en el año 2008 y Bordón ya trabajaba ahí desde antes", agregó el abogado.

En su testimonio la docente también complicó la defensa del resto de los imputados, ya que habría confirmado que existía acceso libre a la zona de los albergues, donde se produjeron los abusos. "Contó que cuando terminaban la clase de panadería, los alumnos eran enviados a llevarle tortitas a Corbacho. Por lo cual es perfectamente posible que en ese momento se produjeran los abusos, como contó en su testimonio una de las víctimas", añadió Barrera.

Otro dato importante que surgió de la declaración de la docente es que si bien la admisión en el Próvolo la definía un equipo interdisciplinario, muchas veces la recomendación de estos profesionales era ignorada por las autoridades. "Lo que queda claro es que había todo un sistema armado para encubrir los abusos. Actuaban sobre seguro seleccionando a los chicos más vulnerables desde el mismo proceso de admisión", aseguró el letrado.

El próximo viernes se llevará a cabo la audiencia de otro de los imputados: Armando Gómez; cuya decisión sobre someterse o no al examen de ADN aún se desconoce. La audiencia del imputado restante de la causa, José Luis Ojeda, estaba programada para mañana pero fue suspendida porque su abogado defensor presentó una serie de oposiciones.

También se suspendió el testimonio de otra docente del instituto, debido a que podría tener cierta responsabilidad en el encubrimiento de los abusos, por lo cual su declaración quedaría anulada en caso de llegar a ser imputada en el futuro.

Opiniones (1)
15 de diciembre de 2017 | 11:41
2
ERROR
15 de diciembre de 2017 | 11:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. El Arzobispado, por favor, que solicite a los sacerdotes que se hagan el examen.
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho