Más de un millón de personas vive en la zona con mayor riesgo sísmico y aluvional de Mendoza

Al analizar las cientos de páginas del Plan de Ordenamiento es posible verificar los riesgos de las zonas donde vivimos. La nueva ley establece crear un plan de riesgos y manejo de emergencias en su primer año de vigencia.

Más de un millón de mendocinos vive en las zonas con mayor riesgo sísmico y aluvional, según consta en los mapas y reseñas que contiene el Plan Provincial de Ordenamiento Territorial (PPOT), el cual ya tiene media sanción y que una vez que pase por Diputados se convertirá en ley. Si bien el dato no es menor, no tiene el objetivo de preocupar, sino de establecer los posibles riesgos que tiene cada zona de Mendoza y ocuparse de los mismos.

Al analizar las cientos de páginas que tiene el plan que regirá el desarrollo de Mendoza en los próximos 30 años, es posible encontrar estos datos y la utilización que se le dará a los mismos, ya que no sólo se trata de identificar los peligros que existen en cada zona de la provincia, sino que además se establece que una vez aprobado el PPOT -y en el primer año de su vigencia- se debe desarrollar un "Plan de Gestión de Riesgos y Manejo de Emergencias Provincial".

Dentro de los anexos del plan existen diferentes mapas que entregan numerosos datos y al cruzar la información que contiene cada uno es posible saber cuántas personas viven en las zonas con más riesgo o ver qué riesgos existen en las zonas con mayor densidad poblacional. 

En uno de los mapas -por ejemplo- se indica que cantidad de habitantes tienen los diferentes departamentos en Mendoza. En la imagen inferior el circulo amarillo y de mayor tamaño muestra una concentración superior a los 500 mil habitantes y de ahí cambiando el tamaño y color se va categorizando cada ciudad o pueblo.

MAPA DE HABITANTES

En el plan que se convertirá en ley en los próximos días también se divide la provincia en cinco grandes Unidades de Integración Territorial (UIT), los oasis, las llanuras, las montañas, las unidades varias y los piedemontes. Dentro de cada una de ellas hay subdivisiones y se identifican de acuerdo a diferentes factores. El PPOT las describe y establece los riesgos que existen en cada una de ellas.

Bajo esa definición, la provincia se divide en unidades territoriales como muestra la figura inferior. 

MAPA DE UNIDADES TERRITORIALES

Cada uno de los colores y los números tiene un sentido, pero nos enfocaremos en los sectores identificados como 1A y 5A, porque uno de ellos concentra al área metropolitana y el otro al piedemonte, una de las zonas donde más se ha construido sin considerar los riesgos que tiene levantar viviendas en medio de esa geografía.

Zonas 1a 5a

A la hora de hablar de cantidad de habitantes, la UIT marcada como 1A tiene más de un millón de habitantes. La mitad de la población provincial si consideramos que ronda los dos millones de personas.

La densidad poblacional en algunos departamentos del Gran Mendoza -que son parte de esa UIT- puede llegar a 2.600 personas por kilómetro cuadrado, lo que significa que vive mucha gente en poco espacio, comparado con la extensión territorial provincial.

En estricto rigor el PPOT dice sobre esta unidad territorial lo siguiente: 

-"UIT 1A es el oasis norte donde se ubica el área metropolitana en donde la intensidad del uso del agua ha llevado a limitar su disponibilidad, por lo que el futuro se ve seriamente comprometido. Concentra más de un millón de habitantes como también la industria, el comercio, los servicios más complejos, el turismo y la administración provincial. Aparecen conflictos por la expansión urbana descontrolada, hacia zonas frágiles y tierras fértiles; el congestionamiento vehicular y la contaminación. Se trata del área más expuesta a amenaza sísmica y riesgo aluvional. Sin embargo ha sido la que más se ha desarrollado por su posición estratégica".

El riesgo aluvional tiene que ver con zonas en donde se construyó sin considerar estudios adecuados sobre el curso de las aguas que vienen desde la montaña, por lo que tiene estricta relación con lo que ocurre en el piedemonte, el cual está incluido en el sector 5A que tiene la siguiente descripción en el PPOT:

-"La UIT 5A, abarca el piedemonte ubicado al oeste del área metropolitana de Mendoza y el piedemonte de Uspallata, en las últimas décadas han sido objeto de un avance no controlado de la urbanización. Aumenta la desertificación y el riesgo aluvional al estar sometida el área a una elevada presión de uso, a lo que se suman los incendios, la extracción irracional de áridos, la presencia de basurales y actividades deportivas inadecuadas, entre otras".

El plan que espera la aprobación de Diputados es fundamental para terminar con este tipo de riesgos y controlar la construcción en estas zonas, una situación que hasta ahora creció sin control.

Riesgo sísmico

Aunque no es novedad que Mendoza es una zona sísmica, el mapa del Plan de Ordenamiento Territorial divide los niveles de peligrosidad en cada zona de la provincia y confirma que el lugar con mayor amplitud de movimientos y donde es más factible que se genere un terremoto es la zona metropolitana. 

En el mapa inferior es posible ver cómo el nivel de peligrosidad sísmica baja hacia el sur y aumenta hacia el norte de la provincia. En la Zona 4 está ubicada la zona metropolitana, donde vive más de un millón de personas.

MAPA SISMICO


La denominada Zona 4 tiene el número más alto de aceleración máxima de suelo con 0,35 g (un g es igual lo que equivale a un movimiento 9,81 mts/s2). La denominada aceleración sísmica no mide energía, sino que está más relacionada con la intensidad, se mide con acelerómetros y se puede relacionar con la escala de Mercalli.

Una aceleración de 0,35 g es equivalente -aproximadamente- a sismos de VIII Mercalli, es decir que tienen una percepción severa en los habitantes del lugar y tiene efectos importante en la infraestructua. (Esta relación puede variar dependiendo de la calidad de construcciones y la preparación de la ciudadanía).

De ahí hacia abajo la aceleración va bajando hasta llegar al sur provincial con 0,10 g, lo que pasado a Mercalli puede ser una intensidad de VI.

De acuerdo a los mapas que tiene el PPOT, en las zona roja está habitando actualmente más de la mitad de la población mendocina. De ahí la importancia del "Plan de Gestión de Riesgos y Manejo de Emergencias Provincial" que se debe confeccionar en el primer año de vigencia de la nueva ley, siendo prioritario para el Ejecutivo provincial.

El plazo que pone la nueva norma territorial no es un detalle menor, ya que indica que las emergencias y la preparación para las mismas tiene una categoría de política de Estado, algo que la ciudadanía reclama hace mucho tiempo. Además, los organismos de emergencia encabezados por Defensa Civil, tendrán aún más información y herramientas para actuar de manera eficaz ante cualquier eventualidad.

Opiniones (3)
25 de Julio de 2017|17:48
4
ERROR
25 de Julio de 2017|17:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Muy buena la nota, lástima que las autoridades provinciales y municipales no tomen medidas al respecto; y un ejemplo de esto es la gran cantidad de viviendas instaladas y en curso de instalación que se observan en el "piedemonte", mas precisamente en Luján de Cuyo. Ojalá Dios nos siga protegiendo, pero pregunto que pasaría si el día de mañana la represa de Potrerillos sufriera un percance por algún sismo,..la zona al oeste de la ruta panamericana sería un gran lago con casa sumergidas, y ahí entraríamos a lamentar porque se permitió sus instalaciones y buscaríamos con "karma" propio algún chivo expiatorio.-
    3
  2. jcglsl,Edu Gajardo@edugajardo, muy buenos aportes. Realmente me quedo pensando, mucho, con mucho miedo. Estas medidas debieron tomarse mucho antes, de que 1 millones de personas estuvieran en riesgo de vida por el negocio inmobiliario de unos atorrantes.
    2
  3. por Edu Gajardo@edugajardo 17 de Julio de 2017 | 08:50 Lo felicito, porque pocos se toman el trabajo que usted se ha tomado. Aunque muchos ya desde hace décadas conocemos esta información, que de todas maneras se va actualizando cada vez que una sonda manda nueva información diariamente. Su interés es meritorio y genuino. Yo diría que hasta ingenuo, ya que usted se dirige con esto, a gente que es sorda, ciega y muda. Esto suyo, es lo mismo que los accidentes de tránsito, con la gran diferencia, que los siniestros de tránsito, se pueden evitar y este tema de los sismos NO. Usted quiere concientizar y me parece excelente, pero la gente promedio y más arriba peor, es ignorante de sus comentarios y mucho más, de la consecuencia de lo que usted les quiere informar y prevenir. Por ejemplo: Si alguien quiere comprar una casa o un lote, por más que se encuentre sobre lo que podríamos llamar el futuro epicentro de un sismo, si encuentra la propiedad a buen precio, la comprará. Porque son torpes e ignorantes. En mi profesión, estoy más que harto de gente que por ahorrar el costo de un estudio de suelos, compra una propiedad y se la entrega a un colega, que feliz de la vida les proyecta y construye, ya que como profesional es un irresponsable. En una oportunidad, en la esquina sur oeste que hace frente al terreno de la Municipalidad de Tunuyan, por la que por debajo pasa un río subterráneo importante, el comitente me dijo, que había comprado allí y le pedí estudio de suelos, al que no se negó, a pesar de sus pocos cables. Cuando el ingeniero mejor considerado en la provincia ya fallecido, fue al lugar y realizó su trabajo, con el comienzo, que es colocar una lanza y ver con qué fuerza o facilidad entra en el terreno, me dijo: Muchacho, aquí tiene agua a no más de dos metros y es un caudal de por lo menos un metro de diámetro. Verificó y era de casi todo el ancho de la propiedad. El propietario, no aceptando el consejo del especialista, me hizo que le proyectara y construyera un edificio de dos pisos. Me las ingenié para que fuese con una forma lo más simétrica posible y que el centro de masa estuviera lo más bajo que se pudo. Tanto, que convencí al propietario de hacer los techos altos, de madera y no de hormigón y concentrar la rigidez sólo abajo. El especialista me aconsejó, que hiciera sólo la obra gruesa primero, y dejara pasar varias semanas haciendo trabajos menores, hasta que el edificio se "asentara completamente". ¿Sabe cuánto se asentó? Doce centímetros. Luego de eso, se hicieron contrapisos, y se siguió cargando y aumentando la masa del mismo hasta con la carpintería. Pero, tanto el especialista como yo, le habíamos sugerido que cambiara la inversión a otro lugar, pero él quería tener su edificio, frente a lo que es la Plaza Institucional del pueblo.Es, como lo que pasa en EEUU en la zona de huracanes que siguen construyendo casas de papel, cartón y madera y cuando viene un huracán se sienten víctimas por perder todo o simplemente son desaparecidos. Es, por ejemplo, como esas construcciones que han hecho al sur de Valparaíso, costosas, para gente con mucho dinero, en un pozo debajo del nivel del mar, que encima, es categóricamente sin duda alguna, la que recibirá un tsunami si hay un sismo de gran intensidad en las inmediaciones y eso se tranformará en una inmensa laguna de agua de mar. Tanto su nota, que insisto es valiente e interesante y yo un ingenuo en leer lo que ya sabía, NO CAMBIARÁ LA OPINIÓN DE AQUELLOS QUE POR FINES ESPECÍFICAMENTE COMERCIALES, O INMOBILIARIOS COMPRE Y CONSTRUYA, DONDE NO DEBE.- Triste, pero tan cierto, como su nota, los datos que le podría seguir agregando que son millones de información que testificaría su sensatez, pero es como pedir, que no sigan cruzando la doble línea amarilla.- Son así y sólo entienden, cuando ya tarde, los familiares los sepultan.-
    1
En Imágenes