Grassi ampliará hoy su declaración en respuesta a las acusaciones

El sacerdote se defenderá durante la audiencia de hoy de las acusaciones de abuso planteadas por tres jóvenes que de niños concurrían a la fundación Felices los Niños, que preside el religioso. Además, hoy declarará Marta Miras, vecina de la Fundación. Aníbal Vega, coordinador de una fundación para chicos de la calle en la localidad bonaernese de Hurlingham, ratificó los abusos.

El sacerdote Julio Grassi es juzgado en el Tribunal Criminal 1 de Morón, en el oeste del Gran Buenos Aires, por 17 casos de abuso y corrupción de menores, 15 de ellos en la Fundación y dos en la localidad santacruceña de El Calafate, por los testigos identificados como Gabriel, Ezequiel y Luis.

Aníbal Vega, coordinador de una fundación para chicos de la calle en la localidad bonaernese de Hurlingham, ratificó ayer los abusos a Ezequiel y las presiones sobre el joven para desvincular al Grassi del caso, y se fue con custodia del Tribunal tras denunciar "amenazas" por parte de seguidores del cura.

Una fuente de la causa relató que Vega -único testigo que declaró ayer en el juicio- dijo que albergó y tuteló en su infancia a Ezequiel (hoy de 20 años)-, quien sobrevivía vendiendo pan en la calle hasta que fue enviado a Felices los Niños. Tenía 9 años.

Allí estuvo "durante seis meses, lapso en el cual ocurrieron los abusos". Cuando lo vio nuevamente "le contó lo que había pasado con Grassi ’en forma directa’" por lo que él le dijo que lo iba a apoyar y que "hiciera lo que quisiera aunque, le recomedaba hacer la denuncia", dijo Vega a los miembros del Tribunal, según la fuente.

En este punto la defensa de Grassi hizo mucho hincapié ya que su abogado, Daniel Cavo, sostuvo que Ezequiel "fue inducido por Vega a denunciar por abuso sexual a Grassi".

Vega manifestó además que antes de que se difundiera el caso en el programa Telenoche Investiga, en octubre del 2002, "era muy común escuchar comentarios de los chicos sobre la personalidad de Grassi y la cuestión de su sexualidad".

Para el abogado Juan Pablo Gallego, que representa al Comite Argentino de Seguimiento de los Derechos del Niño (CASACIDN), la exposición de Vega "fue muy importante y sirvió para apuntalar el propio relato de Ezequiel sobre los abusos que sufrió y el de las profesionales que lo trataron, acerca de la maniobra urdida para hacerle firmar una retractación".

Grassi, al ingresar a los tribunales, aseguró que no puede "postergar más" su declaración y que pretende realizarla hoy para contestar las acusaciones.

El sacerdote señaló a Vega como una persona que "fue imputada de supuesto maltrato" y aseguró desconocer qué tipo de aporte podía ofrecer su testimonio; "no ha tenido ninguna relación conmigo", dijo y señaló estar cada vez más convencido de su absolución.

Hoy está previsto que declare Marta Miras, vecina de la Fundación Felices los Niños, y por la tarde Grassi se defenderá de las acusaciones.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 23:53
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 23:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes