Deportes

El Atlético venció al Olympique, con un gol de Agüero

El equipo español mantuvo el liderazgo de la llave D de la Champions League al vencer 2 a 1 al Olympique de Marsella, en partido de la segunda jornada de la fase de grupos.




El Atlético de Madrid dio un paso de gigante en sus aspiraciones europeas al vencer hoy al Olympique de Marsella por 2-1, un triunfo que le deja en la cima del Grupo D, igualado con el Liverpool, ambos con seis puntos.

La Liga de Campeones regresó al estadio Vicente Calderón 11 años después y la hinchada local disfrutó, aunque le tocó sufrir al final. Pero los futbolistas de Aguirre celebraron un triunfo que acerca al equipo a los cuartos de final de la Liga de Campeones.

El Atlético de Madrid mostró su mejor cara desde el inicio, la de un equipo que quiere imponer su autoridad en Europa y que tiene la ambición de volver a ser un grande. Y pronto se vio que Sergio Agüero tenía cosas que decir.

A los cuatro minutos, Maxi Rodríguez envió un balón aéreo a la fronta y Agüero lo bajó con maestría, se quitó a un rival y sorprendió al arquero Mandanda con un disparo rapidísimo y cruzado, imposible de alcanzar. Fue la enésima muestra de la calidad que tiene el argentino.

Eran minutos fantásticos del equipo del mexicano Javier Aguirre, que se movía por todas partes, superando al equipo francés en todas las zonas del campo. Mandanda salvó otra gran oportunidad de Agüero y Raúl García cabeceó fuera por muy poco. Parecía que el segundo gol era cuestión de instantes.

Pero no. A los 16 minutos, el Olympique de Marsella aprovechó una distracción defensiva de los locales para empatar. Bonnart aprovechó una autopista por la banda que defendía Mariano Pernía y Niang cabeceó libre de marca para marcar el tanto visitante.

Estaba por ver la respuesta del Atlético de Madrid, pero ésta fue enérgica. Apenas le bastaron seis minutos para volver a adelantarse, con una falta lanzada por Pernía y un remate astuto de Raúl García, que entró rápido en el primer palo. El delirio volvía a apoderarse del estadio Vicente Calderón.

El final de la primera parte fue muy trabado, con muchos golpes por ambas partes. Agüero fue el que más sufrió, mal asunto para un jugador que traviesa problemas físicos, especialmente en los abductores. El estadio madrileño saludó con agrado la llegada del descanso.

La segunda mitad fue menos espectacular que la primera, aunque la tensión aumentó con el paso de los minutos. El Atlético de Madrid pasó a cerrar filas en defensa, buscando contraataques.

A los 55 minutos, apareció una de las jugadas más espectaculares de la jornada europea. Agüero combinó con Maxi Rodríguez, quien a cinco metros del área se inventó un taconazo que superó al arquero visitante, aunque el balón se marchó junto al palo. Una maravilla, aunque sin premio.

El balón era del Olympique y las oportunidades quedaban para el Atlético. Por ejemplo, un gran disparo de Sinama-Pongolle que obligó a intervenir a Mandanda.

A los 66 minutos, Aguirre hizo un cambio sorprendente al quitar a Sinama-Pongolle y poner a Maniche. El portugués, con problemas lumbares, fue convocado a última hora y tuvo participación. Un cambio defensivo, en cualquier caso.

El Atlético de Madrid sufrió mucho en los últimos minutos. Niang tuvo un par de ocasiones y la hinchada rojiblanca se tapó los ojos para no mirar. Pero el conjunto español conservó un marcador que le sitúa en una posición muy favorable, pues deja al Olympique de Marsella y al PSV Eindhoven sin puntos. Todo hace prever que el Atlético de Madrid y el Liverpool resolverán entre sí la primera posición del grupo.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|02:06
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|02:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic