Se fugó un preso que estaba enyesado y con muletas

El joven recluso, de 24 años, logró escabullirse por debajo de unas camillas hasta llegar a la puerta principal del hospital San Martín de la Ciudad de la Plata. Los dos policías que estaban a cargo de su custodia fueron desafectados.

Un preso de 24 años, enyesado y con muletas, protagonizó una cinematográfica fuga al escapar del Hospital San Martín de esta ciudad, donde era custodiado por dos policías, aunque horas más tarde se entregó.

El joven recluso logró escabullirse por debajo de unas camillas hasta llegar a la puerta principal del hospital, y como consecuencia de la fuga los dos policías que estaban a cargo de su custodia fueron desafectados por decisión de la Dirección de Asuntos Internos de la Policía.

Se trata de dos numerarios de la DDI La Plata, quienes quedarán en esa situación hasta que se sustancie la investigación y se determinen las responsabilidades del caso.

La fuga, al mejor estilo Hollywood, se produjo ayer a la madrugada dentro del centro asistencial de esta ciudad, de acuerdo con lo señalado en la edición de la fecha del diario local El Día.

Fuentes calificadas señalaron que el joven, identificado como Julián Martínez, de 24 años, se encuentra imputado en dos causas como presunto autor del delito de "robo calificado", a disposición de las fiscalías 4 y 5 de esta ciudad.

El joven, de acuerdo con lo señalado, aprovechó que la sala de ortopedia del Policlínico, ubicada en el tercer piso del edificio, se encontraba a oscuras, cerca de las 3:00 de la madrugada de ayer, para iniciar lo que, minutos más tarde, sería un hecho casi de película.

En ese sentido, de acuerdo con el reporte oficial, el joven, de contextura física extremadamente delgada, "pudo zafar de las esposas con las que estaba aferrado de una mano al respaldo de su cama, tomó un par de muletas y comenzó a deslizarse por debajo de las demás camillas", para huir del pabellón por una puerta lateral, sin que nadie se percatara de lo ocurrido.

Luego, por la entrada principal del centro asistencial y, a los saltos, Martínez pudo salir del edificio y ganar la calle, mientras, supuestamente, los policías seguían en el pasillo.

Una vez que trascendió la noticia de la fuga, varios agentes de la DDI La Plata comenzaron a revisar de punta a punta el hospital, pero no encontraron rastros de Martínez, quien había dejado las muletas, tiradas en plena vía pública, a escasos metros del lugar por donde había
salido.

Pero horas más tarde, acompañado por su abogado defensor, Julio Beley, se presentó en la sede de esa dependencia policial, donde se entregó y quedó a disposición de la Justicia.

El hecho generó un gran revuelo en el hospital San Martín, donde el despliegue de los uniformados no pasó desapercibido.
Opiniones (0)
12 de diciembre de 2017 | 23:42
1
ERROR
12 de diciembre de 2017 | 23:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California