Deportes

Hay tres técnicos en la "cuerda floja" en el torneo Apertura

La prosecución de los entrenadores Claudio Borghi, Pablo Sánchez y Omar Labruna en sus respectivos equipos pende de un hilo, en virtud de los malos resultados registrados en el torneo de primera división, pese a que recién se disputaron ocho jornadas.

La prosecución de los entrenadores Claudio Borghi, Pablo Sánchez y Omar Labruna en sus respectivos equipos pende de un hilo, en virtud de los malos resultados registrados en el torneo de primera división, pese a que recién se disputaron ocho jornadas. Ya hubo cuatro que dejaron sus cargos en este semestre.

Borghi presentó la renuncia a la dirección técnica de Independiente el sábado pasado, luego de la derrota por 2 a 0 ante Lanús, pero el presidente de la entidad de Avellaneda, Julio Comparada, lo respaldó por segunda vez en apenas un mes y medio de competencia en la temporada 2008/09.

El “Rojo” quedó eliminado de la Copa Sudamericana en la primera rueda, a manos de Estudiantes de La Plata y cosechó sólo 10 puntos en el Apertura, 9 menos que el líder San Lorenzo.

Confiado en haber demostrado su capacidad en un medio claramente menos competitivo como el chileno, donde se consagró tetracampeón local con Colo Colo, Borghi sufre el cambio de ambiente y no logró aún que su equipo tenga una identidad futbolística.

Independiente visitará en la novena fecha a Huracán, que marcha último en el Apertura, lo que aumentará la exigencia del conjunto de Avellaneda.

“Vitamina” Sánchez, ídolo de Rosario Central en su etapa como futbolista, exhibió públicamente el viernes pasado su enfrentamiento con los hinchas, que lo hostigaron minutos después del empate “con sabor a derrota” (1-1) registrado en el Gigante de Arroyito ante San Martín de Tucumán.

De su mano, Central obtuvo una sola unidad de las últimas seis que jugó y ganó nada más que dos partidos como local.

En el homónimo jujeño del club platense, Omar Labruna tampoco puede sacar a su equipo de la zona de descenso directo y ganó sólo uno de los últimos nueve puntos disputados.

Gimnasia de Jujuy será anfitrión en la novena fecha de Godoy Cruz, condición en la que ganó los dos partidos de su campaña.

La verdadera “picadora de carne” en que se transformó la profesión de director técnico también podría influir en los dos clubes más importantes del fútbol argentino.

Diego Simeone no pudo reeditar la campaña del Clausura 2008, en el que se consagró campeón y cosechó menos de un tercio de los puntos que River disputó en el Apertura.

Si bien su contrato con la entidad “millonaria” vencerá recién el 31 de diciembre próximo, el ‘Cholo’ daría un paso al costado en caso de que River no gane la Copa Sudamericana.

En la vereda de enfrente, el ciclo de Carlos Ischia podrá tener un abrupto final si Boca no obtiene el Apertura, certamen al que le dio prioridad por encima del torneo continental.

Frustrado en la Copa Libertadores en el primer semestre, al ex colaborador de Carlos Bianchi no le alcanzaría con haber ganado la Recopa ante Arsenal.

En contrapartida, Daniel Oldrá vive en Godoy Cruz momentos de estabilidad después del categórico 4 a 1 propinado a Boca, mientras que el ejemplo más significativo de repunte es el de Racing.

Juan Manuel Llop se reafirmó en el cargo luego del empate 1 a 1 con Independiente y su equipo perdió sólo uno de los últimos seis encuentros que jugó.

Cuatro entrenadores ya se fueron de sus respectivos clubes, tres de ellos en medio de la competencia oficial.

Claudio Ubeda se desvinculó de Huracán después de la quinta fecha, en la que perdió con Gimnasia de Jujuy 4 a 3; Roberto Sensini se fue de Estudiantes luego del empate 1 a 1 como local con San Martín de Tucumán, por la sexta jornada y Guillermo Sanguinetti abandonó la conducción de Gimnasia y Esgrima La Plata un día después de la caída por 3 a 1 en el clásico de la capital bonaerense.

Por su parte, Ricardo Caruso Lombardi fue despedido de la dirección técnica de Newell’s Old Boys días antes del inicio del Apertura y pese a haber dirigido al plantel en la pretemporada.

Está claro que el fútbol argentino desprecia los proyectos de trabajo y los entrenadores intentan infructuosamente sobrevivir a la histeria de los resultados, por lo que el incremento de la cantidad de técnicos cesanteados es sólo una cuestión de horas.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|06:56
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|06:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic