Deportes

La crisis financiera golpea las puertas de la Premier League

La crisis financiera mundial podría afectar muy pronto a la Premier League de fútbol, el "campeonato más rico del mundo", pero también el más endeudado con la banca.

El presidente del modesto Hull City, Paul Duffen, ha sido por ahora el único en expresar su preocupación públicamente. "Muchos clubes se han dado la gran vida en estos momentos de incertidumbre bancaria. Esta temporada, lamentablemente, podría haber más de una víctima en la Premier League", advirtió.

Según cifras disponibles, los clubes de la élite acumulaban deudas sobre el final de la temporada 2006/2007 del equivalente a 3.100 millones de euros. El presidente de la Unión Europea de fútbol (UEFA), el francés Michel Platini, ya había lanzado la alarma al respecto.

La prensa británica había señalado desde hace tiempo las graves dificultades del Portsmouth a nivel de tesorería, club que con el entrenador Harry Redknapp se ha lanzado a comprar jugadores a precios onerosos en las dos últimas temporadas.

Pero, tampoco los grandes están a resguardo. Los propietarios estadounidenses del Liverpool, Tom Hicks y George Gillett, deben renegociar a comienzos de 2009 la deuda por la compra del club, unos 700 millones de euros financiados por la firma norteamericana Wachovia, una de las víctimas de la actual crisis, que será comprada por su competidor, el Citigroup, según se anunció este lunes.

El compromiso de los nuevos propietarios de ofrecer un nuevo estadio al club en reemplazo de Anfield, parece quedar en "la cuenta del olvido".

Manchester United, por su parte, es rentable, pero su deuda alcanza a los 750 millones de euros, fruto de la decisión de la familia Glazer de financiar la compra del club mediante préstamos bancarios deducibles de las cuentas del mismo.

En cambio, la deuda del Arsenal es más modesta, unos 320 millones de libras, y su situación económica es considerada "sana". La construcción del estadio Emirates ha hecho de los "Gunners" un equipo rentable, con beneficios de 46,5 millones de euros, un alza del 40%.

Sin embargo, Arsenal pensaba amortizar la deuda con la venta de apartamentos en los terrenos de su ex estadio de Highbury, un proyecto inmobiliario que ahora la crisis hace peligrar.

Chelsea está mucho más endeudado aún, en unos 875 millones de euros, pero el acreedor es su propio dueño, el "mecenas" ruso Roman Abramovitch, lo que hasta cierto punto es una garantía.

Pero los clubes podrían sufrir también problemas de patrocinio. Manchester United está apoyado por el grupo de seguros estadounidense AIG, actualmente nacionalizado, por lo que su contrato de 70 millones de euros en cuatro años actualmente peligra.

Newcastle luce en su camiseta el logo del Northern Rock, símbolo de la crisis bancaria en Gran Bretaña. West Ham, por su parte, se quedó sin patrocinio tras la quiebra del operador turístico británico XL Leisure Group.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|02:56
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|02:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016