Juicio por Cromañón: mañana declararán otros cuatro sobrevivientes

Se espera que ofrezcan sus relatos sobre el horror que vivieron aquella noche del 30 de diciembre de 2004 dentro del boliche República Cromañón. Ayer, declararon cuatro sobrevivientes que remarcaron que aquella noche el lugar "estaba lleno de gente", "más que en otras oportunidades e incluso que no se podía ni caminar".

Otros cuatro sobrevivientes de la tragedia de República Cromañón declararán mañana como testigos en el juicio y se espera que ofrezcan sus relatos sobre el horror que vivieron aquella noche del 30 de diciembre de 2004.

El testimonio de los sobrevivientes se sumará al que dieron ayer Iván, Graciela, Leonardo y María Sol, quienes pudieron escapar del interior de Cromañón esa noche, aunque quedaron con secuelas psicológicas y de salud, según contaron.

Iván (23 años) fue el primero en sentarse en el estrado y en su declaración, de más de una hora, dijo que esa noche vio cuando "una mano sobresalió, tiró un tres tiros y uno de ellos se incrustó en el techo y explotó", y al rato, cuando volvió a mirar, vio "una llama importante".

Además, el joven afirmó que las seis puertas que comunican el hall del local con el salón principal estaban cerradas, lo que hizo que se agolpara la multitud, y él quedara bajo una montaña de "un metro y medio de gente", y que recién pudo salir cuando dos personas lo ayudaron.

"Las puertas estaban cerradas. Si hubiesen estado abiertas, hoy no hubiésemos tenido que lamentar las pérdidas de tantos chicos", especuló el joven, cuya identidad completa –como el resto de los sobrevivientes- no será divulgada a fin de preservar su integridad psíquica, según lo aconsejaron el Tribunal Oral Criminal Nº 24 (TOC24) y la Fiscalía.

"Yo no quiero morir hoy, le dije a mi amigo", contó Iván que le dijo a Matías, un amigo que lo había acompañado a ver el recital, y a quien reconoció como el que estaba encima suyo, previo a poder salir.

Al igual que Iván, los otros tres sobrevivientes remarcaron que Cromañón, el 30 de diciembre, "estaba lleno de gente", "más que en otras oportunidades, incluso no se podía ni caminar".

Además, Iván y luego Leonardo contaron que hicieron trabajos de resucitación sin éxito a chicos en la puerta del local.

"Tenía que sacar (gente) y una vez que no daba más mi pulmón, me quedé sentado", señaló Leonardo, de 24 años, quien además contó que hizo trabajo de resucitación a tres chicos de los cuales "uno revivió y los otros dos murieron".

Los cuatro jóvenes relataron las consecuencias de salud y psicológicas que les quedó tras la tragedia.

Graciela, de 33 años, contó que siguió "escupiendo y tosiendo como un plástico negro hasta marzo o abril" de 2005, por haber "inhalado el humo tóxico" en Cromañón.

"Tuve obstruidos los pulmones por un tiempo por la inhalación del humo (según dijo que le explicaron los médicos) y luego hice un tratamiento psicológico", agregó la joven.
Opiniones (0)
21 de septiembre de 2017 | 07:57
1
ERROR
21 de septiembre de 2017 | 07:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'