"Vino por el vino" festejó con la emisión de su último capítulo

El programa de televisión finalizó su ciclo en uno de los canales locales. Como agradecimiento, el equipo de producción convocó a amigos, familiares y empresarios que contribuyeron e hicieron posible el proyecto, y los agasajaron con un cóctel. En el encuentro se vio el último capítulo; un compilado de los mejores momentos del ciclo.

“Vino por el vino” salió al aire por primera vez hace tres años en Buenos Aires por el canal Plus Satelital, luego se emitió por Metro, y finalmente -hace seis meses- vio la luz en nuestra provincia. Shoin Entertainment es la productora local responsable del programa, que trabaja junto con Biopic de Buenos Aires. Con una idea original que nació en esta tierra, el programa trajo desde Buenos Aires a un invitado famoso por semana. En cada cita, el chef-conductor Facundo Cuadrado cocinó, para el invitado, con reconocidas bodegas y paisajes como escenario, y lo entrevistó en una charla íntima e informal, siempre acompañados de platos gourmet de su autoría y de los excelentes vinos de Mendoza.

Carla Peterson (foto), Fabián Gianola, Mirta Wons, Claudio Morgado, Diego Korol, Raúl Taibo, Roly Serrano, Coco Silly, Maru Botana, Betiana Blum, Sebastián Wainraich, Carla Conte (foto), Rodolfo Ranni, Daniel Rinaldi, Matías Santoiani y Cacho Garay, fueron algunos de los famosos que pasaron por el ciclo. Más sueltos y desinhibidos luego de unas copas de vino, contaron anécdotas, bromearon, cocinaron con Facundo y respondieron la pregunta “picante” escondida dentro de un enorme pimentero, que también fue protagonista.

El último capítulo mostró los mejores momentos de todo lo ocurrido, e incluyó divertidas escenas de ficción interpretadas por Cuadrado y por los integrantes de la producción. El conductor acudió a terapia por la angustia que le provocó el fin del programa. Junto a su psiquiatra (interpretado por Levin) recordó fragmentos de los distintos capítulos. Mirta Wons y Coco Silly fueron dos de los más divertidos. Raúl Taibo y Betiana Blum también se destacaron por su buena predisposición. Pero sin dudas fue Rodolfo Ranni el más negativo y “mala onda” de los invitados, y fue esa ocasión la que más tuvieron que “remar”.

Vinos de la bodega Antigal, té, café y bocaditos dulces y salados se sirvieron en Winery para familiares, amigos y quienes confiaron en el proyecto desde lo comercial. Los integrantes de la producción compartieron con sus invitados especiales una tarde de risas, emoción y, por supuesto, brindis. Gustavo Levin, productor general de “Vino por el vino” y responsable de Shoin Entertainment, habló antes de la última emisión y agradeció la presencia de todos. “El equipo de trabajo generó algo mágico, místico, que se tradujo en el programa. Al invitado le llegaba toda esa energía”, aseguró Levin, al mismo tiempo que agradeció al chef Cuadrado “que sabe entrevistar además, y lo hace muy bien”.

Por su parte, la coordinadora de producción, Victoria Barba, quien “convenció con su cabeza y con su voz a los personajes que vinieron a Mendoza a participar del programa” mencionó a la bodega Tapiz, porque “gracias a ellos pudimos grabar el piloto del programa”. Cuadrado le agradeció especialmente al chef Aldo Ansaldi “porque fue una de las personas que me enseñó a cocinar”. “Me siento muy a gusto haciendo ‘Vino por el vino’. Esto recién empieza”, dejó picando el conductor, al igual que el productor, quien aseguró que “hemos gritado, peleado, empujado y pataleado, como un niño que sigue latente en nosotros”. Así dejaron entrever que, quizá, el exitoso “Vino por el vino” vuelva algún día a la pantalla y tenga un camino mucho más largo que recorrer.

El chef  Facundo Cuadrado cocinando para el periodista de espectáculos, Daniel Rinaldi. 
En Imágenes