Deportes

Milan y Ronaldinho vuelven a sonreir tras el triunfo ante el Inter

El triunfo en el clásico ante el Inter por 1 a 0, con gol del brasileño, fue la nota destacada de una nueva jornada del Calcio, que marcó el fin de la crisis para el ex jugador del Barça.

Ronaldinho vuelve a sonreir, y con él los medios italianos, que sitúan al brasileño como el héroe del Milan vencedor en el clásico con el Inter y dan por cerrada su "crisis".

"Milan do Brasil", tituló hoy "La Gazzetta dello Sport" tras un domingo en el que la característica sonrisa y los pasos de samba de Ronaldinho finalmente levantaron a los aficionados del Milan, que llevaban semanas viendo un flojo rendimiento del astro brasileño.

Ronaldinho fue el héroe al marcar de cabeza y tras pase de Kaká el gol para el triunfo de 1-0 ante los archirrivales. Tras tres triunfos consecutivos el Milan se sitúa ahora con nueve puntos a sólo tres del nuevo líder, Lazio. Inter sufrió en cambio la primera derrota de la temporada.



"Estoy muy contento, esperaba poder marcar", dijo el brasileño tras el encuentro. "Se lo dedico a los seguidores del Milan que me han hecho sentirme como en casa. Cada día que pasa me siento más en casa aquí, en Milán. Sé que (hoy lunes) es el cumpleaños del presidente (Silvio) Berlusconi. Este gol también es para él".

El del ex jugador del Barcelona fue un gol que cerró la crisis del Milan, que comenzó la Liga con dos serias derrotas. Las pobres actuaciones del equipo milanista desataron un período de críticas, acentuadas por el mediocre rendimiento de Ronaldinho y sus escasas apariciones en el once inicial.

Pero todo cambió: basta con leer los medios italianos de hoy.

"Nunca un pase inútil, nunca un movimiento inútil", tituló "La Gazzetta dello Sport".

"Dinho ejecutó perfectamente las órdenes del entrenador, Carlo Ancelotti: jugar para el equipo", añadió.

Tras cinco partidos disputados y con el Milan situado a tres puntos de la cabeza, los 21 millones de euros (unos 30 millones de dólares al cambio actual) pagados por el jugador parecen empezar a rentabilizarse.

Para la mayoría de los aficionados milanistas, el ex "Balón de Oro", de 28 años, se perfila como el hombre que liderará el ataque estelar, conformado por sus compatriotas Kaká, también "Balón de Oro", y el joven Alexandre Pato, de 19 años.

"Es bueno verlo tan feliz", dijo Kaká. "Somos amigos, y vivimos vidas diferentes, pero eso no impide que podamos jugar juntos. Estoy contento de que haya venido. Ha traido mucha calidad".

Berlusconi, uno de los mayores fans de "Dinho", destacó que el nombre del brasileño "tuvo un oscuro período ligado a la mala situación por la que atravesaba el Barcelona".

"Hoy ha vuelto a ser él mismo. Fue esencial e hizo cosas increíbles. Me gustaría verlo más en los esquemas de ataque y no tanto escorado en la banda izquierda". Berlusconi, se sabe, no habla por hablar cuando se trata del Milan.

En Imágenes