Inicia un nuevo encuentro secreto del Grupo Bilderberg

La considerada organización "más poderosa del mundo" y blanco de especulaciones y teorías conspirativas, dará inicio a su 65ª conferencia en un hotel de Estados Unidos.

El Grupo Bilderberg, que aglomera a muchas figuras influyentes del orden mundial y ha sido blanco de numerosas especulaciones derivadas de su hermetismo, realizará desde mañana y hasta el domingo próximo en la ciudad norteamericana de Chantilly su 65° conferencia, a la cual asistirán alrededor de 130 participantes provenientes de 21 países.

Entre los temas que se tratarían en el encuentro aparecen el gobierno de Donald Trump, el futuro de la Unión Europea, así como una serie de temas como populismo, globalización y la lucha por la información. De todos modos no existe una lista oficial de asistentes.

La influyente conferencia Bilderberg se realiza una vez por año en lugares rotativos y apunta a fortalecer las relaciones transatlánticas. A las mismas asisten decenas de magnates, banqueros, políticos, miembros de varias casas reales, otras familias de la aristocracia y también algunos científicos.

Las conversaciones se celebran en un entorno de secretismo, ante la exclusión de la prensa, y se busca que la discreción posibilite el libre intercambio de opiniones. Por ello, los detractores del Grupo Bilderberg acusan a la conferencia de falta de transparencia y hostilidad hacia la democracia.

En esta oportunidad de reunión estará presidida por el magnate francés Henri de Castries, presidente ejecutivo de AXA, una multinacional especializada en seguros e inversión.

Por primera vez en décadas no se contará con la presencia de David Rockefeller. El famoso banquero murió en marzo pasado a los 101 años y todavía se desconoce cuál descendiente de la familia lo va a sustituir en el club.

La conferencia fue creada en 1954 por el príncipe Bernardo de Holanda para propiciar el diálogo entre líderes políticos, económicos y de otros sectores, así como para reforzar las relaciones de Europa occidental y Estados Unidos.

La cita toma su nombre del Hotel Bilderberg, en la localidad holandesa de Oosterbeek, donde tuvo lugar la primera reunión. Oficialmente las reuniones son administradas por la fundación Bilderberg Meetings y financiadas a cuenta de una suscripción privada. En ningún momento se ha divulgado la información sobre sus suscriptores, pero se conoce a los patrocinadores del primer evento.

En aquella conferencia estaban presentes 80 personas, entre los cuales se destacaban Edmond Rothschild y Laurance Rockefeller, quienes habían seleccionado en persona a los miembros del club. Representantes del clan de Rothschild, del Banco Schroeder, Rockefeller & Co, el periódico The New York Times, el Instituto Real de las Relaciones Internacionales de Londres y la CIA formaron parte del Comité Directivo.

En las últimas décadas el número de participantes en cada conferencia es de 130. La composición es renovada por mitades antes de cada reunión. Sin embargo, hay miembros inalterables como los magnates hereditarios e invitados especiales como en su momento lo fueron Bill Clinton, Angela Merkel, Gordon Brown, George Soros y Rupert Murdoch.

Fuente: Clarín

Opiniones (0)
25 de Julio de 2017|17:49
1
ERROR
25 de Julio de 2017|17:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes