Expertos en seguridad buscan una salida a la violencia en Latinoamérica

Miembros de organizaciones sociales, universidades y entidades privadas se reunen en San José de Costa Rica. Están agrupados en CLAVE, la Coalición para la Prevención de la Violencia. En Latinoamérica se comete el 42 por ciento de los asesinatos que cada año se producen en todo el mundo utilizando armas de fuego.

Expertos en temas de violencia y seguridad de toda América latina se reúnen esta semana en san José de Costa Rica. Forman parte de CLAVE, la Coalición para la Prevención de la Violencia, entidad que agrupa a un centenar de instituciones privadas, ONGs y universidades del continente. Aquí, decidirán la estrategia que desarrollarán en los próximos dos años, centrados en cumplir con los objetivos que los llevó a agruparse, hace tres años, tras reunirse en Bogotá: disminuir la violencia en la zona más violenta del mundo.

El encuentro se realiza en un país sin ejército, que decidió invertir en educación los costos que le demandaba al Estado el sostenimiento de un cuerpo armado. Hasta hace poco tiempo Costa Rica era “una isla” en una Centroamérica acosada por los golpes mortales de las patotas juveniles (que aquí se llaman “maras”) y por las consecuencias de las disputas políticas armadas de otras décadas.

Ahora, Costa Rica empieza a pronunciar una palabra gastada en el resto de la América ibérica: inseguridad. Mientras eso ocurre, intenta conjugar el verbo “prevenir” de la mejor manera posible y con el acompañamiento de todos aquellos que se han cansado de utilizarlo, unas veces con más éxito que otras.

Las organizaciones de CLAVE “tienen en común su anhelo de paz y democracia, de respeto de los derechos humanos, de lucha a favor del control de armas y en contra de la violencia armada. Todas las organizaciones miembros o participantes de CLAVE respetan este principio fundamental y elaboran bianualmente un plan de trabajo para todos los países en base a ello”, nos dice, a poco de llegar, Juan José Lima, abogado boliviano y miembro de una de las entidades que la componen, el Centro de Justicia y Participación (Cejip).

Se trata, según los principios que las reúne, de “organizaciones plurales, que trabajan un amplio campo de acción y desde diferentes perspectivas: la salud, los derechos humanos, el género, la gobernabilidad, el desarrollo, la infancia, la investigación, siendo la voluntad de prevenir la violencia armada en América latina el denominador común que los agrupa”.

En Latinoamérica se comete el 42 por ciento de los asesinatos que cada año se producen en todo el mundo utilizando armas de fuego y esa cifra la hace duplicar al continente africano en la dimensión de la violencia armada.

Esto, contando tan sólo con un país en conflicto, como lo es Colombia. El resto, es producto de la inseguridad, a la que se combate desde organizaciones con innovación y hasta con éxito, como lo hacen en las favelas de Brasil Sou Da Paz, por citar a unode los miembros más activos de CLAVE. O como lo llevan adelante FESPAD (El Salvador), IDL en Perú, IELSUR y ALUDEC en Uruguay e instituciones como Amnistía Internacional en Paraguay, Venezuela y Chile, Ciprodeh en Honduras o Serpaj en Ecuador y Panamá.

En Costa Rica oficia de anfitriona una entidad que ha trabajado por la paz en todos los sentidos: la Fundación Arias, creada por el premio Nóbel de la Paz, Oscar Arias, que además, es actualmente presidente por segunda vez de este país.

La paz que se busca alcanzar en los países ya no es sólo la ausencia de conflictos armados, sino una paz más cotidiana, la que se reclama en los barrios y en la vida diaria.

De todos modos, el tema Bolivia ocupa un lugar en los análisis informales de los asistentes. A todos les preocupa la gravedad de la violencia alcanzada por la disputa opositora al gobierno de Evo Morales.

Hace unos días, durante la reunión de los presidentes de UNASUR en Santiago de Chile, CLAVE emitió un comunicado en el que llamó –desde la visión de las organizaciones no gubernamentales- a contribuir al diálogo en Bolivia, manifestando su preocupación por la presencia de armas de fuego en los grupos antagónicos.

Opiniones (0)
22 de septiembre de 2017 | 19:48
1
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 19:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'