Zapatillas de running: técnicas para atarse los cordones y evitar rozaduras

Sólo hacen falta dos ingredientes para salir a correr: la motivación, sin la que no nos levantaríamos nunca del sofá, y unas buenas zapatillas, que amortigüen el impacto contra el asfalto.

 Pero tener las zapatillas adecuadas no implica que nos vayamos a librar de las dolorosas ampollas. A veces -no siempre- aparecen. Evitarlo, o al menos paliar sus consecuencias, es tan sencillo como utilizar la técnica adecuada para atarse los cordones. Si las rozaduras aparecen en los lados, hay que saltarse el zig-zag en la parte inferior de la zapatilla y si están en el empeine, hay que evitarlo en la parte inferior.

Esta guía elaborada por la web stylight con la colaboración del entrenador Martín Giacchetta, muestra cómo adaptar los cordones según dónde aparecen las rozaduras.

O ATAR CORDONES 900

Opiniones (0)
22 de noviembre de 2017 | 11:40
1
ERROR
22 de noviembre de 2017 | 11:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"