Cruce entre D'Elía y y el rabino Bergman tras amenazas de Hezbolá

El rabino Sergio Bergman afirmó que no entiende cómo, por un lado, el ministro de Seguridad y Justicia, Aníbal Fernández, dice estar preocupado por las amenazas de Hezbolá en Argentina, y por el otro, el gobierno nacional sigue sosteniendo en su estructura al dirigente piquetero que tendría relación con la organización chiíta libanesa.

El rabino Sergio Bergman acusó hoy al dirigente oficialista Luis D'Elía de ser "vocero y defensor" de Hezbolá, lo que generó la inmediata respuesta del líder piquetero, quien identificó al referente de la comunidad judía con el "imperio" y lo responsabilizó por cualquier posible ataque a su vida o la de su familia.
  
Bergman consideró que existe de una "paradoja" entre la preocupación del ministro de Seguridad y Justicia, Aníbal Fernández, ante las últimas amenazas de Hezbolá y la supuesta relación de D'Elía con la organización chiíta libanesa.
  
"Hay una paradoja, porque el ministro de Seguridad da garantías a la comunidad judía y D'Elía es vocero y defensor de la política de Irán y de Hezbolá", explicó Bergman en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias.
  
En respuesta, D'Elía sostuvo que "siempre la demonización desde el imperio conduce a la aplicación del terror y la guerra", por lo que dijo que espera que "esta demonización que lanza burdamente el rabino Bergman no sea el preludio del terror y del crimen" contra su persona y su familia.
  
"De ahora en más, hago responsable de mi vida y de la mis familiares, de mi mujer, mis hijos y compañeros al rabino Bergman", afirmó D'Elía en declaraciones a Noticias Argentinas.
  
La semana pasada, el ministro Fernández se reunió con el presidente de la DAIA, Aldo Donzis, y le aseguró ofrecerá seguridad a los templos y ceremonias judías por Rosh Hashaná (año nuevo) que comenzará este lunes, ante las nuevas amenazas recibidas provenientes de Hezbolá.
  
"El tema no es coyuntural por las fiestas, sino estructural", criticó el rabino, quien comparte una visión y luego opinó que "la seguridad tiene que ser integral, dentro de los edificios, en las fronteras y en todo espacio".
  
La organización terrorista libanesa pro-iraní es acusada de haber perpetrado el ataque a la sede de la AMIA, ocurrido en Buenos Aires el 18 de julio de 1994 con un saldo de 85 muertos, y la voladura de la Embajada de Israel en Argentina, que sucedió en el 17 de marzo de 1992, en la que fallecieron 29 personas.
Opiniones (0)
23 de noviembre de 2017 | 11:15
1
ERROR
23 de noviembre de 2017 | 11:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia